www.diariocritico.com

Vuelta para De Mora y ovación para Lamelas

San Isidro también votó: por reírse de la afición con una pasarela de 11 inválidos y descastados toretes

lunes 26 de mayo de 2014, 00:02h
Tres toros de PEÑAJARA (el resto, devueltos por inválidos) y sobreros El Cortijillo (1º bis), Torrealba (3º bis), Los Chospes (3º tris), Conde de la Maza (4º bis), La Rosaleda (5º bis) Todos sin trapío, justos de fuerzas y/o inválidos; todos descastados, 3º peligroso. VÍCTOR PUERTO: silencio; silencio. EUGENIO DE MORA. silencio; vuelta. ALBERTO LAMELAS: ovación tras aviso; silencio. Plaza de Las Ventas, 25 de mayo, 16ª de la Feria de San Isidro. Dos tercios de entrada.
Los taurinos profesionales y sus imprescindibles cómplices hace años que lo tienen claro a la hora de elegir. No es menester que sea una jornada de comicios, como la de este 25-M. Quia. Les da igual. Son inasequibles al desaliento, como se rezaba bajo la dictadura franquista. Ellos siempre apuestan por el más puro y desvergonzado atraco a mano armada a la sacrosanta afición, por llevárselo crudo cuanto antes, por la corrupción y por todo lo que ustedes quieran añadir. 

De ahí que ocurran sucesos -que es en la sección donde debía aparecer esta crónica- como el de este domingo electoral en Las Ventas, donde se igualó el récord de toros o lo que fuera aquello devueltos al corral: cinco. Y aún así, porque el usía, César Gómez, no fue más valiente y desenfundó moquero verde en al menos otras dos ocasiones, con lo que estaría en el absurdo libro de los récords inútiles. Claro que, en este caso, la autoridad -¿a quién defiende?, como gritaba el pobre Salva desde el sanedrín sabio del 7- no fue lo peor. Quia.

Porque para semejante estafa es justo y necesario, condición imprescindible, que los veterinarios aprueben semejantes piltrafas de toros podridos, sin trapío para Madrid y feos feos feos de hechuras, además de justos de fuerzas y descastados en cantidades industriales. Y es justo y necesario, condición imprescindible, que la empresa los compre, seguro que a precio de saldo, y los intente colocar en las corridas, lo que casi siempre consigue. Con la complicidad, aquí sí, en los reconocimientos, de la autoridad.

Basuras semejantes a toros

De modo que el suceso o festejo fue una pasarela de inválidos de tropecientas mil divisas, todas podridas, todas descastadas, hasta ver salir por chiqueros 11 basuras de semejanzas de toros, basuras por fuera -el sobrero de El Cortijillo se descepó un pitón, y hubo de devolverse- y por dentro. Con la tremebunda sospecha de que si eran de tropecientas mil procedencias, porqué estaban igualados en su invalidez, ¿qué pasa en los corrales, qué?

En fin, que hora y media después de comenzado aquello sólo se habían matado dos toros, y que, gracias a que el usía no devolvió alguno que otro que lo merecía y que la gente se cansó de protestar, el infame festejo 'sólo' acabó a las diez de la noche. La parte más débil de todo este entramado de sinvergonzonerías fue para la tena de coletudos, que intentaban un triunfo redentor.

Aunque en tal aspecto, el cartel también era muy malo, gracias a la enorme 'imaginación' de la empresa, al colocar a dos espadas cuarentones que hace años dejaron de interesar, Víctor Puerto y Eugenio de Mora, -seguro que hay tropecientos mil matadores jóvenes deseosos y con méritos de que se les anuncie en lugar de a estos-junto a otro, Alberto Lamelas, que posiblemente tenga aún mucho que decir, si le dan oportunidades.

Pero no como ésta, a pesar de lo cual se jugó la vida de verdad de verdad de la buena frente al peligrosísimo tecero que desarrolló mucho sentido y le buscaba; ya nada pudo hacer con el amorfo que cerró suceso. Y sería justo y necesario verle de nuevo por Las Ventas (a Lamelas, no al toro). Víctor Puerto no tuvo opciones ante sus dos inválidos, y De Mora, que tampoco la tuvo con su primero, echó por el populismo -toreo de rodillas inlcuido- para ganarse a un público deseoso de ver algo y pegarse una vuelta al ruedo de escaso fuste.  

Rechazados novillos y toros de lunes y martes

Pero la tomadura de pelo desvegonzada de estos taurinos que se están cargado la Fiesta, de la que viven -así son de listos- y sin necesidad de antitaurinos, continúa. Por ejemplo, la novillada de este lunes -en la que el lesionado Martín Escudero va a ser sustituido por Román, triunfador en la primera del ciclo-, del  hierro de Guadaira, fue rechazada íntegramente por una de Montealto, ¿cómo serían de becerrillos? 

Y para la corrida de toros del martes, de dos de los más famosos hierros podridos, Pereda y La Dehesilla, sólo se aprobaron 2 de las 9 piltrafas que presentó el ganadero, ¿cómo serían los novillitos? De modo que, cual el bipartidismo político, ellos sólos se lo cargan, aunque aquí, a diferencia de la política, no hay ninguna novedad, ningún 'Podemos'. Estamos perdidos.


-PINCHE AQUÍ PARA VER TODAS LAS INFORMACIONES Y CRÓNICAS DE LA FERIA
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    28259 | huno - 26/05/2014 @ 08:58:43 (GMT+1)
    Y es que la gente no aprende, volverán a comprar entradas para sentirse otra vez estafado. Adiós a la fiesta gracias a los que se enriquecen de ella. Tienen que ganar mucho y muy rápido, se les acaba el chollo...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.