www.diariocritico.com
Europa se tambalea

Europa se tambalea

lunes 26 de mayo de 2014, 08:37h

Con los resultados escrutados en las elecciones al Parlamento Europeo en todos los países de la UE, asistimos a un verdadero cambio de rumbo que fijará un antes y un después en la historia reciente de los países de la Unión. En Francia avanza imparable la extrema derecha de Marine Le Pen, fruto de las políticas permisivas en cuanto a inmigración y a la perdida de poder adquisitivo de los ciudadanos por una crisis sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. Francia ha sido y es el país de referencia en estos comicios, porque de alguna manera se esperaba este descomunal avance del Frente Nacional, contra el partido socialista del presidente francés, François Hollande, que queda relegado a la tercera posición con sólo un 14% de los votos.

El antieuropeísmo emerge con fuerza por la crisis de valores de una Unión Europa que deja al margen a los ciudadanos de cada país y apuesta por el descontrol en la banca, el comercio, en las exportaciones, y no es capaz de frenar las aspiraciones capitalistas de los empresarios sin escrúpulos que contratan mano de obra extrajera, dejando en la calle a cientos de miles de ciudadanos y recortando en políticas sociales a diestro y siniestro. Pero no sólo ha sido Francia el más castigado por los ciudadanos en estas elecciones, en el Reino Unido también avanzan los euroescépticos y se perfilan cambios importantes en casi todos los países.

Probablemente esto tenga que ser así, y sean ciclos económicos y políticos que vienen marcados por normas que los de a pie no conocemos. Pero como hombres libres de un continente en el que habitamos, tenemos la obligación y la voluntad de cambiar el mundo para que las generaciones venideras no se encuentren con el mismo despropósito con que vivimos ahora, y no sólo eso, sino para darle sentido a revoluciones que existieron anteriormente.

Según el país de que se trate, así cambian los sentimientos entre la derecha y la izquierda, entre los que gobiernan y los que ejercen de oposición, digo ejercen porque en la realidad, en países como España, ni hacen oposición ni mantienen criterios claros sobre su ideología, consiguiendo con ello que muchos jóvenes se aparten de esa filosofía anticuada y retrograda, que mantiene a corruptos en altos cargos y se disperse el voto en nuevos partidos que, de momento, se perfilan como paladines de las buenas prácticas democráticas y abren una brecha de aire fresco y nuevo en la encasillada política del PPSOE.

Creo sinceramente que la Unión Europea puede funcionar, me considero proeuropeo en lo que tiene que ver con crecer juntos y realizar políticas de desarrollo común, que además creo que para eso se fundó este invento, pero si no se tiene cuidado, cada uno en su país, con la responsabilidad que tienen los ciudadanos a la hora de sancionar las malas decisiones políticas, sobretodo en lo referente a la economía, se puede ir al traste todo lo avanzado y volver a la situación que teníamos antes en nuestros respectivos países.

No son pocos los partidos que abogan por el desmantelamiento de la Unión Europea, como no son pocos los que culpan de todos los males de esta sociedad a los que transitan por ella sin papeles ni contratos de trabajo, pero que son beneficiarios de nuestros sistemas de salud y servicios sociales, con lo que se crea el caldo de cultivo que hemos visto en estas pasadas elecciones, donde los partidos radicales avanzan y preparan el terreno para algo que puede ser mucho peor. Algunos países han traducido estos comicios en abstención y descontento generalizado con las políticas que se llevan a cabo, y en otros, como en España se ha abierto una importante brecha en el bipartidismo que dudo mucho que se pueda volver a cerrar si se sigue gobernando de espaldas a los ciudadanos con políticas injustas y permitiendo que sea la banca quien toma las decisiones importantes que nos afectan a todos.

Lo que ha pasado este 25 de mayo no es más que el anuncio de lo que está por venir, y que debería ser motivo de reflexión urgente por parte de todos los que tienen alguna responsabilidad de gobierno, sea de corte europeo, nacional o de comunidades autónomas, porque lo que muchos ciudadanos van a percibir a partir de ahora es que Europa se tambalea.

Ismael Álvarez de Toledo

Escritor y periodista

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios