www.diariocritico.com
La Gran Coalición PP-PSOE, a punto de materializarse... en Europa

La Gran Coalición PP-PSOE, a punto de materializarse... en Europa

- Juncker trata de ganarse el apoyo de los socialistas que podrían forzar la aparición del tan rumoreado 'tapado' para sustituir a Barroso al frente de la Comisión Europea

lunes 26 de mayo de 2014, 15:54h
El aún secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su número uno para las europeas, Elena Valenciano, negaron por activa y por pasiva durante la campaña que pudiera llegar a materializarse una Gran Coalición PP-PSOE como pedían algunas voces, sin embargo el resultado electoral deja un Parlamento Europeo abocado a la alianza entre los dos grandes partidos. Jean-Claude Juncker, candidato de la fuerza más votada, el PPE, ya se ha postulado para sustituir a Barroso al frente de la Comisión, pero necesita los votos socialistas. La Gran Coalición a nivel europeo parece inminente, ahora bien... ¿Le apoyarán o negociarán los jefes de Gobierno una tercera vía como avecinaba la teoría del 'tapado'?

- Especial: 'España, un país en elecciones'
La estrecha victoria del PPE en las elecciones europeas obliga a este grupo a negociar con los demás de la Eurocámara, en especial con los socialistas, en busca de una coalición para escoger al nuevo presidente de la Comisión Europea. Una negociación que se llevará a cabo en paralelo a la cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) que analizaran este martes los resultados electorales.

El PPE y su candidato, Jean-Claude Juncker, han reivindicado la victoria electoral al conseguir 214 eurodiputados de una Eurocámara de 751, pero su inmediato seguidor, los socialistas (S&D) y Martin Schulz, con 189 parlamentarios, quieren también constituir una mayoría y quedarse con la presidencia de la Comisión Europea (CE). La negociación no parece fácil.

"El PPE es el gran perdedor de estas elecciones, el PPE que ha dirigido Europa durante los últimos cinco años y durante una crisis extremadamente profunda que ha afectado a millones de europeos", afirmó el presidente de los socialistas europeos, Sergei Stanishev, que recordó que los conservadores han perdido el 20% de los votos.

Sin embargo, Juncker, aún confía en obtener ese apoyo que los socialistas por ahora le niegan y señaló que "no vale la pena hacer demasiadas conjeturas. La única opción posible es la gran coalición entre los dos grandes partidos".

Cuestión de aritmética

La estrecha diferencia entre ambos les obliga a intentar formar una coalición con otros grupos políticos de la Eurocámara, y entre ellos destacan los liberales de ALDE. El grupo del ex primer ministro belga Guy Verhofstadt se presenta con sus 66 escaños como bisagra para los dos partidos mayoritarios, pero no como llave maestra. De momento, la respuesta del liberal belga es atenerse "a un programa diferente al de los cinco últimos años... Quizás al nuestro". No obstante, al PPE no le bastaría con el apoyo de los liberales ya que juntos sólo alcanzarían 280 escaños. 

Por su parte, el grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo (PE) no descartó apoyar con sus 53 votos al Partido Popular Europeo (PPE) para que coloque a su candidato al frente de la Comisión Europea (CE) siempre que tenga en cuenta los principios ecológicos que defienden. No obstante, dejan la puerta abierta a terceras vías dada la flexibilidad que aportará la gran heterogeneidad de la nueva Eurocámara. Eso sí, la copresidenta de los Verdes, Monica Frassoni no parecía muy favorable a dar siquiera una oportunidad al socialista Martin Schulz a quien echó en cara haber alimentado el populismo tratando de arañar votos utilizando su nacionalidad.

Es decir, incluso si Juncker lograse el apoyo de liberales y verdes (333 escaños) no tendría suficientes apoyos para alcanzar los 376 votos de la mayoría absoluta requerida.  Todo parece indicar que finalmente habrá una negociación PP-PSOE para que a mediados de julio sea escogido en el Parlamento Europeo el próximo presidente de la Comisión a propuesta del Consejo Europeo. De no lograrse en una primera votación, los Veintiocho podrían presentar un segundo candidato. 

Difícil negociación en el PE y en el Consejo Europeo

La lectura que hacen los analistas, como el director del programa europeo del instituto Bertelsmann Stiftung, Joachim Fritz-Vannahme, es que Juncker, "como exprimer ministro de Luxemburgo está acostumbrado a las coaliciones, grandes o pequeñas". "La cuestión, más que encontrar la mayoría en el PE, es lograr el respaldo del Consejo Europeo, en donde ya (el primer ministro británico,) David Cameron ha anunciado su firme oposición a Juncker", dijo el experto.

Respecto al S&D, que encara el mismo problema de no disponer de una mayoría y tener que buscarla, Fritz-Vannahme consideró que ello "no se lo pone fácil a Juncker, pero al final para los socialistas serán una manera de negociar para conseguir otros importantes puestos".

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reunirán el martes en Bruselas en una cumbre informal para analizar los resultados de estos comicios, en los que además de negociar el nombre del futuro sucesor del actual presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, tendrán que hacer una reflexión ante el elevado voto que han conseguido las formaciones euroescépticas y antieuropeas.

¿Aupará el Consejo Europeo a un 'tapado'?

Hay que tener en cuenta que  a pesar de que las principales familias políticas se acudió a las urnas con un candidato para presidir la Comisión, los líderes europeos tienen la posibilidad  de proponer un nombre diferente al de Juncker, que por otro lado no ha ido en ninguna lista electoral. Esto se debe a que el Tratado de Lisboa obliga por primera vez a tener en cuenta el resultado electoral para escoger al presidente de la Comisión, pero no establece una traslación directa entre las propuestas de los partidos en campaña y el nombramiento de su candidato. Por este motivo, podría surgir un 'tapado'.

El candidato conservador reconoce que aún necesita la nominación del Consejo Europeo para dirigir la CE y aún así Juncker subrayó que a la reunión del martes con los líderes no llegará "de rodillas" sino "como ganador" de las elecciones. Destacó el aval de las urnas para convertirse en el próximo líder de la CE y reiteró que es para ese puesto y no para el de presidente del Consejo Europeo por el que ha hecho campaña.

El director del instituto Open Europe, Mats Persson, opinó por su parte que aunque la victoria del centroderecha indica que el sucesor de Barroso debería salir de entre sus filas, también señala que "los líderes de la UE, con el firme apoyo de Reino Unido, podrían elegir a otro candidato". 

De momento, fuentes diplomáticas han señalado que los líderes no hablarán mañana de candidatos particulares sino que más bien intentarán ponerse de acuerdo en el proceso para seleccionar al siguiente presidente del Ejecutivo comunitario. Entre los candidatos alternativos a Juncker podrían estar otros políticos de centroderecha como los primeros ministros de Finlandia, Jyrki Katainen, de Irlanda, Enda Kenny o de Polonia, Donald Tusk
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios