www.diariocritico.com
'Lágrimas de cocodrilo': Mirada joven

'Lágrimas de cocodrilo': Mirada joven

viernes 30 de mayo de 2014, 19:52h

Lo más misterioso de la literatura, que es puro misterio en el fondo fondo de sí misma, es lo que nos revela y nos ilumina del mundo, del tiempo que nos toca. Leer a los jóvenes, en este momento, es más que aconsejable. Yo propongo, hoy, dos: Izara Batres y Germán Huici Escribano.

Comparten editorial, Ediciones Xorqui, y van a compartir presentadora en la Feria del Libro: la que esto firma. Les diré que da una sensación curiosísima presentar dos novelas de la generación hijos, éstos que rondan los treinta. Por un lado, orgullo. Por otro, esa cierta nostalgia de la juventud perdida. Y por fin, y ya más en concreto, una punta de vergüenza, por el mundo que se encuentran y al que tienen que encarar, y encaran.

Son dos novelas muy distintas, pero que comparten muchas cosas, muchas. La de Izara Batres, ENC o El sueño del pez luciérnaga, es el relato coral -son varios los personajes y las voces narradoras- de un Madrid, más que bohemio, nochero, por cuyos garitos, pero también calles y barrios, y pisos de estudiantes, deambulan chicos y chicas más o menos universitarios, más o menos próximos al mundo del espectáculo, buscando su primer trabajo o desempeñando otros francamente decepcionantes, en fin, ideando sus vidas y chocando con la vida. Germán Huici Escribano articula su novela, La espera, en las sucesivas conversaciones entre dos amigos, uno de ellos, seriamente enfermo. Diálogos sobre todo lo divino y lo humano -quiero decir: sobre la literatura y el arte, la filosofía y la música, el cine, quizá sobre todo, el cine- y llenos de humor, lo que no es tan fácil en esa habitación de hospital descrita sucintamente: la luz y el color. Pero son muy jóvenes, y hay amores sobre los que cotillear, y hay  recuerdos comunes desde la infancia, y hay confidencias inesperadas, y risa. Es una novela iniciática, que se produce justo al final de la adolescencia. Que consigue una sutil angustia: la de hacer notar, por encima de la charla, el paso del tiempo, que, entre visita y visita se vuelve habillmente perceptible. Y la muerte: los dos protagonistas saben, y el lector también lo va sabiendo. Aunque no lo digan.

Que qué tienen que ver? Pues lo generacional. El mundo que levantan con sus novelas es el de los jóvenes a los que se les ha robado el futuro. Que están "sobrepreparados", que son cultos, que se mueven en las redes sociales, que han sido educados con la televisión, la publicidad, todo el cine en DVD, la música postpop. Y que, sin edad todavía para ser cínicos, ensayan un escepticismo muchas veces roto, felizmente, por la rebeldía y la necesidad de innovación, de renovación. Vamos, esa generación que está ahí, cada vez menos conforme con lo que les pasa, con lo que nos pasa a todos, sólo que nosotros ya estamos amortizados. Ellos no. Y eso no lo dicen ellos, lo digo yo.

Estamos viviendo tiempos raros. Convulsos. Parece que la resignación que ha sido la tónica en los últimos y terribles dos años, está llegando a su fin. Estas novelas han sido escritas en plena crisis, apenas el 15M aparece en la de Izara Batres, y la de Germán Huici Escribano fue escrita poco antes, pero créanme: se entiende mucho mejor lo que está pasando. Porque se entiende también mucho mejor a sus protagonistas, a los que les toca serlo.

Ellos tendrán que generar sus críticos, cada generación lo hace. Yo soy de la generación del 68, que es referencia importante para los dos. Y es otra pertenencia, que hay que dejar clara, porque, se diga o no se diga, es un punto de partida de la crítica.  Y conviene decirlo, para que nadie se llame a engaño. Ahora, en cuanto firme esta columna, empezaré a leer Rosa enferma, el libro que Leopoldo María Panero entregó a Antonio Huerga pocos días antes de morir, y que acaba de publicar Huerga & Fierro editores. No digo yo que sea una metáfora, porque todavía hay mucha guerra que dar. A mí me gustaría darla con ellos: de ahí la ilusión que también me hace darles la bienvenida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios