www.diariocritico.com
¿Nuevos tiempos?

¿Nuevos tiempos?

sábado 31 de mayo de 2014, 19:31h
Pasa algo importante y no puedo escribir de otra cosa. Pasa algo que ha soliviantado a todo lo que lo rodea menos al PP, pues lo percibe como un antagonismo que podrá derrotar con el miedo social a ese antagonismo, y con la bajada de impuestos. Los demás piensan que en ese algo que ha pasado hay un mensaje para ellos. Como le ocurre al PSOE y a IU. Más al primero, que administrará una derrota mayor de la esperada. No como IU que ha de administrar una victoria menor de la pretendida.

Los socialistas sienten que son el granero de Podemos. Sienten que el soplo de juventud de la sociedad mira para otro lado, y que en ese movimiento espontáneo están parte de las señas de identidad de lo que fueron ellos. Por eso cuando el pragmatismo senil de Felipe González ha entrado en escena, mostrando la luz de la malvada realidad, le han recordado el pragmatismo idealista que tuvo al principio, cuando perseguía lo imposible para conseguir lo mejor de lo posible.

El PSOE se ha tenido que rajar las vestiduras en la plaza pública. Abrir las ventanas. Tirar las cortinas. Azuzar el polvo de los muebles. Pero quizá no percibe que el problema de fondo es de rostros. O sea, la forma forma parte del fondo. Es el tiempo de los más ajenos a los errores económicos de Zapatero. El tiempo de caras que no nos suenen desde hace varias décadas. El PSOE tendrá que meterse en las venas aire puro en forma de rostros nuevos, ideas nuevas, y luego, con esa juventud sin rémora, conseguir el aplauso de las calles, los bares, los corazones, y a la vez dar luz sobre las ingenuas percepciones chavistas o castristas de Podemos, para que la sociedad perciba que aun así, machacados a recortes, todavía nos queda mucho que perder.

El sentimiento chavista de Podemos no puede navegar por el agua europea. Pues Europa no es una finca de cuatro terratenientes o generales trogloditas. En Europa nació el capitalismo, como demuestra Weber en "La ética protestante y el espíritu del capitalismo". Las clases medias aquí tienen grabada la idea protestante de que el capitalismo es la moderación racional del instinto desmedido de lucro.
 
Sin embargo, salvando esa fantasía de su programa electoral, Podemos ha dado en el centro de los dos grandes problemas del inicio del siglo: el desamparo ante el capitalismo mundial (Piketyy) y la anemia democrática estancada. Respecto a lo primero es bueno que el capitalismo sienta, si recorta derechos y quiere volver al siglo XIX, que el conflicto de clases está servido y es poco inteligente azuzarlo. Y en lo segundo que los partidos sientan que tienen que abrirse y superar su endogamia con algo más que palabras. Podemos ha ofrecido cercanía a la gente. Y la gente ha contestado. Tomen nota unos y otros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.