www.diariocritico.com
Lo importante ahora es el futuro

Lo importante ahora es el futuro

lunes 02 de junio de 2014, 12:30h
Hay que contemplar la abdicación del Rey, pedida varias veces desde este periódico entre otros muchos medios, con el mayor respeto. Y con optimismo. El Monarca, mermado en su capacidad física y sujeto a tensiones por algunos errores pasados y por acontecimientos por venir, como el 'proceso Urdangarín', ha tomado una decisión dura y difícil para él, que aceptamos como un último servicio a España. Al tiempo, lamentamos la posición de quienes, desde una muy legítima posición republicana, quieren ahora abrir un peligroso melón, el del referéndum sobre Monarquía sí-Monarquía no. Es lo que el líder de 'Podemos', Pablo Iglesias, se ha apresurado a pedir desde las pantallas de las televisiones que le acogen. Creemos que conviene ahora más que nunca acogerse a la máxima ignaciana según la cual 'en tiempos de crisis, no hacer mudanza'. Y modificar la forma del Estado sería la mayor, la más peligrosa, mudanza que ahora se podría poner en marcha.

Se abre una nueva era en la que, sin embargo, habrá que cambiar cosas. Muchas cosas. Muchas más, evidentemente, de lo que le gustaría a un Gobierno partidario de dejar que los problemas se pudran. Algo que le ha dado buen resultado hasta ahora, pero que no tiene por qué seguir dándolo de ahora en adelante, cuando los problemas, como Cataluña y el desánimo nacional, las desigualdades y la inadecuación de las leyes con la coyuntura actual, se adensan. Tenemos la sensación de que el Príncipe Felipe, el ya inminente Felipe VI, es plenamente consciente de que no podrá reinar como su padre, de que tendrá que ganarse el puesto cada día. Hasta ahora, Don Felipe no ha cometido ninguno de los errores de su padre, aunque cierto es también que no ha podido tener el protagonismo deseable. Del hasta ahora heredero esperamos lo mejor, pero su papel con las fuerzas políticas, su implantación territorial, tendrá que encontrar un nuevo marco. Y eso exigirá generosidad, amplitud de miras e imaginación por parte de los políticos. Ha llegado el momento de mostrar quién es estadista y quién, por el contrario, es un mero ejecutor de rutinas.

Lea también:

- El Rey pone fin a 40 años de Historia y abre la puerta a la 'era Felipe VI'
- De Felipe de Borbón, a Felipe VI: así es el futuro rey de España
- Biografía del Rey: el hombre que nos trajo la democracia
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios