www.diariocritico.com
El pueblo tiene la palabra

El pueblo tiene la palabra

lunes 02 de junio de 2014, 20:06h
La abdicación del jefe del Estado supone una circunstancia de enorme trascendencia histórica para nuestro país. Ante un acontecimiento de estas características, desde Izquierda Unida consideramos imprescindible que el pueblo pueda expresarse libremente como auténtico protagonista de los acontecimientos. Creemos firmemente que la soberanía reside en el pueblo, del que emanan los poderes del Estado, no en la Corona, y por ahí va a ir encaminada nuestra acción política.

Por ello, planteamos la necesidad de que se convoque un referéndum para que la ciudadanía pueda elegir entre Monarquía y República, que es lo mismo que decir entre Monarquía y Democracia. No queremos que se nos siga considerando súbditos sometidos a una institución hereditaria que en pleno siglo XXI resulta obsoleta e incomprensible en un Estado avanzado como el nuestro. Somos ciudadanos y ciudadanas libres, y queremos ejercer como tales. 

A partir de ese referéndum ha de comenzar un proceso constituyente, es decir, se debe iniciar la construcción de un nuevo proyecto de país que incluye más democracia, más participación y más derechos sociales. Estamos ante una gran oportunidad para dar respuesta a las demandas que de manera mayoritaria viene reclamando la sociedad desde hace ya demasiado tiempo.

La monarquía ha sufrido un profundo deterioro en los últimos años, un desgaste que han ahondado las prácticas presuntamente corruptas de miembros de la familia real. Como hemos expresado con reiteración y perenne insistencia, esta institución ha venido funcionando prácticamente desde sus orígenes con una opacidad y una falta de trasparencia inasumibles.

En esta manera de proceder ha contado con la impagable protección y la complicidad interesada del bipartidismo de PP y PSOE, que se han alternado en el Gobierno sin cuestionar nada y sin facilitar que se pudieran producir avances significativos hasta que ya era demasiado tarde para remediarlo.


Consideramos que la monarquía ha sido uno de los principales pilares de ese bipartidismo, con el que se ha retroalimentado sin solución de continuidad para llegar al punto en el que nos encontramos. De ahí que la decisión del rey de abdicar, anunciada públicamente por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esté estrechamente ligada con esa decadencia efectiva del sistema bipartidista, que se arrastra desde hace meses y que se ha hecho palpable tras las pasadas Elecciones Europeas del 25M.


La supuesta necesidad de buscar seguridad y estabilidad que algunos airean ya no puede servir de excusa. En una sociedad dominada por el paro, la desigualdad social, la corrupción y un sistema productivo perverso, la estabilidad sólo puede venir asegurada a través de la profunda conciencia democrática de nuestro pueblo y, sobre todo, de los hombres y mujeres que viven de su trabajo.

Salvador Allende, con gran criterio, dijo en su día que había llegado la hora de que el pueblo se pasee por las amplias alamedas que conducen a un futuro de esperanza. Nosotros estamos de acuerdo con ello y queremos la aplicación práctica de esta idea en nuestro país. Por eso, ahora más que nunca, defenderemos ese nuevo proyecto de país fruto de un proceso constituyente en el que se le dé al pueblo la voz que le corresponde y el ejercicio para poder tomar las decisiones que libremente acuerde. Es la hora del pueblo.


Todo sobre la abdicación del Rey
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios