www.diariocritico.com
El Rey cierra la puerta a la Transición

El Rey cierra la puerta a la Transición

martes 03 de junio de 2014, 08:45h
Digan lo que digan lo cierto es que la abdicación del Rey nos ha cogido a los periodistas con el pié cambiado, pendientes como estábamos analizando los resultados de las últimas elecciones al parlamento europeo, la perdida de votos de los dos grandes partidos y la irrupción de otros nuevos que, por las declaraciones de algún destacado dirigente del Gobierno, se diría que son los que han propiciado que este caballo de Troya llamado Pablo Iglesias haya entrado en las entrañas de la política española, cuando el problema no está en el numero de escaños obtenidos por Podemos, sino en la falta de sintonía de algunos lideres con el ciudadanito de a pie. Ese que sale a la calle y se manifiesta porque ya no puede más, después de haber perdido su casa, su trabajo, su calidad de  vida, y para quién el futuro es una incógnita, a la que nadie encuentra una solución que le impida seguir cayendo lentamente hacía el precipicio.

De ahí que la abdicación del Rey Juan Carlos me preocupe, me preocupe mucho como a tantos otros ciudadanos. No porque el Príncipe de Asturias no esté preparado para acceder al Trono y además hacerlo bien, sino porque con la muerte de Suárez, la marcha de Rubalcaba y la abdicación del Rey se cierra la última página de la historia reciente de nuestro país: la Transición.

39 años de paz, de prosperidad, son los que hicieron posible que este país despegase y pudiese restañar viejas heridas, saldar cuentas con un pasado que a veces está muy presente, gracias a una palabra hoy en desuso, consenso, en el que tuvo un papel destacado Don Juan Carlos.

Es cierto que el país necesita de savia nueva, que conecte con la calle, con las necesidades urgentes de los jóvenes y también de los mayores, pero sin olvidar que estamos en una situación difícil que necesita de hombres y mujeres con experiencia en la gestión, en la economía, en los gobiernos, en el trono.

Espero y deseo que el Príncipe Felipe tenga la misma mano izquierda que ha tenido su padre para contemporizar con los partidos de la derecha o de la izquierda, qué imprima a su reinado el sello de la moderación, pese a que los retos que tiene por delante: Cataluña, País Vasco, pero sobre todo deseo que no se olvide  de esos seis millones de parados, a los que la política de recortes ha dejado sin esperanza de futuro, de esos enfermos a los que la Ministra está dejando sin medicamentos que les permiten vivir con cierta calidad de vida, de de esos niños que queriendo estudiar lo tienen que hacer en situaciones extremas porque el ministro del ramo prefiere apoyar la excelencia de unos pocos, olvidándose de esos miles que no pueden acceder a ella.


 - Especial: 'Todo sobre la abdicación del Rey'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios