www.diariocritico.com
El maquinista cargará con todas las culpas del accidente de Santiago por la velocidad y el despiste

El maquinista cargará con todas las culpas del accidente de Santiago por la velocidad y el despiste

miércoles 04 de junio de 2014, 11:12h
La Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios ha concluido que las causas del accidente ferroviario ocurrido en Angrois el pasado verano fueron la "velocidad inadecuada" y un "despiste" del maquinista por responder una llamada de teléfono.
Así lo han señalado fuentes del entorno judicial, que han manifestado que la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios ha llegado a esta conclusión "tras analizar todas las posibilidades".


De este modo, han indicado que se han estudiado "todas las probables circunstancias" y han "llegado a esa conclusión", que el siniestro ferroviario en el que fallecieron 79 personas y más de un centenar resultaron heridas el 24 de julio de 2013 fue causado por una velocidad inadecuada y un despiste del maquinista por atender el teléfono.


Las mismas fuentes han resaltado que las conclusiones "están bien explicadas" en un informe de 266 páginas, que incluye una memoria de cien hojas y anexos con documentos que "justifican lo que dice el informe" elaborado por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios.


El citado órgano, dependiente del Ministerio de Fomento, ha analizado el material disponible, los registros de seguridad del tren y las declaraciones del maquinista, entre otras, para elaborar el informe.


El documento de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios ha sido enviado el martes al Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago de Compostela, que instruye la causa sobre el siniestro ferroviario.

De este modo, la Comisión de Investigación carga la responsabilidad básicamente en el maquinista obviando la falta de previsión a la hora de incorporar algún mecanismo automático de seguridad añadido que habría evitado la tragedia, según sostiene Jesús Arapiles, presidente de la empresa de diseño de maquinas BWS en Diariocrítico. Arapiles insiste en que si no se toman las medidas adecuadas volverá a suceder un accidente similar. "Hay que tener en cuenta que cada día se mueven cerca de un millón de ascensores sin que se conozcan casi accidentes porque están bien automatizados, frente a los incidentes de trenes que aparecen cada tres años aunque su número sea infinitamente menor", concluye Arapiles que indignado anima a los familiares de las víctimas a recurrir hasta el final.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    28527 | roxana - 06/06/2014 @ 21:36:45 (GMT+1)
    Todo el mundo sabe de "la ineficacia de los motivos de seguridad" que hubo en el accidente del descarrilamiento del tren de España el 24 de julio 2013 donde murieron casi 79 personas entre ellas una Mexicana YOLANDA DELFIN ORTEGA no se vale tanta injusticia ya que "el siniestro se podría haber evitado" no me sorprende que el dictamen haga recaer toda la responsabilidad del descarrilamiento en el despiste del conductor. "Si pudieran ocultar la culpa del maquinista, también lo harían", no tiene ninguna credibilidad, los directivos de la compañía ADIF siempre se negaron a declarar nunca dieron la cara, en lo personal siento tanta impotencia que sucedan estas cosas, me duele en el alma que esto haya ocurrido porque perdí alguien muy especial en mi vida, lo peor que no hagan nada para que esto no vuelva a ocurrir que triste de verdad. Ayudame a que esto se difunda y se haga justicia que paguen todos los responsables de la seguridad de los pasajeros que iban en ese tren.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.