www.diariocritico.com
Los mejores momentos de la cuarta temporada de 'Juego de Tronos'

Los mejores momentos de la cuarta temporada de 'Juego de Tronos'

martes 17 de junio de 2014, 18:12h
Se acabó la cuarta temporada de 'Juego de Tronos' y el resultado general es bastante positivo. Si bien no se ha cerrado con la brillantez de otras ocasiones, difícil superar el impacto emocional de la 'Boda Roja', los diez capítulos han dejado grandes momentos televisivos. Estos son mis favoritos (Atención este texto contiene spoilers sobre la serie):
Las dos espadas

Tywin ha sido el gran protagonista de la temporada, suyo ha sido el poder absoluto de Poniente. El jefe de la casa Lannister ha saboreado el éxito de todos sus planes y solo se ha visto vencido por el lado que menos hubiese imaginado, su propia familia. Pero volvamos al primer capítulo de la temporada, un radiante Tywin funde la espada de Ned Stark, Hielo, para fabricar dos nuevas espadas para su Casa, una para su hijo Jamie y otra para su nieto Joffrey. A pesar de todo su oro son las primeras espadas de acero valirio que tienen en su poder los Lannister. Con la 'Boda Roja' todavía reciente, mientras se funden las espadas suena 'Las lluvias de Castamere', el hombre más temido de los Siete Reinos consolida su posición de poder absoluto, sin tener que sentarse en el incómodo trono de hierro

La muerte de Joffrey

'El león y la rosa' dejó para el recuerdo la muerte de uno de los tipos más odiados de la historia de la televisión. Un psicópata con corona que ha hecho más por la causa republicana que Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Bromas aparte el asesinato de Joffrey (tras una nueva confirmación de lo que había dicho su tío sobre él: "Hemos tenido reyes crueles y reyes idiotas, pero no sé si alguna vez habíamos sido maldecidos con un cruel idiota como rey") ha sido la menos llorada de una serie muy dada a hacer desaparecer a sus protagonistas.

El Perro y Arya

Sin duda lo mejor de la cuarta temporada, la química que ha desprendido la pareja formada por la pequeña de los Stark y el temible Sandor Clegane ha hecho que en la serie su relación se haya visto mucho más reforzada que en los libros. Todos y cada uno de los momentos compartidos por esta extraña pareja han sido memorables, sobre todo porque uno no es tan despreciable como cree ser y la otra no es tan entrañable como parece. Incluso ese final con la pelea entre Clegane y Brienne ha supuesto una mejora con respecto a los libros (cosa que no ha sucedido con la historia de Bran), a pesar de que por momentos parecía inspirada por el Tyson-Hollyfield.

El juicio a Tyrion

En un reparto que ha tenido grandes momentos, Peter Dinklage, el encargado de dar vida a Tyrion Lannister, ha vuelto a ser el que más ha destacado, siendo un claro candidato para los Emmy del año que viene. Entre sus muchos grandes momentos el mejor ha sido el de la farsa de juicio en su contra urdido por su padre y su hermana. Dispuesto a volver a representar su papel de cínico por encima de todo, el mundo del pequeño de los Lannister se derrumba cuando descubre a su amada Shae declarando en su contra. Es entonces cuando dispara a bocajarro toda su ira y rabia: "Yo no lo hice... Yo no maté a Joffrey pero quisiera haberlo hecho. Ver a tu maldito bastardo morir me dio más placer que mil putas mentirosas juntas..." Una frase con la que se despacha a gusto con su hermana Cersei pero también contra su padre, sacando a colación el origen bastardo de Joffrey, y contra Shae, por aquello de la profesión más antigua del mundo.

La Víbora Roja

El MVP al mejor nuevo personaje es para Oberyn Martell, al que ha dado vida el actor chileno Pedro Pascal. Es increíble que a estas alturas, cuarta temporada, la serie pueda seguir sacando personajes tan interesantes como el de Martell, capaces de robar todas las escenas en las que sale. Desde el minuto uno de su llegada a Desembarco del Rey, el Príncipe de Dorne ha sido una amenaza latente para los Lannister, dispuesto a vengar sin más demora la muerte de su hermana Ellia a manos del sicario de Tywin, Gregor Clegane, más conocido como la Montaña. Quizás mi momento favorito haya sido en la boda de Joffrey cuando con una sola frase deja claro a Tywin y Cersei que no va a ser fácil lidiar con él: "Hay lugares donde los nacidos de alta cuna desprecian a los nacidos humildes, y otros en los que la violación y asesinato de mujeres y niños es de mal gusto. Qué suerte, ex-Reina Regente, de que Myrcella haya sido enviada a un lugar de este último estilo". Oberyn ha estado tan bien que, a pesar de haberme leído los libros y saber que iba a morir, todavía pensaba que iba a ser él el que acabase con la Montaña en la famosa pelea.

Lea también:

- 'Star Wars VII' ficha a Lupita Nyong'o y... a ¡Brianne de Tarth!
- Recomendaciones para la Feria del Libro: diez grandes novelas del siglo XXI
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios