www.diariocritico.com

Un ambicioso Plan de Reforma del Casco Histórico a punto de concluir

martes 15 de julio de 2014, 10:23h

Más de 20 millones de euros es la cifra que ha invertido el Ayuntamiento de Guadalajara en el denominado Plan de Reforma del Casco Histórico, que se inició en el año 2009 y que ha hecho posible la reforma integral de calles tan importantes como la calle Mayor, Plaza Mayor, Plaza de Moreno, Plaza Beladíez, calles La Mina y Calnuevas, el entorno de las calles Pareja Serrada, Barrionuevo, Ángel Martín Puebla, Cuesta de Calderón, Luis Pizaño y por último, Ingeniero Marino, Ramón y Cajal y todas sus adyacentes como La Ronda, Pescadores, Benito Hernando, Sinagoga, Teniente González Herranz, Cuesta Calderón, Francisco Torres, Francisco Cuesta, Doctor Creus y Fernando Palanca.

El Ayuntamiento de Guadalajara, como demuestra esta enumeración de calles, ha rehabilitado buena parte del callejero del centro de la ciudad. Quedan dos proyectos, que comenzarán a ejecutarse este verano, para poner el colofón a un plan muy ambicioso de reforma del Casco Histórico que ha supuesto un antes y un después para la ciudad.

Este verano, el Ayuntamiento cumplirá con su compromiso con los vecinos y comenzarán las reformas integrales de las calles Miguel Fluiters, Teniente Figueroa, Cronista Juan Catalina y Horno de San Gil dentro de un mismo proyecto; y casi de manera simultánea la remodelación completa de la Plaza de Dávalos y su entorno entre las que destacan las actuaciones que se llevarán a cabo en calle y travesía de Alvarfañez de Minaya, La Normal, Francisco Quevedo, Plaza y calle San Juan de Dios, Cuesta de Dávalos y Doctor Román Atienza.

El único objetivo de este Plan de Reforma del Casco Histórico era dar una imagen renovada a calles abandonadas durante años para incrementar el nivel de vida de los vecinos. No hay que olvidar que todas estas actuaciones tienen un coste elevado económico y una dilación de los trabajos en el tiempo porque son obras que no se quedan en la superficie ni en un simple lavado de cara.

Todas las remodelaciones o reformas integrales que ha realizado o realizará el Ayuntamiento de Guadalajara en el centro de la ciudad comienzan en el subsuelo y llegan al vuelo, lo que conlleva que se renuevan redes de abastecimiento y saneamiento, recambio alumbrado público, soterramiento de cableado de servicios como luz o teléfono, renovación de calzada y aceras, supresión de barreras arquitectónicas y sustitución de elementos de mobiliario o señalización que han sido vandalizados.

Sin duda, las obras son molestas y el ser humano, a priori, es reacio a cualquier cambio pero lo cierto es que el resultado de las obras es mayoritariamente satisfactorio para vecinos de las calles remodeladas y ciudadanía en general. Ahí está el Eje Cultural por donde ahora se puede ver pasear a guadalajareños y grupos de turistas, o también la eliminación de malos olores que se produjo con la obra de Marín Pareja Serrada por poner dos ejemplos totalmente diferentes.

Desde el Ayuntamiento de Guadalajara esperamos que el centro gane vida con el devenir de ciudadanos para que pueda generarse actividad económica alrededor de las calles remodeladas. Un buen ejemplo de ello es la proliferación de terrazas que se produce con la llegada del buen tiempo en muchas de las calles rehabilitadas, una imagen que antes era impensable.

Queremos que los guadalajareños redescubran el casco histórico de Guadalajara porque todos somos responsables de que cobre vida. Si la imagen de la vía pública mejora, este es el primer paso de los muchos que hay que dar para que la inversión del Plan de Reforma del Casco Histórico fructifique y revierta en el tejido comercial de capital.

Por eso, desde estas líneas me atrevo a invitar a todos los vecinos de Guadalajara a que vayan al centro sin prisas. Que paseen por sus calles y disfruten de las muchas actividades culturales que se organizan en el casco histórico para que la meta de rehabilitar el casco histórico deje de ser una quimera y sea una realidad. Por parte del Ayuntamiento, no descansaremos en nuestro cometido de embellecer la ciudad, en cuanto a infraestructuras y programación de ocio, por el progreso del Casco Histórico de la ciudad. Y estoy seguro que, entre todos, lo conseguiremos.

Jaime Carnicero

Concejal Delegado de Obras Públicas de Guadalajara

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios