www.diariocritico.com
Podemos Guadalajara pide la dimisión de Mª Luisa Soriano por la gestión de los incendios

Podemos Guadalajara pide la dimisión de Mª Luisa Soriano por la gestión de los incendios

sábado 26 de julio de 2014, 12:16h

Podemos Guadalajara ha solicitado la dimisión de la Consejera de Agricultura, María Luisa Soriano "por el peligro que acarrea para el entorno natural de la provincia de Guadalajara su política en materia de Prevención y Extinción de Incendios Forestales y cuya consecuencia ha sido la devastación de cerca de 4.000 hectáreas de uno de los espacios naturales de mayor belleza y alto valor ecológico por su gran diversidad arbórea y animal".

La formación política asegura que "para los que somos de Guadalajara o descendientes o incluso visitantes habituales, el Alto Rey es uno de los símbolos de la provincia, uno de los corazones. Los que amamos esta provincia, nos hemos sentido estos últimos días consternados al ver como los alrededores de esta, para nosotros mítica montaña, junto con la zona de Aleas, era devastada a gran velocidad".

Creen que "de haber existido una infraestructura suficiente en materia de incendios", esta circunstancia, no se hubiera producido. 

"Hablamos de retenes que han pasado de 11 a 4 miembros, de un solo helicóptero, de una disminución al 66% del presupuesto destinado a la prevención y extinción de incendios, de la eliminación de cuatro patrullas cercanas al lugar del fuego, de la retirada de una torreta de vigilancia y todo esto se traduce en una reducción de los efectivos antiincendios, tanto humanos como materiales", critican.

Podemos Guadalajara señala que la Administración regional del Partido Popular "vuelve a ser incompetente y negligente en la gestión de prevención de incendios en Castilla-la Mancha" y critica que el Ejecutivo ignore "las indicaciones y propuestas de las organizaciones, agrupaciones y asociaciones expertas en medioambiente y que desinteresadamente realizan propuestas eficaces para la mejora y solución de los múltiples problemas medioambientales de la región". 

Recuerda, que en este caso, el Foro Medioambiental de Castilla-La Mancha que agrupa colectivos de trabajadores del sector medioambiental y agrupaciones ecologistas de Castilla-La Mancha, emitió un informe sobre la Campaña de Incendios del 2013 con una valoración muy crítica del desarrollo de esta campaña con respecto a los 1.000 incendios y 10.000 hectáreas quemadas el año pasado, a pesar de haber sido un año con un 50% más de lluvia. 

En este informe se apunta que los recortes (15% menos de personal y 50% de reducción de jornadas y horas laborables del resto de personal), la reducción de la vigilancia y los peores medios materiales provocando retrasos en las actuaciones y las imprudencias de la administración como cuestiones vitales para prevenir y sofocar los incendios.

"Sus propuestas de mejora de normativas para impedir que se utilice maquinaria de alto riesgo trabajando en campos y cunetas, fuegos artificiales, quemas de podas y rastrojos en las épocas de incendios así como la voluntad e implicación de las autoridades competentes han sido deliberadamente ignoradas. Lo que demuestra que una vez más son incapaces de realizar su trabajo de forma óptima", afean al Gobierno regional.

Añaden que "afortunadamente el gran trabajo realizado por los profesionales que en número insuficiente en el inicio, junto con el trabajo de los habitantes de los pueblos aledaños y agricultores, han evitado que el fuego afectara a núcleos de población y a la Reserva Fluvial del Pelagallinas, uno de los tesoros de la provincia".

Según todos los expertos en la materia, las cifras de incendios causados por la mano del hombre son muy elevadas y sólo entre el 5 y el 10 % de los incendios forestales tiene causa natural por lo que es necesario además aplicar medidas en la utilización y componentes de cosechadoras que eviten en cualquier caso la generación de chispas y en caso de que produzcan un conato, disponer del equipo adecuado para evitar su propagación.

"Lo ocurrido en la Sierra Norte no es más que la punta un iceberg de abandono continuo por parte de la Junta hacia la provincia de Guadalajara. Una provincia tradicionalmente nuclearizada, expoliada en sus recursos hídricos y que actualmente vive la amenaza del fracking en la zona donde nace el Tajuña", aseguran desde Podemos Guadalajara.

Finalmente confían en que aunque no se produzca la dimisión de Soriano "sea la última legislatura de Cospedal y del Partido Popular en Castilla-La Mancha. Hoy sus políticas de recortes han arrasado no sólo el símbolo de la Sierra Norte sino los sentimientos de los que amamos esta provincia y todo ello en medio del silencio del Partido Popular de Guadalajara, que antepone sus intereses personales y de supervivencia política, lo que los convierte en cómplices de estas políticas y de sus pésimas consecuencias en nuestra provincia ya que mañana le puede tocar al Alto Tajo, al Valle del Río Dulce o al Hayedo", concluyen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios