www.diariocritico.com
Artur Mas empieza a ablandarse: admite ya que el 9-N podría no haber consulta si bien descarta hablar de 'plan B'

Artur Mas empieza a ablandarse: admite ya que el 9-N podría no haber consulta si bien descarta hablar de 'plan B'

> "Cuando estemos más cerca espero poder volver a decir [que habrá votación] el 9 de noviembre, pero eso no solo depende de nosotros"

martes 05 de agosto de 2014, 15:07h
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha admitido este martes que celebrar la consulta de autodeterminación el 9 de noviembre no depende solo del Govern porque quiere que sea democrática, legal y en base al diálogo. No obstante, Mas ha apelado este lunes a la fortaleza psicológica y de carácter de los catalanes para superar las "montañas de desafíos y pruebas" que se presentarán los próximos meses ante la consulta soberanista prometida, y después de que el expresidente Jordi Pujol confesara que tuvo dinero en el extranjero durante más de 30 años.

El PP se declara harto de Mas, de su soberanismo y de que siga desaprovechando tantos "avisos y oportunidades"
En rueda de prensa para hacer balance de los primeros siete meses del curso, Artur Mas ha explicado que el proceso soberanista tiene unas fases que deben irse ejecutando y ver qué sucede: "En función de lo que vaya pasando iremos continuando nuestro plan, que es votar. ¿Cuando? Ahora le digo el 9 de noviembre".

Si Rajoy no impugna la ley...

"Cuando estemos más cerca espero poder volver a decir el 9 de noviembre, pero eso no solo depende de nosotros porque queremos hacerlo de acuerdo con el principio democrático, el diálogo y la legalidad", ha continuado, y ha sostenido que la consulta puede ser legal si el Gobierno central no impugna la ley de consultas con la que él prevé convocarla.

Mas ha argumentado que la consulta del 9 de noviembre no será ilegal si el Gobierno central "no la transforma en ilegal", y ha remarcado que él aspira a convocarla de forma legal basándose en la ley de consultas que prevé aprobar en septiembre el Parlament con el apoyo de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP.

"Que está legalidad se pueda mantener dependerá de las instituciones del Estado", ha abundado, y se ha dirigido al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, para decirle que, si no quiere autorizar la consulta, tiene la posibilidad de no entorpecerla hundiendo la legalidad catalana.

El presidente catalán ha asegurado que no se le podrá "acusar de cometer una ilegalidad" por convocar una consulta en base a una ley en vigor aprobada por la Cámara catalana, y ha hecho hincapié en que la ley de consultas no permite declarar la independencia sino que busca conocer la opinión de los catalanes.

Por ello, ha reclamado al Gobierno central que no se limite a pedir legalidad y diálogo, y tenga en cuenta también la necesidad de tener sentido democrático, algo que pasa por que "las leyes puedan ir acompasadas a la evolución natural de la opinión pública".

Pese a reconocer que el 9 de noviembre no depende solo del Govern, Mas ha remarcado que el objetivo principal es ese y "hay que poner toda la carne en el asador", y ha remarcado que, pase lo que pase, el único plan del Ejecutivo catalán pasa por que los catalanes voten.

En ese sentido, ha explicado que el proceso soberanista consta de varias fases y que la votación del 9 de noviembre debería ser la definitiva, por lo que ha descartado hablar sobre posibles escenarios que se abran si no hay consulta.

El Govern, "a punto"
A la espera de observar la actitud del Gobierno central una vez se convoque la consulta, Mas ha asegurado que el Ejecutivo catalán ha hecho en lo que va de año todos los deberes relacionados con la consulta: "Hemos hecho todos los deberes. Estamos a punto".

Ha defendido que en lo que va de curso el Govern ha avanzado en información --los 18 informes del Consell Assessor per a la Transició Nacional--, participación --Pacte Nacional--, diálogo --debate en el Congreso-- y determinación --ley catalana de consultas--.

Influencia del caso Pujol

"O tenemos fortaleza psicológica y de carácter como pueblo o acabaremos bajando la cabeza, y no para el tema de Pujol si no para superar todas las pruebas que vengan", ha recalcado en rueda de prensa en la última reunión del Consell Executiu antes del parón veraniego.

Tras asegurar que nadie sabe qué afectación puede tener la confesión de Pujol en el proceso soberanista, lo que "se verá en el tiempo", ha insistido en que los catalanes deben estar preparados para afrontar muchas pruebas, y que algunas serán más difíciles y dolorosas de superar que otras.

También ha argumentado que esto solo es posible si los catalanes están bien organizados, canalizan correctamente sus demandas y hacen las cosas bien, y ha recordado que tras la manifestación de la Diada de 2011 ya avisó de que nada sería fácil pero que todo es posible porque depende de los catalanes principalmente.

"Dos años después hemos tenido muchas pruebas y hemos tenido que superarlas, y tendremos que superar otras más difíciles", ha sentenciado.

Hay un "montón" de casos en otros sitios

Al preguntársele si teme que aparezcan nuevos casos de corrupción ante la cercanía del proceso soberanista, Mas ha confiado en que no ocurra en Cataluña ni en el resto de España, donde hay "un montón" de casos y, en su opinión, no se habla demasiado de ello.

Mas ha destacado también que muchos de los casos que están apareciendo corresponden a actuaciones de muchos años atrás, y ha celebrado que trasciendan y se juzguen estas actuaciones para hacer posible una regeneración política.

"Con las actitudes y las decisiones de ahora se demuestra que hay una voluntad firme de cambiar. No tengo la seguridad de que no aparezcan nuevos casos, pero mi deseo es que no y se resuelvan los que hay ahora", ha zanjado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios