www.diariocritico.com

PP: Tras el cierre del acceso de autobuses a Safont "está el sectarismo político"

>>El Ayuntamiento asegura que los técnicos municipales apuntan "graves deficiencias"

miércoles 10 de septiembre de 2014, 13:23h

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Toledo, Claudia Alonso, ha insistido en que detrás de la decisión del equipo de Gobierno de cerrar el acceso de los autobuses al nuevo remonte de Safont "no hay problemas de seguridad real, sino sectarismo político, premeditación y alevosía" del alcalde, Emiliano García-Page cuyo equipo de gobierno aseguraba ayer que se ha bloqueado el acceso por "serios problemas de seguridad vial".

  • La popular Claudia Alonso

    La popular Claudia Alonso
    EP

  • Javier Nicolás (izq.) y Rafael Perezagua (dcha.)

    Javier Nicolás (izq.) y Rafael Perezagua (dcha.)
    Diariocrítico de Castilla-La Mancha

La portavoz de los 'populares' en el Consistorio toledano reaccionaba con críticas a  la decisión del equipo de Gobierno de impedir que los autobuses accedan a las dársenas de dicho remonte pocas horas después de que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, cortase la cinta inaugural de esta infraestructura. "Da la impresión de que ha cerrado el remonte porque le ha dado la gana", ha criticado.

Según Alonso, el proceder del alcalde fue "mezquino", pues "si fuese un hombre como Dios manda hubiera tenido la valentía de decir delante de Cospedal lo que piensa de esta infraestructura".

Tras insistir en que a los técnicos municipales no les ha dado tiempo a supervisar los problemas de seguridad de la obra, ha precisado que el Ayuntamiento tiene la obligación de seguir todas las obras que se hacen en la ciudad y "si hubiera habido problemas reales de seguridad lo hubieran detectado antes de la inauguración y no con Perezagua mirando a ver si estaba bien puesta la hiedra".

"Según las explicaciones del propio alcalde no parece que haya problemas de seguridad y sí de sectarismo político", ha reiterado la portavoz del PP en el Consistorio toledano, que ha calificado a García-Page de "cobarde, mentiroso e indigno de ser alcalde de la ciudad".

"García-Page va a hacer daño"

"García-Page va a hacer daño a los toledanos, porque no le gustan las obras que inaugura Cospedal. Da la impresión de que este señor cierra el remonte por molestar a Cospedal pero a quién molesta es a los toledanos", ha lamentado.

Preguntada sobre la posibilidad de que el equipo de Gobierno no hubiera cerrado el acceso de los autobuses si se hubiese reunido la Comisión de Seguimiento como pidió el equipo de Gobierno toledano, Alonso ha dicho que "Page ve la gestión pública como enfrentamiento partidista" y, a modo de ejemplo, ha hablado de "la reticencia de Page a que se hagan las obras del hospital".

"Bajaron a lo que bajaron, sabiendo lo que iban a hacer y lo dijeron. Sabíamos todos que cuando se fuera Emiliano cerraban las escaleras. Emiliano se fue a Cuenca y los toledanos nos quedamos sin escaleras por sectarismo político. Así son los del PSOE, es el mismo que ha estado 30 años haciendo estas cosas, y esto es la puntita del iceberg, quedan ocho meses", ha añadido la edil del PP, que ha concluido pidiendo al concejal de Movilidad, Rafael Perezagua, que saque la orden que dio a los policías de cerrar el remonte, "a ver si la tiene".

Ayuntamiento: los técnicos municipales apuntan "graves deficiencias"

El portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Perezagua, por su parte, ha informado de que los técnicos municipales "dejan claro los problemas de seguridad vial y de inestabilidad del rodadero" en el entorno del remonte de Safont, por lo que ha pedido a la Junta de Comunidades, responsable de las obras, que resuelva las deficiencias antes de entregar la infraestructura al Ayuntamiento.

Durante la rueda de prensa para comunicar los acuerdos de la Junta de Gobierno Local, Rafael Perezagua ha dado a conocer los informes elaborados por el ingeniero municipal y el Jefe de la Policía Local con respecto al remonte de Safont. Ambos informes fueron elaborados a instancia del Gobierno Local toda vez que en la tarde del día anterior a la inauguración se tuvo noticia de la apertura de la infraestructura tras las obras realizadas por la Junta. En esos documentos se señala que la avenida de Castilla-La Mancha soporta diariamente más de 6.100 vehículos, por lo que la salida de autobuses puede suponer problemas para la seguridad vial.

Los informes indican la necesidad de establecer un control semafórico -sistema del que carecen de momento las instalaciones- para que la salida de los autocares se realice en condiciones de seguridad y advierten de los problemas de circulación que puede provocar el giro que deben dar los vehículos para incorporarse a la vía.

También se llama la atención sobre la falta de una correcta señalización vertical tanto para el acceso de los autobuses como para los peatones en todo el entorno. Además, el estado de los rodaderos que enmarcan el remonte presenta un estado que no ofrece garantías a los técnicos municipales, por lo que el equipo de Gobierno solicita que se constate por escrito por parte de la Junta la seguridad de esos terrenos.

Problemas de accesibilidad

Por estos motivos, a los que hay se sumar las deficiencias en materia de accesibilidad, el Ayuntamiento mantiene cerrado el acceso a las dársenas y exige a la Junta que subsane las deficiencias detectadas, creando para ello la Comisión de Seguimiento de la obra reclamada insistentemente por el Ayuntamiento para la correcta finalización y recepción de la obra por parte del Consistorio.

En este sentido, el concejal de Urbanismo, Javier Nicolás, ha desvelado que, ante el avance que este verano presentaba la obra, el pasado 25 de agosto envió un escrito al vicenconsejero de Fomento solicitando la reunión de la Comisión de Seguimiento para comprobar el estado de los trabajos y solucionar los posibles problemas, si bien no recibió respuesta a pesar de que también intentó contactos telefónicos.

Nicolás ha lamentado que la Junta de Comunidades haya actuado "de mala fe" en la finalización de esta importante obra que, en cualquier caso, no ha finalizado, como lo demuestra la imagen de hoy en la que se podía observar a personal trabajando en las inmediaciones.

Rafael Perezagua ha recordado que este remonte mecánico ya se contempla en el Plan Especial del Casco Histórico y fue el actual alcalde, Emiliano García-Page, el que impulsó y propició la redacción del proyecto, obra del arquitecto Rafael Moneo. Para su ejecución, la Junta de Comunidades se encargó, en base a una encomienda del Ayuntamiento, de llevarlo a cabo.

La Junta retomó el proyecto "a regañadientes y mutilando el proyecto original"

Tras su inicio y el cambio de gobierno, las obras fueron paralizadas por la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, quien "a regañadientes y mutilando el proyecto original" retomó después las operaciones, ha dicho Perezagua, quien ha remarcado que el Ayuntamiento todavía no ha recepcionado la obra y no lo hará hasta que subsanen estas deficiencias. Para el Gobierno local "es más importante la seguridad de las personas que una placa descubierta por Cospedal".

Por último, el portavoz ha calificado de "falaz" el argumento de que el cierre de las dársenas impide la llegada de turistas a la ciudad, ya que los autocares turísticas pueden legar actualmente hasta las inmediaciones del Alcázar.

La Junta dice que es el Ayuntamiento el que ha de ocuparse de la seguridad vial

 El viceconsejero de Fomento, Aquilino Iniesta, ha asegurado que es el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo el que tiene que instalar el semáforo que reclama como condición para abrir el aparcamiento del remonte de Safont para los autobuses, siendo quien tiene competencia en materia de tráfico y movilidad.

Iniesta se ha sorprendido de que el equipo de Gobierno de Emiliano García-Page reclame ahora dicho semáforo cuando hace 15 meses aprobó conceder la licencia de obra al proyecto de Gicaman que no incluía dicho semáforo "y una vez inaugurada la obra exige estas precisiones".

El viceconsejero ha asegurado que el proyecto de obra contempla la instalación de una señal de stop, "que ya está colocada", y que ha conocido la demanda del Consistorio por prensa y no por boca del concejal de Movilidad, Rafael Perezagua, que es quien tiene la competencia en materia de seguridad y movilidad.

En cuanto al mal estado del rodadero que ha denunciado Perezagua, Aquilino Iniesta ha insistido en que ese reclamación está fuera del proyecto técnico aprobado por la Junta de Gobierno Local toledana hace 15 meses.

En otro orden de cosas, ha asegurado que el certificado final de obra fue firmado el 8 de septiembre, un día antes de la inauguración de esta infraestructura, lo que evidencia que las obras han terminado, al tiempo que ha justificado la presencia de máquinas y operarios en la zona por cuestiones de mantenimiento de las zonas ajardinadas.

Dicho esto, Iniesta ha manifestado estar "sorprendido" por el hecho de que el alcalde de Toledo, acompañado de varios concejales de su equipo de Gobierno, "vaya a inaugurar una obra que ha pagado y realizado en tiempo récord el Gobierno regional con vallas debajo del brazo".

"No cabe en cabeza alguna que el alcalde de Toledo, después de alabar la infraestructura, la cierre e impida la llegada de turistas a esta zona. Nos gustaría que el equipo de Gobierno toledano sopese si está actuando para beneficio del turismo de Toledo, que tanta riqueza genera, o está haciendo otra cosa", ha condenado.

Hubo conversaciones con el alcalde antes del cierre de la dársena

Lo que sí ha reconocido el viceconsejero es que antes de que la Policía Local colocase las vallas mantuvo una conversación con "el alcalde y otro concejal" en la que les preguntó si "realmente consideraban correcto y adecuado impedir el correcto funcionamiento del remonte por un semáforo".

Por ello, ha insistido en que es el equipo de Gobierno de García-Page el que tiene que rectificar e instalar dicho semáforo y abrir dicha infraestructura, "tan importante" para la capital regional.

La carta de Javier Nicolás

En otro orden de cosas, también ha contestado al edil de Urbanismo, Javier Nicolás, que le ha afeado no haber respondido a una misiva que le envió el pasado 25 de agosto pidiendo la reunión de la Comisión de Seguimiento de la obra. El viceconsejero ha dicho que dicha carta fue "correspondientemente respondida" y que en ella reclamó al equipo de Gobierno que designara las personas que iban a integrar esa comisión.

"Esa comisión lleva años sin convocarse y una vez casi finalizada la obra piden que se convoque", ha lamentado Iniesta, que ha explicado que fue este mismo martes, a las 14.36 horas, tras la inauguración del remonte, cuando el propio edil de Urbanismo le envió un correo electrónico con las personas designadas para formar parte de dicha comisión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios