www.diariocritico.com
Orioll Junqueras (ERC), esta mañana
Orioll Junqueras (ERC), esta mañana

Susto o muerte para Artur Mas: ERC se ofrece a entrar en el Govern y el PSC a salvarle de las elecciones

martes 16 de septiembre de 2014, 12:19h
Artur Mas se veía ayer abocado a convocar elecciones anticipadas. Hoy le han salido dos novios dispuestos a salvar la legislatura. Dos novios con propuestas muy diferentes. El líder de ERC, Oriol Junqueras, se ha ofrecido por primera vez de forma pública a entrar en el Govern. Eso sí, a cambio de "blindar la consulta", lo que traducido al lenguaje de los mortales significa a cambio de saltarse la ley y sacar las urnas a la calle el 9 de noviembre, aunque lo prohíban los tribunales españoles.
El nuevo líder del PSC, Miquel Iceta, que se ha estrenado en su cargo con un discurso crítico, pero constructivo y con un punto divertido, también está dispuesto a salvar a Mas y a evitar que Cataluña se vuelva una comunidad ingobernable en la que se celebran elecciones cada dos años. Iceta se ha ofrecido a asociarse con CiU para que los nacionalistas puedan acabar esta legislatura que aún no ha llegado ni a su ecuador. El socialista está incluso dispuesto a pelear para que se celebre la ansiada consulta de Mas, pero también con una condición: que se opte por las negociación con el Gobierno central y el respeto a la ley y al Estado de derecho.
 
Mas, como cualquier persona a la que le salen dos novios de golpe, se deja querer y no ha dado el sí a nadie. A Junqueras le ha recordado que tiene otros posible socios, le ha reprochado que hablé de "blindar" la consulta por la inconcreción del término y le ha dado largas: "ya hablaremos en su momento". El presidente catalán tampoco ha querido comprometerse con Iceta, pese a que no ha descartado cerrar acuerdos puntuales con los socialistas.
 
El PSC de Iceta podría convertirse en la tabla de salvación de un Mas que se ha encaminado hacia un callejón sin salida política. Mas pretende convocar el referendo independentista del 9-N amparándose en la Ley de Consultas Populares que el Parlament aprobará el viernes. El Gobierno central recurrirá tanto esa ley como el decreto de convocatoria de la consulta. Así a Mas se le cerrará el camino de la legalidad. Junqueras quiere que el president desoiga a los tribunales y saque las urnas a la calle incurriendo en una ilegalidad.
 
Mas no parece dispuesto a saltarse la ley, pero insiste en preguntar a los catalanes sobre la independencia. Eso le llevaría a convocar unas elecciones anticipadas de tipo plebiscitario. Todas las encuestas indican que esa cita electoral sería una hecatombe para CiU, que cada día pierde votos a favor de ERC y que todavía no ha pagado en las urnas la factura de los recortes sociales y del 'caso Pujol'. El president quiere agotar la legislatura, porque piensa que en los dos próximos años, la economía puede remontar y su partido, tomar nuevo aire.


Dos años de gracia

Pero CiU gobierna gracias al apoyo de ERC y los republicanos se lo retirarán si no hay referendo. La oferta de Iceta podría salvar a Mas, darle esos dos años de gracia, pero también es peligrosa para los convergentes, porque para gran parte de su electorado, un pacto con el PSC se vería como un paso atrás en el denominado "proceso" independentista.
 
Al president sólo le quedan unas semanas para acabar de decidirse, pero en la sesión de hoy se ha desvelado que su relación con Junqueras es cada vez más tensa. El republicano le ha reprochado sus dudas, porque, al fin y al cabo, ha argumentado, Mas ya sabía que el Gobierno central impediría la consulta cuando se decidió a celebrarla. Y el presidente le ha contestado recordándole que tiene otros posibles socios y recriminándole que ERC no haya entrado en el Govern: "En otros tiempos, cuando no había crisis, se producían carreras por entrar en el Ejecutivo. Se podían inaugurar cosas", ha sentenciado irónico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios