www.diariocritico.com
El Barón Thyssen publica sus memorias post mortem y los cachorros de los famosos vuelven al cole

El Barón Thyssen publica sus memorias post mortem y los cachorros de los famosos vuelven al cole

miércoles 17 de septiembre de 2014, 12:18h
Si mayo es el mes de las comuniones de los hijos de los famosos, agosto el despiporre a bordo de yates de los mismos, septiembre es la vuelta al cole. Así, y hasta que posen con el arbolito o bajando laderas en Baqueira, vamos pasando el rato.
La vuelta al cole no podía venir más interesante. Salen las memorias del Barón Thyssen que, como está muerto, pues habrá que hacer un acto de fe al leérselas. En Hola viene un extracto en el que ya te puedes hacer una idea de que más que las memorias del finado, más bien es una hagiografía de Carmen Cervera. Todas las mujeres del barón fueron unas golfas que se casaron con él por la pasta.

Sin embargo Carmen, que ya lo conoció cascaquedete, se casó con él por puro amor. El romanticismo de Carmen le hace decir frases como que a veces se ha preguntado por qué no fue ella su primera esposa con lo bien que se llevaban. El texto de Hola es conmovedor. Carmen jamás ha tenido reparos en soltar unas bolas grandes como la catedral de Burgos. La portada de la revista la saca reluciente y más joven que cuando se casó con Lex Barker, hará ya más de 40 años. Año arriba, año abajo. No me hagan ir ahora a buscar a la wikipedia.


La vuelta al cole de los famosos

Siempre me han encantado las vueltas al cole de los cachorros de los ricos y famosos. Me encantan las frases tipo: "Patricia Olmedilla supervisa muy de cerca la educación de sus hijas" Pues nos deja muy intranquilas a las demás madres porque el resto tenemos en casa a Mary Poppins que es quién se ocupa de que los nuestros aprendan a recoger, a leer y a escribir.

Teresa Campos.

Cuando a las revistas se empeñan en que algo sea noticia te lo meten hasta con calzador. Hubo una etapa, afortunadamente pasada, en la que cada semana salía Terelu en las portadas. Terelu fumando, Terelu en un concierto en Gabanna (tiene abono), Terelu saliendo del gimnasio, Terelu bajándose del coche. Terelu comiendo. En fin, Terelu hasta en la sopa. Nunca hemos sabido el motivo. El caso es que ahora quién sale es la madre. Teresa Campos paseando con Bigote Arrocet. Teresa Campos saliendo de un sitio. Teresa Campos entrando en otro sitio. Y así una sucesión de interesantísimas noticias semana tras semana. Necesitamos que Carmen Martínez Bordiú tenga un nuevo novio para salir del monotema. Se agradecería.


El clan Pantoja y el clan Rivera. Tanto monta monta tanto

¿Es posible que los hermanos de Fran y Cayetano dejen algún día de dar portadas de risa? Se siente que Julianín tenga problemas para pagar el gas, la luz y el agua una semana. Tiene suerte, hay gente que no lo puede pagar nunca. Ni eso ni la compra. Ni los pañales, ni la leche de sus hijos. Si la intervención en la tele fue para ganar dinerito, ssssssssstupendo. Ahora bien, si fue para dar pena, prueba no superada. Muchacho, demasiada gente pasa penurias en este país para que alguien pueda sentirse conmovido por tu relato.

En cuanto a Kiko Rivera, su madre debió de ser también de esas que "se ocuparon de supervisar su educación muy de cerca" a tenor de las faltas de ortografía que el hombretón comete incluso después de haber pasado por el San Patricio, uno de los mejores colegios privados de Madrid. Como dicen en los pueblos: No lograron hacer carrera de él. Siempre que habla dice frases grandilocuentes tipo "mi familia lo es todo". "Quiero a mi hijo con locura" o "Me gusta mucho comer pasta, pero no verduritas". Sobre esta última frase teníamos bastante certeza de que así era. Pero gracias a la profunda entrevista hecha por Luis Rollán en Diez Minutos, la X ha sido despejada. Kiko no está como un trullo porque coma verduritas, si no porque no las come. Nos quedamos mucho más tranquilos.

Su hermana Chabelita, que ha debutado en la tele como presentadora de un espacio de moda sin tener ni idea de tele ni mucho menos de moda, nos muestra cada tarde cómo se puede hablar sin mover la boca. Bien pensado podría ser la sucesora de Mari Carmen y sus muñecos. Es una sugerencia que no debería echar en saco roto. No es fácil hablar sin mover los labios y los músculos de la cara y ella lo consigue. Todo ello sin haberlo estudiado. También, como su hermano Kiko, es amiga de frases grandilocuentes. Es normal teniendo en cuenta que su madre es amante también de ese tipo de frases al estilo de: ¡Para mí Sevilla es lo más grande! Mis hijos son lo que más quiero, muero de amor por ellos y cosas así típicas de las tonadilleras. Al menos no defraudan porque imaginen ustedes que se suelta con una frase tipo ""Nuestra previsión de crecimiento del PIB a corto plazo está ganando fuerza, hasta alcanzar el 1,9% este año y el 1,7% el próximo. El actual superávit por cuenta corriente debería empezar a reducirse poco a poco y la inflación crecerá y seguirá por encima de la del resto de la zona euro" Pues claro, como que no sería propio en ella. Las tonadilleras y, por consiguiente sus herederos si no se supervisa muy de cerca su educación, suelen caer en este tipo de frases grandilocuentes que no pasan a la historia pero que entretienen lo suyo. Ea.

Un desfile de Valentino en París tiene en el front row a Carlota de Mónaco. En España el front row patrio lo marcan Belén Esteban, símbolo del chonismo poligonero o Carmen Lomana que, aunque le pese, es todavía más ridícula que la primera. Al menos la de San Blas no va de fina. Lomana pretende ser Isabel Preysler y se queda en una burda imitación. Podría dedicarse a vivir la vida loca con su pasta, sus piernas bonitas y sus hombres jóvenes a su lado pero la pobre parece que si no sale en alguna foto muere de infarto. Lo mismo le pasa a su amiga Fiona Ferrer que, inexplicablemente no sale en el número del 70 aniversario de Hola. No salen ninguna de las tres: Ni Belén Esteban, ni Carmen Lomana ni Fiona Ferrer. Y, sin embargo sí sale Paula Echevarría. Qué cosas.
 
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios