www.diariocritico.com

Con el compromiso de suministro y precios estables

Concluye en RIAD la III Cumbre de la OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) concluyó hoy en Riad su III cumbre de jefes de Estado y de gobierno con el compromiso de garantizar el suministro de crudo en el mercado y reducir los efectos del cambio climático. Entre el amago de Hugo Chávez de que el petróleo podría irse hasta los 200 dólares y la actitud de rey Abdulá, anfitrión de la Cumbre, señaló -en una aparente respuesta al dirigente venezolano-, que "la OPEP siempre ha actuado moderada y sabiamente".

La cita fue clausurada este domingo por el rey Abullah de Arabia Saudita y el presidente del cártel petrolero, Abdallah Salem El-Badri, tras dos días de negociaciones, centradas en el mejoramiento y eficacia de la organización.

En su declaración final, los líderes de la OPEP acordaron garantizar el suministro de crudo en el mercado internacional para estabilizar los precios, que oscilan en los 98 dólares por barril y amenazan con superar los 100 dólares.

También respaldaron la lucha contra el calentamiento global, con el uso de nuevas tecnología e inversiones en investigaciones que contribuyan en la reducción de emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero.

La Declaración de Riad no mencionó la propuesta de Irán y de Venezuela de que las transacciones de la OPEP dejen de realizarse en dólares, dado su debilidad, y adoptar una nueva moneda, con lo que la iniciativa se definirá en la reunión ministerial de diciembre próximo.

Los ministros de Energía y de Petróleo de la OPEP se reunirán en los Emiratos Arabes Unidos (EAU) el 5 de diciembre entrante para examinar el mercado y definir las medidas para mantener estable el mercado internacional.

La cumbre de jefes de Estado y de gobierno fue la tercera desde la creación de la organización en 1960. La primera se celebró en Argel en 1975 y la segunda en Caracas en 2000.

Los países integrantes de la OPEP son Angola, Arabia Saudita, Argelia, Emiratos Arabes Unidos, Indonesia, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar, Venezuela y Ecuador, nación que se reitegra al grupo tras su retiro en 1992.

****Promete la OPEP mitigar cambio climático y desarrollo sustentable  

La Organización de Países Exportadores de Petróleo se comprometió hoy a garantizar un suministro adecuado del mercado internacional de petróleo, a contribuir a mitigar el cambio climático y proveer energía para el desarrollo sustentable.

En la Declaración de Riad, adoptada durante este fin de semana en la III Cumbre de la organización petrolera y dada a conocer esta tarde en la capital de Arabia Saudita, los jefes de Estado coincidieron en lograr estabilidad del mercado mundial de crudo.

“Asociamos a nuestros países con los esfuerzos globales para tender puentes y permitir a los pobres tener acceso a la energía a la vez que se protege el medio ambiente”, añadió.

Arabia Saudita anunció que destinará 300 millones de dólares, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos y Qatar se comprometieron en dar cada uno 150 millones de dólares para investigar el cambio climático y el medio ambiente.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró que las naciones más ricas del mundo deberían pagar programas para proteger el medio ambiente de los países más pobres y propuso un impuesto especial a las naciones consumidoras de petróleo para pagar este tipo de medidas.

“Afirmamos nuestro compromiso para continuar proveyendo al mercado mundial de petróleo adecuado, suficiente, oportuno”, al tiempo que pidieron a los gobiernos consumidores adoptar “políticas comerciales transparentes, no discriminatorias y predecibles”.

Para el grupo es importante lograr la estabilidad del mercado mundial de crudo, “no sólo para la conservación de los recursos, sino también para nuestro desarrollo económico y social”, destacaron.

El documento que fue leído por el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Abdalla Salem el Badri, tampoco hizo referencia a un eventual incremento de la producción de propicie una reducción del precio del barril del petróleo.

****Chávez se pelea con otro Rey 
 
El presidente venezolano, Hugo Chávez, y el rey Abdala de Arabia Saudita pusieron en escena a las 2 corrientes que pugnan en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). El mercado petrolero mundial conoció variaciones bruscas en los precios, en los últimos dos años llegaron los precios a records de 98 dólares el barril.

El dirigente venezolano advirtió de que el barril de petróleo podría subir hasta los 200 dólares el barril si Estados Unidos ataca a su país o a Irán, mientras que el rey saudita destacaba la trayectoria "moderada y sabia" de la Organización.

Ambos dirigentes participaron en la sesión de apertura de la 3ra. Cumbre de la OPEP en 47 años de la Organización, celebrada en Riad, capital de Arabia Saudita, un acto al que acudieron 12 de los 13 jefes de Estado de los países que conforman el cártel petrolero.

El Reino saudita cuya economía se apoya en gran medida en el producto de las exportaciones de petróleo, prefiere no provocar a los EEUU y a Europa occidental, luego de la baja en la demanda de un punto en el año 2006. Cuando el precio sube, los países importadores comienzan a restringir el consumo, utilizan pozos secundarios, luego optan por utilizar reservas y por último pasan de lleno a la investigación y exploración. Los sauditas no quieren correr riesgos.

Según el New York Times, citando fuentes seguras del gobierno Saudita, el Reino pretende hacer bajar el precio del petróleo. Luego que las arcas del reino se vieran inundadas de petrodólares a partir del cruce de la barrera de los 90 dólares, los sauditas estarían operando justamente en el sentido que llevaría a reducir dichas ganancias, el motivo, una estrategia de largo plazo, que tiene como objetivo preservar la dependencia de la comunidad internacional hacia el petróleo.

El presidente venezolano insistió en que EE.UU. no debe atacar a los miembros de la OPEP por razones de política exterior. "Si Estados Unidos intenta la locura de invadir Irán o atacar Venezuela de nuevo, el precio del petróleo probablemente alcanzará los US$ 200, no sólo los US$ 100", afirmó.

"Somos testigos de constantes amenazas contra Irán. Creo que la OPEP debería fortalecer su capacidad y exigir respeto para la soberanía de nuestras naciones si el mundo desarrollado quiere un suministro de petróleo garantizado", dijo.

El rey Abdulá, anfitrión de la Cumbre, señaló -en una aparente respuesta al dirigente venezolano-, que "la OPEP siempre ha actuado moderada y sabiamente".

Arabia Saudita posee las reservas de petróleo mas importantes del mundo, que conforman un cuarto de las reservas mundiales, por eso esta estrategia apunta al largo plazo, los sauditas piensan que si quieren realizar económicamente sus reservas en los próximos veinte, treinta o mas años deben cuidar al cliente y para ello establecer precios razonables y sostenibles.

El país consumidor de petróleo no revela mucha paciencia y serenidad frente a subas en el precio, inmediatamente como ya dijimos baja su consumo, esto lo vimos claramente en el 2006. Esta política de tirar de la soga, en cuanto a precio promueve la utilización de energías renovables, el biodiesel es un claro ejemplo, la entidad que le dio el presidente Bush en el discurso sobre el estado de la Unión, y los acuerdos en esa materia no hacen sino enmarcar un fenómeno del que no hay retorno. Este vuelco hacia las energías renovables pone en peligro a los países petrodólares-dependientes, como Venezuela, Irán, y por supuesto Arabia Saudita.

Si el mundo se independiza del petróleo, Arabia Saudita se quedara con reservas enormes que no podrá realizar, por lo cual prefiere ganar menos en el corto plazo, pero seguir vendiendo, con lo cual seguramente ganara más.

Esta política contrasta claramente con la que llevan adelante Irán y Venezuela, con el objetivo de manejar precios altos de petróleo. La política Saudita no es nueva, lleva varias décadas, tratando de establecer mecanismos razonables de fijación del precio del petróleo.

La diferencia entre el enfoque saudita y el enfoque iraní, radica en que Irán posee reservas muchísimo mas pequeñas que Arabia Saudita, representando el diez por ciento de las reservas mundiales contra el cuarto de las mismas que posee Arabia Saudita.

En contraste Irán posee una población mas numerosa que el Reino saudita, por eso Ahmedinejad quiere realizar el máximo de ganancias aquí y ahora. Cuando baja el precio Irán esta en problemas, por eso la mirada de Teherán hacia las energías alternativas es diferente a la mirada saudita, que toma elementos como el etanol como un factor fundamental en el desarrollo de su política petrolera.

La visita del Vicepresidente de los EE.UU., Dick Cheney a Riad el 25 de noviembre de 2006 en la cual se entrevisto con el Rey Abdala, originó rumores acerca de la creciente influencia de la administración Bush sobre el monarca. Algunas informaciones de fuentes mas rigurosas hablan de que sencillamente Cheney fue a plantear la necesidad de establecer un precio razonable para el petróleo, con el cual los países importadores puedan convivir de manera sostenible.

Arabia Saudita esta interesada en un Estados Unidos y una Europa sólidos, y sabe que un precio alto conspira contra dicha solidez política y económica.

Por otra parte Estados unidos, es el proveedor de armas y en materia de seguridad en general número uno del Reino y junto con Europa se han convertido en garantes de la seguridad saudita, un ejemplo, cuando Arabia Saudita fue base para la reconquista de Kuwait en 1991 en la primer guerra del golfo contra Irak, la coalición EE.UU.-Europa fue la que garantizó la integridad Saudita ante una eventual invasión iraquí, que hubiera llegado hasta los pozos petroleros.

Y en cuanto a las FF.AA. sauditas su dependencia de los EE.UU. es total en cuanto a equipamiento, actualización, disposición de fuerzas, logística etc.

La baja en los precios del petróleo es una de las movidas mas claras impulsadas por los EE.UU. en su conflicto contra Irán, al que quiere privarlo de recursos provenientes de esa commoditie.
 
****Venezolanos apoyando al PP en Madrid

Un nutrido grupo de venezolanos residentes en Madrid se dio cita este domingo en el Pabellón de Arena de la madrileña Casa de Campo para arropar, junto a otras 10.000 personas, según la organización, al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, en su lanzamiento como candidato a la Moncloa en las elecciones de marzo de 2008.

Cierto que también había inmigrantes de otros de Sudamérica, pero los venezolanos presentes en Madrid recibieron el saludo especial y cariñoso de la presidenta de la Comunidad Autónoma , Esperanza Aguirre, durante su intervención en la clausura, este domingo, de la Conferencia Política del PP.

Un saludo especial para ellos, pues, porque significaba de hecho un repulsa al régimen y a la actitud del presidente venezolano, Hugo Chávez, en aparente guerra total con el Gobierno español.

El PP ha buscado –y buscará más a partir de ahora- el apoyo de los emigrantes españoles en Sudamérica, pero, por lo mismo, cuida especialmente la inmigración sudamericana en España, y especialmente en Madrid, donde acaso es mayor.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios