www.diariocritico.com

El número de soldados que abandona la milicia se elevó con la guerra en Irak

Aumentan las deserciones en el ejército de EEUU

Las deserciones en el Ejército de Estados Unidos aumentaron abruptamente desde el comienzo de la guerra en Irak en 2003, reveló un informe del Departamento de Defensa difundido este viernes por la cadena de televisión CBS. Según ese informe, tras seis años de conflicto armado en Afganistán e Irak, el número de soldados que han abandonado las filas es el más alto desde 1980.

En total en el año fiscal 2007, que terminó el 30 de septiembre, desertaron 4.698 soldados estadounidenses, casi 2.500 más que en el año anterior. Una parte considerable de esos desertores ha huido a Canadá para eludir la posibilidad de un castigo.

El Ejército de Estados Unidos define la deserción como la ausencia sin aviso de un militar durante más de 30 días.

Con más de 100.000 efectivos en Irak, el Ejército ha sostenido gran parte del peso de la ocupación y sus soldados forman el grueso de las 3.863 bajas fatales sufridas hasta hoy por Estados Unidos en ese país árabe.

Según los expertos, las cifras son inferiores a las de las deserciones que se produjeron durante la guerra en Vietnam hace más de 30 años cuando EEUU mantenía la proscripción obligatoria.

Sin embargo, admitieron que han aumentado progresivamente en los últimos cuatro años y que ese incremento fue el año pasado de un 42%.

Según fuentes militares, las deserciones generalmente se deben a la incapacidad del soldado a adaptarse a la vida militar, porque son homosexuales, o por otras razones de salud como depresión o estrés postraumático.

Hace un mes la Administración de Veteranos de guerra reveló que más de 100.000 soldados estaban bajo tratamiento por problemas de salud, y que la mayoría sufría estrés postraumático.

Sin embargo, el informe de la cadena de televisión incluyó entrevistas a algunos de los desertores en Canadá que indicaron su rechazo al conflicto en Irak.

El sargento Phil McDowell explicó que había pedido ser dado de baja tras servir en una ocasión en Irak y que su solicitud fue denegada.

"La razón fue que iba a ser enviado otra vez a Irak y yo no estaba de acuerdo", señaló.

"Si hubiese tenido que ir a Afganistán lo habría hecho. Pero no quería tener nada que ver con la guerra en Irak", agregó.

Hace sólo cuatro días la cadena de televisión había difundido otro informe en el que reveló un alarmante aumento de los suicidios entre los veteranos de guerra estadounidenses.

La investigación realizada durante cinco meses en 45 de los 50 estados del país afirmó que al menos 6.256 estadounidenses veteranos de guerra se quitaron la vida en 2005.

"Eso supone 120 cada semana, en solamente un año", dijo la CBS al dar a conocer los resultados de su investigación.

Según CBS, ésta determinó que en 2005 existía el doble de posibilidades de que un veterano de guerra se suicidara en comparación con otros estadounidenses.

En ese año, la incidencia de suicidios entre esos ex militares fue de entre 18,7 y 20,8 por cada 100.000 uniformados, en comparación con una incidencia de 8,9 por cada 100.000 estadounidenses en general.

CBS destacó que el mayor número de suicidios se registró entre veteranos de entre 20 y 24 años. Su tasa de suicidios fue entre dos y cuatro veces superior a la de los civiles de la misma edad.

"Son devastadores. Esos números indican claramente (que existe) una epidemia de problemas de salud mental" entre los veteranos de guerra, dijo Paul Sullivan, un promotor de los derechos humanos a la cadena de televisión.

Sin embargo, Ira Katz, de la División de Salud Mental del Departamento de Asuntos de Veteranos, descartó que exista una epidemia de suicidios entre ese grupo de ex militares.

No obstante, admitió que sí es "un problema importante", según dijo la CBS.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios