www.diariocritico.com

Pérez-Reverte se mete en el 'caso del perro Excalibur': propone que mejor sacrifiquen a Ana Mato

miércoles 08 de octubre de 2014, 12:03h

  • Arturo Pérez-Reverte


  • El perro Excalibur

Comentábamos en un anterior Im-presentable que el tema del perro Excalibur, la mascota de la enfermera contagiada de ébola, se les había ido a muchos de las manos, derivando a un debate realmente fuera de foco sobre las prioridades sanitarias que ahora se presentan. Pero si esto podía ir a peor, desde luego que lo ha conseguido representar el escritor Arturo Pérez-Reverte, sobre todo porque es un gran líder de opinión en este país, que mueve muchísimos comentarios y que, por ejemplo, en Twitter llega casi al millón de seguidores.

El caso es que a este también columnista no se le ha ocurrido mejor solución, entre el desvarío racional y la provocación más propia de un agitador estilo Salvador Sostres, que pedir que mejor que sacrificar al cánido de Teresa Romero, que se sacrifique a la ministra Ana Mato. No contento con decirlo una vez, lo ha escrito varias veces en su perfil oficial en Twitter, consiguiendo que le jaleen muchísimos seguidores y que no haya una condena pública por tales palabras que incitan a matar a un ser humano:







El perro ha conseguido ser el protagonista en las últimas horas incluso por encima de Teresa Romero, la que debería centrar todos los focos. La Comunidad de Madrid dictó una orden judicial para llevar a cabo el sacrificio del perro, llamado Excalibur, pese a los esfuerzos de su marido por evitarlo y el apoyo de diversas asociaciones animalistas y protectoras.

"Me he negado rotundamente. Dicen que entonces pedirán una orden judicial para entrar por la fuerza en mi casa y sacrificarle", aseguraba el marido, Javier Limón, en una carta que ha remitido a la 'Asociación Protectora Villa Pepa'. El caso es que en estos momentos hay que posicionarse y está claro que en una sociedad los humanos deben estar en una escala de intereses superior a la de los animales, cuando hablamos de asuntos clave para la salud pública e incluso la supervivencia. Es una línea de opinión, tan respetable como la de los animalistas y ecologistas, claro está, pero es que las leyes la sustentan. ¿Es normal que el perro Excalibur sea trending topic antes que la propia Teresa? ¿O que varias portadas de periódicos de papel y digitales hagan más protagonista al animal que a la enfermera infectada? Las cosas deberían tener su manifestación de sensibilidades acorde al nivel de preocupación y de intereses que ahora nos acaparan.

No es normal, creemos, que racaneáramos porque fueran a venir dos misioneros para tener un intento de salvación y posteriormente una muerte digna -como han hecho, por cierto, otros países como Alemania- pero nos paralicemos socialmente por este triste pero quizás necesario -dicen las autoridades sanitarias- del perro Excalibur. Aunque parezca duro, quizás sea lo más adecuado. 

Eso sí, las cosas como son, a primera hora de este miércoles ya son más de 200.000 las firmas conseguidas en Change.org para evitar este sacrificio animal.

 
Lea también:
- La auxiliar infectada de ébola alertó de sus síntomas en 3 ocasiones sin que se activase ningún protocolo
- Personal del Carlos III denuncia importantes fallos en el protocolo 'antiébola'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

9 comentarios