www.diariocritico.com
Tita Cervera y ¿vamos a contar mentiras, tralará?

Tita Cervera y ¿vamos a contar mentiras, tralará?

viernes 10 de octubre de 2014, 12:22h
Tita Cervera presenta las "memorias" más desmemoriadas de su esposo fallecido el barón Thyssen.
Cuando una persona tiene morro y lo demuestra de forma descarada, hay que reconocerle el mérito. Y es de justicia que así se haga. Yo hoy se lo quiero reconocer a Tita Cervera porque tiene más morro y se desequilibra en peso. Como bien saben ustedes ayer presentó las "memorias" del Barón, de su esposo muerto. Dice ella que las dejó grabadas en cintas (que seguramente estarán en una caja fuerte en el fondo del mar) En las cintas que alguien ha puesto sobre papel el barón habla mal de todo el mundo menos de ella (of course) y de su hijo, Borjita.

En el Museo Thyssen ella presentó el libro y regaló titulares a la prensa que dicen que las ex mujeres del barón se casaron por él únicamente por la pasta. Y, lo que es peor, ¡le quisieron colocar hijos que no eran suyos! A ver, no se cabreen, vean la parte cómica a esto. ¿Se casó ella con el barón por su juventud? ¿Se hubiera fijado en él si en vez de ser un forrado arreglara las ruedas en Aurgi de Chamartín? ¿Le colocaban hijos al barón que no eran suyos? ¿Titaaaaaaaaa? Pero, ¿qué me estás contando? Y ¿Borjita de quién es hijo? ¿O ahora resulta que es del barón?

Bien es cierto que tú no serías la mitad de lista si no hubiera sido por la intervención de tu madre que ya falleció, pobriña. Ella era la versión en elegante de la madre de la Pantoja. Siempre detrás de ti, callada pero organizando. Una pena que no hubiera durado más porque nos hubiera dado titulares memoriables. He de reconocer que tienes arte como una catedral, mucho más que todos los cuadros de tu museo. Hace falta decir tantas bolas sabiendo que la gente tiene memoria y quedarse más ancha que larga.

En eso tengo que reconocerte el valor. Para eso hace falta nacer. Quizás por eso yo no me he casado con un forrado y mira que me hubiera gustado. No sabes cómo me pirraría yo por hacer vacaciones para descansar de las ídem. Pero no he sabido hacerlo como tú.

Tu vida es muchísimo mejor que un culebrón venezolano. Ahí tienes a tu nuera Blanca para demostrarlo que tuvo que someterse a pruebas de genética porque tú no te fiabas de que esos retoños fuesen tus nietos de sangre. ¡Te la iba a dar a ti una trepa!, ¿verdad? ¡Ja! Claro que eso te costó que tu hijo se distanciara de ti, algo que le honra porque nada hay más patético que un hijo de 40 años pegado a las faldas de su mamá. Defendió a su mujer y su honradez pero aún así tú seguías metiendo bolas y diciendo que ahí nada había pasado. En fin, que tienes mucho arte. De eso no hay ninguna duda.

Mira, quién sabe, a lo mejor en este país hace falta más gente como tú y menos cerebritos en paro. Nunca se sabe, oye. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios