www.diariocritico.com
Mas deja de llevar las riendas: el 9-N habrá una movilización ciudadana, pero no fructificará la lista electoral única

Mas deja de llevar las riendas: el 9-N habrá una movilización ciudadana, pero no fructificará la lista electoral única

viernes 24 de octubre de 2014, 15:18h
El 9-N podría convertirse en algo más que una pseudo consulta. Iniciativa ha reclamado durante los últimos días que la jornada sea también un día de movilización ciudadana. Los ecosocialistas proponen que se realice una recogida de firmas masiva para denunciar ante instancias internacionales al Gobierno del PP por no dejar votar a los catalanes. La reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir celebrada esta mañana ha visto con buenos ojos la propuesta del partido de Joan Herrera.
El encuentro, que se ha celebrado en el Parlament bajo la batuta de Joan Rigol, ha servido para que las entidades que lo componen -partidos políticos, sindicatos, la Asamblea Nacional Catalana u Òmnium Cultural entre otras muchas- se avengan a apoyar el sucedáneo de consulta ideado por Artur Mas para el próximo 9 de noviembre. Se podría decir que ha habido buen rollo y poco más.

Y es que los partidos soberanistas ya tienen la mirada puesta en una posibles elecciones anticipadas, lo que impide que recompongan la llamada unidad, tal y como pretendía Rigol. La consulta alternativa es ahora una simple fecha en el calendario. Si sale bien, mejor para todas estas fuerzas políticas, pues se cargarán de razón. Si sale mal, a otra cosa mariposa, o sea, a la celebración de unas autonómicas en las que todos se juegan mucho, sobre todo, Artur Mas.

El president quería presentar una candidatura conjunta con el resto de los partidos del bloque independentista encabezada por él mismo y dar a esos comicios un carácter plebiscitario. Parece que eso está descartado, porque el líder de ERC, Oriol Junqueras, al quien los sondeos dan como ganador de las posibles elecciones, se niega en rotundo.

Además, esta estrategia pasaba por incorporar a la lista a las presidentas de la Asamblea, Carme Forcadell, y de Òmnium, Muriel Casals. Forcadell y Casals han descartado formar parte de una lista conjunta y entrar en política de una manera tan directa, según explican fuentes cercanas a Casals. Pero eso no impediría que personajes famosos de la vida social, cultural y deportiva catalana se apuntasen al carro.

Mas podría tener un plan B que pasaría precisamente por contar con la colaboración de esas celebridades. El mandatario catalán podría estar pensando en crear un nuevo partido, desligado de las desprestigiadas siglas de CDC, según explica Antonio Zarzalejos en "El Confidencial". A ese nuevo partido, al que ya llaman "el partido del presidente", se sumarían algunos consellers del actual Govern, personas de prestigio y algún que otro famoso para formar un nuevo cartel que pudiese competir con el de Junqueras de tú a tú.


Lea también:

La nueva 'mini-consulta', aún no impugnada, divide a Gobierno y oposición: ¿es o no ilegal?
ERC montará toda una campaña electoral para el 9-N
No habrá sentencia del Constitucional antes del 9-N
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios