www.diariocritico.com
Mas se debate entre desobedecer al Constitucional o dejar la consulta en manos de la sociedad civil

Mas se debate entre desobedecer al Constitucional o dejar la consulta en manos de la sociedad civil

lunes 03 de noviembre de 2014, 12:06h
Como tantas veces a lo largo de este proceso, Artur Mas se encuentra en una encrucijada. Mañana el Tribunal Constitucional decidirá si admite o no a trámite el recurso interpuesto por el Gobierno central contra la consulta alternativa del 9 de noviembre. Si se produce esa admisión, el pseudo referéndum quedará suspendido de forma automática.

- Recta final para una consulta más en el aire que nunca
- El Govern ve en la impugnación del 9-N una "cortina de humo"
¿Qué hará entonces Mas? El presidente de la Generalitat se debate entre dos alternativas. La primera consistiría en coger el toro por los cuernos y desobedecer al Constitucional, tal y como le piden el resto de las fuerzas soberanistas, principalmente ERC y la CUP. Pero esa actitud puede tener graves consecuencias y acabar incluso con la inhabilitación del president.
 
Para no llegar a ese extremo, Mas tiene, como siempre, un plan B consistente en dejar la consulta en manos de la sociedad civil. Si son los ciudadanos quienes organizan el referéndum alternativo, ni Mas ni el resto de miembros de su Govern correrán el riesgo de verse ante los tribunales por haber recurrido a la desobediencia.
 
Por eso, el presidente catalán se plantea convocar mañana mismo, como mucho el miércoles, en cuanto se conozca la resolución del Constitucional, el Pacto por el Derecho a Decidir. Se trata de un grupo que aglutina a más de 300 entidades favorables a la consulta y que está capitaneado por el ex presidente del Parlament Joan Rigol.
 
El Pacto por el Derecho a Decidir podría tomar, a instancias de Mas, las riendas del proceso. No sería complejo, porque las mesas para los votantes ya están asignadas y muchos de ellos ya han imprimido las papeletas para asegurarse de poder votar en caso de que se impida su distribución en los colegios electorales el 9-N.
 
Además, de forma oral, el Govern ha dado instrucciones a los directores de los institutos para que abran y cierren los centros durante la jornada de la nueva consulta. La Generalitat asegura que estos funcionarios son todos voluntarios y así podrá lavarse las manos en caso de que se la acuse de instigar a funcionarios a desobedecer a los tribunales.
 
Y mientras Mas toma su decisión, la campaña electoral a favor del referéndum alternativo ha seguido su curso durante el fin de semana. ERC ha llamado a la participación a los votantes del no argumentando que el proceso es de todos los catalanes. Y CDC y Unió han hecho campaña de forma separada por primera vez en la historia, porque los democristianos no quieren participar en actos en los que se reclama la independencia, sólo demandan que se pueda votar.


Lea también:
- Recta final para una consulta más en el aire que nunca
- El Govern ve en la impugnación del 9-N una "cortina de humo"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios