www.diariocritico.com
Rajoy, en el cabo de las tormentas

Rajoy, en el cabo de las tormentas

miércoles 12 de noviembre de 2014, 07:31h
Tres días ha tardado Rajoy en reconocer su error y comparecer -lo hará este miércoles, a mediodía, en Moncloa-ante los medios para  hablar, se supone, de lo que, a su entender, ha significado la jornada del pasado domingo, 9 de noviembre. No parece que vaya, en todo caso, a apartarse mucho de lo que ayer dijo la vicepresidenta Sáenz de Santamaría en el Senado: las decisiones ahora, acerca de si hubo ilegalidades, cuántas y de quiénes, en la convocatoria del 9-n, corresponden a la Fiscalía, a la que se pone, de paso, en un brete. El Gobierno está dispuesto a negociar con Artur Mas, pero no dará un solo paso para facilitar la marcha de Cataluña hacia la independencia. Y, por cierto, insistirá Rajoy, votaron el domingo dos millones doscientos cincuenta mil, y se quedaron en casa cuatro millones.
 
Si esta es, en efecto, la repuesta -tardía--, no llega solamente tarde: es insuficiente. Todo lo que no sea abrir un proceso de diálogo en el que, sin ceder nada de lo que no se pueda constitucionalmente ceder, se tiendan manos de acuerdo a la Generalitat, no basta ya. Claro que aún es posible hacerlo, pese al patente empecinamiento de Artur Mas, que cada día aparece más rehén de Oriol Junqueras y de Esquerra. Hay fórmulas de entendimiento, incluyendo esa reforma constitucional de la que hablan el PSOE, otros partidos y no pocos dentro de un PP alborotado. Pero es preciso ir más ejos de lo que, da la impresión, están dispuestos a hacerlo Rajoy y el Partido Popular.
 
Cierto es que el presidente sufre los embates de quienes quieren arrastrarle hacia la vía 'dura': sanciones hasta al mismísimo Artur Mas, hacer que se imponga el imperio de la ley sin concesiones, resquicios ni flexibilidades. Y hay momentos en los que hacer que la norma se imponga por encima del sentido común, del realismo político o del bienestar general, puede ser un grave error. Ya lo decíamos ayer: alguien va a cometer un error pronto. Y no nos referíamos a Artur Mas, que vive ya en el error permanente.
 
Escuchemos atentamente a Rajoy. Al menos, ha dado marcha atrás en su pertinaz silencio y, antes de irse a las antípodas, nos habla. Esperemos que, además, diga algo y nos muestre que ha salido de sus horas bajas.


- Rajoy valorará la consulta tres días después, en medio de las críticas a su 'desaparición' en torno al 9-N
- ESPECIAL: Todo sobre el 9-N (información y vídeos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios