www.diariocritico.com
Ciudadana Cayetana, La Pantoja y el 'pequeño Nicolás'

Ciudadana Cayetana, La Pantoja y el 'pequeño Nicolás'

sábado 22 de noviembre de 2014, 12:58h
Vivimos tiempos de evasión. Los ciudadanos necesitamos, ya se ve, emociones de papel 'couché', o similares', que nos hagan olvidar la inanidad de nuestros gobernantes, la corrupción de una parte -minoritaria, menos mal-de nuestra clase política, la falta de eficacia de nuestras instituciones, los retos territoriales que se nos plantean. Así que uno de los periódicos más importante del país, ahora que se han apagado los ecos melifluos del entierro de la ciudadana duquesa y que la imagen de La Pantoja doliente entrando en prisión ya se ha quedado algo rancia, nos saludaba este sábado con una portada dedicada...al 'pequeño Nicolás'.

Lo primero, felicitar a El Mundo por la exclusiva, que tantos han perseguido y solamente ellos han logrado. Lo segundo, la extrañeza ante la manera de publicar esta exclusiva. ¿De verdad merecen los delirios de grandeza de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, 'el pequeño Nicolás', titulares semejantes, con la que está cayendo, como si pudiese ser tomado en serio? Puede que sí. Si nosotros hubiésemos tenido ese 'scoop', sin duda lo hubiésemos 'vendido' con todo tipo de atambores. Pero nosotros somos pequeños, apenas una barquichuela en un mar de acorazados, entre los que, por derecho propio, El Mundo figura casi a la cabeza. Y de nuestro admirado El Mundo, que tiene una indudable influencia social,  esperamos que las cosas no se desorbiten.

Diferente sería, claro está, que, tras las fantasías de quien dice que no se llama, aunque le llamemos, Nicolás, tuviesen algún punto de veracidad, que nosotros no lo creemos en absoluto: faltaría más que el Estado se pusiese en manos de gente así. De momento, pensamos que hacen bien el Gobierno, La Zarzuela y el Centro Nacional de Inteligencia prestando -oficialmente-caso omiso al presunto desbarre de este joven. Otra cosa es cómo haya sentado en los tres lugares citados la publicación, a bombo y platillo, de tanta locura protagonista. Nosotros, en este cuarto de hora, solo podemos lamentar que se utilice a este joven sin duda con problemas psicológicos para hablar de lo obvio: la debilidad de una clase política entera, de unas instituciones que no funcionan.

Una vez más se ha puesto de manifiesto el viejo dicho de que lo importante es lo contrario de lo interesante. Aquí pasan muchas cosas de importancia, para bien o para mal. Pasan tantas cosas protagonizadas por quienes pasan tanto de nosotros que, al final, acabamos pasando de ellos y centrando nuestra atención en una duquesa que no fue ejemplar, aunque ahora así se la presente, en una tonadillera que tampoco lo ha sido y en un cuasi chiquillo que está siendo capaz de alterar los nervios del 'stablishment', fíjese usted hasta dónde hemos llegado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.