www.diariocritico.com

 "Qué dignidad podrá encontrar quien no tiene qué comer" 

La mayor parte de los europarlamentarios ovacionan un discurso muy social de Francisco

La mayor parte de los europarlamentarios ovacionan un discurso muy social de Francisco

> Los eurodiputados de la Izquierda Plural han abandonado el hemiciclo en señal de protesta

martes 25 de noviembre de 2014, 12:57h
En su línea social y ovacionado como un torero en las grandes faena. El Papa Francisco ha defendido ante el Parlamento Europeo la dignidad del ser humano y ha alertado sobre la "soledad" agudizada por la crisis económica, al tiempo que ha advertido de que no se puede tolerar que el Mediterráneo se convierta en un "gran cementerio", arrancando los aplausos de los europarlamentarios, que le han aplaudido hasta en siete ocasiones.
Durante su discurso, el Pontífice se ha preguntado "qué dignidad podrá encontrar quien no tiene qué comer o el mínimo necesario para vivir del trabajo, que le otorga esa dignidad", al tiempo que ha enviado un "mensaje de esperanza y de aliento" a todos los ciudadanos europeos al defender que el proyecto político europeo debe poner de nuevo en el centro al hombre, que está dotado de "dignidad" y "trascendencia".
   
El Pontífice ha advertido de que la "soledad", que enferma a Europa, se ha agudizado por la crisis económica y  ha detallado "sus consecuencias dramáticas". En este sentido, ha explicado que "se ve particularmente en los ancianos, a menudo abandonados a su destino, como también en los jóvenes sin puntos de referencia y de oportunidades para el futuro; se ve igualmente en los numerosos pobres que pueblan nuestras ciudades y en los ojos perdidos de los inmigrantes que han venido aquí en busca de un futuro mejor".

"¿Dónde está tu vigor?; ¿Dónde está esa tensión ideal que ha animado y hecho grande tu historia? ¿Dónde está tu espíritu de emprendedor curioso?; ¿Dónde está tu sed de verdad, que hasta ahora has comunicado al mundo con pasión?", ha preguntado el Pontífice en su segundo discurso ante el Consejo de Europa, que representa a todo el continente e integra a 47 Estados y a una población de más de 800 millones de personas.

En este sentido, el Pontífice ha defendido la necesidad política de un "espíritu joven" y ha llamado al diálogo intergeneracional ante la imagen de una "Europa herida" a la que le falta "la vitalidad y la energía del pasado".

"En los encuentros con políticos de diferentes países de Europa, he notado que los jóvenes afrontan la realidad política desde una perspectiva diferente a la de sus colegas más adultos. Tal vez dicen cosas aparentemente semejantes, pero el enfoque es diverso. Esto ocurre en los jóvenes políticos de diferentes partidos. Y es un dato que indica una realidad de la Europa actual de la que no se puede prescindir en el camino de la consolidación continental y de su proyección de futuro: tener en cuenta esta transversalidad que se percibe en todos los campos", ha explicado el Pontífice.

También los inmigrantes

"No se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio", ha dicho precisamente en relación a las muertes de inmigrantes que tratan de alcanzar las costas europeas.
   
Por otro lado, el Pontífice ha avisado de que, en el curso de los últimos años, junto al proceso de ampliación de la Unión Europea, "ha ido creciendo la desconfianza de los ciudadanos respecto a instituciones consideradas distantes, dedicadas a establecer reglas que se sienten lejanas de la sensibilidad de cada pueblo, e incluso dañinas".


Ausencias en la Eurocámara

Los seis eurodiputados de la Izquierda Plural (IU, Alternativa Galega de Esquerda e ICV) abandonaron hoy el hemiciclo durante la intervención del papa Francisco para protestar por la invitación al pontífice a hablar en el pleno de la Eurocámara.

"Nos hemos salido porque entendemos que esto es una institución pública y aquí no caben sermones religiosos", dijo a las puertas del hemiciclo la portavoz del grupo, Marina Albiol.

"Entendemos que debe haber una separación entre las creencias religiosas y las instituciones públicas", explicó Albiol, que consideró "muy llamativo" que otros eurodiputados de grupos con vocación laica no se hayan sumado a la protesta, "sobre todo una falta de respeto a las millones de personas laicas y de otras confesiones", apuntó.

Por su parte, en Podemos ha habido diferentes reacciones. El líder de la formación, Pablo Iglesias, ha aplaudido el discurso del Pontífice mediante su cuenta oficial en Twitter.  "¡Bien Bergoglio!", ha tuiteado el político, al tiempo que recogía algunas de las frases que el Papa estaba pronunciando en su discurso.

En cambio, la eurodiputada de Podemos Teresa Rodríguez se ha mostrado más crítica. "Escuché atentamente a este Papa hasta que llamó asesinas a las mujeres que abortan. Mis hermanas no son asesinas", ha sentenciado en un mensaje también difundido en su cuenta de Twitter.

El también político de Podemos, Pablo Echenique ha optado por la vía intermedia y ha alabado la visión económica y social del Papa, aunque le ha dado "un cero" en lo que se refiere a "la aplicación del principio a los derechos LGBTI y de las mujeres". "El Papa acierta en lo económico y en lo social (lo dice un ateo). Pero profundiza en la agresión a las mujeres cuando habla del aborto", ha apostillado en otro mensaje.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios