www.diariocritico.com
El Renacimiento político llega pisando fuerte, y para quedarse

El Renacimiento político llega pisando fuerte, y para quedarse

martes 02 de diciembre de 2014, 19:08h

Quien diga que en este país no soplan vientos de cambio es porque lleva mucho sin pisar la calle. El lunes, Carlos Fabra entró en la prisión de Aranjuez, por una de sus múltiples causas pendientes con la justicia. El domingo, Tania Sánchez ganó las primarias de Izquierda Unida en Madrid arrebatándoselas a quienes llevan controlando la organización más de 20 años, y devolviendo la ilusión a militantes, simpatizantes y ciudadanos de Madrid.

El sábado, las marchas por la dignidad volvieron a reclamar Pan, Techo, Trabajo y Libertad, siendo en la capital regional en un lugar tan icónico como el Nuevo Complejo Hospitalario que Cospedal quiere privatizar, poniendo además la guinda al pastel de una semana de lucha en todo el estado y especialmente en la región donde hemos recordado el NO al ATC en Villar de Cañas, a las y los interinos despedidos por la Junta, las reivindicaciones contra la LOMCE, Bolonia y el 3+2, y exigiendo un B1 gratuito para todos los estudiantes de la UCLM, luchando con los trabajadores de GEACAM, y recordando en general todos los conflictos que, a consecuencia del gobierno actual y el anterior, hemos sufrido en nuestra región.

Torres más altas han caído, y torres más altas quedan por caer, y esta vez la sociedad está preparada para asumir la responsabilidad que desde hace 80 años nos han enseñado a omitir y reservar para lo más íntimo, de lo que no se puede hablar, de lo que "cada uno es como es" como si fuera una enfermedad vergonzosa que hay que ocultar, y cediendo nuestra capacidad política a unos oportunistas que se han aprovechado de cada voto entregado.

Los griegos definían como "idiotas" a los que no se ocupaban de los asuntos públicos, sino sólo de sus intereses privados, y definían como "POLÍTICOS" a quienes se preocupaban de los asuntos de la Polis (la ciudad-estado). Es el momento de desarrollar un "renacimiento" político, de dejar de ser idiotas y de devolver la política a su concepción primitiva, dejar de llamar políticos a los que simplemente son unos ladrones, y autodenominarnos políticos a los que de verdad lo somos, los que cada día salimos a la calle a reclamar los Derechos Humanos resumidos en Pan, Techo y Trabajo.

David López Corbelle

Estudiante UCLM

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios