www.diariocritico.com
Antonio Brufau se quita 'el regusto amargo' de YPF con la compra de la canadiense Talisman Energy

Antonio Brufau se quita 'el regusto amargo' de YPF con la compra de la canadiense Talisman Energy

 - Repsol duplica su tamaño con la compra de Talisman Energy por más de 10.000 millones de euros

martes 16 de diciembre de 2014, 13:15h
"Si echo la vista atrás (expropiación de YPF) soy muy optimista para mirar hacia delante (adquisición Talisman Energy) con satisfacción", así respondía Antonio Brufau a los periodistas en la rueda de prensa de la presentación del acuerdo de compra por la compañía canadiense Talisman Energy. Y es que el presidente de Repsol, tenía una espinita clavada todavía por el incidente argentino, que se ha sacado de golpe con la adquisición de esta compañía, que además "nos abre nuevos mercados y tiene más del 65% del negocio desarrollado. No como 'Vaca Muerta', a  la que todavía nadie ha ido ni de visita".
Tras más de 15 meses estudiando opciones y comparando variables, ha llegado el momento, y así lo ha señalado Brufau, de lanzar una 'opa amistosa' por una compañía extranjera. Ha destacado que el valor de la petrolera canadiense en el mercado había caído casi un 56%. "Hemos examinado más de 100 compañías y ninguna representaba una mejor oportunidad que Talisman", ha comentado. La caída del precio del petróleo también ha contribuido al momento.

Repsol pagará 8.300 millones de dólares (6.640 millones de euros) y asumirá una deuda de 4.700 millones de dólares (3.760 millones de euros). Explica que esa cantidad "se financiará con caja propia, fundamentalmente obtenida de la recuperación de valor de YPF tras su expropiación (6.300 millones de dólares), junto con otras fuentes de liquidez de las que dispone la compañía".

Después de la absorción de esa deuda, la canadiense se quedará con un endeudamiento de 15.000 millones de dólares, un nivel que lleva a Repsol a mantenerse "prudente", según Brufau.

El acuerdo con Talisman supone el pago a sus accionistas de 8 dólares (6,4 euros) por cada acción, lo que representa una prima del 24% sobre la cotización media de los últimos tres meses.

Con esas cifras, el consejero delegado de la multinacional española ha resumido que "se trata de un buen acuerdo en el momento adecuado" y ha explicado que se ha conseguido adquirir una compañía con "buenos activos" que se encuentran en la actualidad por debajo de su valor debido a la tensión que supone la bajada del precio del petróleo sobre "compañías con estrés financiero, con debilidad por su endeudamiento, como es el caso de Talisman".

Según una estimación "conservadora" de ambas empresas, la gestión conjunta de activos supondrá un ahorro de más de 200 millones de dólares (160 millones de euros) al año, "fundamentalmente por la optimización de funciones, gestión del portafolio de negocios y exploración, una mayor capacidad de comercialización en Norteamérica y la aplicación de tecnología y mejores prácticas operativas".


La producción del grupo aumentará un 76%

Imaz ha destacado que la compra de la petrolera canadiense es transformadora para Repsol por lo que supone en crecimiento, diversificación, internacionalización e incorporación de nuevo talento y nuevas capacidades en el campo de la exploración y la producción. "A partir de ahora, vamos a ser una compañía más enfocada a la exploración y la producción", ha insistido.

La empresa española asegura que la compra de Talisman "aportará a Repsol activos en producción de primera calidad y áreas de gran potencial exploratorio en Norteamérica (Canadá y Estados Unidos) y el Sudeste Asiático (Indonesia, Malasia y Vietnam), así como en Colombia y Noruega, entre otros países".

Con esta adquisición, Repsol calcula que su producción de hidrocarburos aumentará un 76%, con lo que entre crudo y gas alcanzará los 660.000 barriles equivalentes de petróleo al día, frente a los 380.000 barriles que tiene en la actualidad.

También incrementará su volumen de reservas un 55%, al superar los 2.300 millones de barriles equivalentes de petróleo. Sobre estas reservas, Antonio Brufau ha señalado su elevado desarrollo (de un 60%), "lo que significa que pueden ponerse a producir sin más inversión". Sin embargo, ha destacado que no planean iniciar su explotación, ya que "primero debe maximizarse" las actuales bolsas de producción.

Imaz ha subrayado que "la lógica estratégica [de la operación] es el crecimiento", aunque también ha indicado que permite a la petrolera una mayor diversificación y una reducción de la exposición en los países con má riesgo geopolítico, ya que Norteamérica aumentará su peso en la compañía, al suponer casi el 50% del capital empleado en el área de exploración de hidrocarburos de la compañía. Al terminar la integración, el capital para América Latina será del 22%.

Pendiente de la aprobación de las autoridades canadienses

Según el el consejero delegado de la petrolera, "la operación ha sido unánimemente aprobada y valorada de forma favorable tanto por el consejo de administración de Talisman como por el consejo de administración de Repsol".

El cierre de la operación -previsto para mediados del año que viene- está sujeto a la autorización de la autoridad gubernamental en materia de inversiones extranjeras (Investmente Canada) y de los accionistas de Talisman, que están convocados a una junta extraordinaria el próximo 19 de febrero.

Además, la sede de Talisman, la ciudad canadiense de Calgary, se convertirá en "uno de los grandes centros corporativos de Repsol fuera de España".
La petrolera española señala que va a continuar su estrategia en el país norteamericano, donde posee activos de gas y petróleo "de gran calidad" y donde ha realizado "importantes inversiones" en actividades en la costa este del país. Además, Repsol es el socio mayoritario en la planta de Canaport LNG en la localidad de New Brunswick.

El acuerdo contiene las cláusulas "habituales en este tipo de operaciones", según Repsol, que menciona que el consejo de administración de Talisman se compromete a no buscar activamente otros posibles compradores, mientras que la española se compromete a igualar ofertas superiores "no solicitadas".

Además, los consejeros y ejecutivos de Talisman no venderán sus acciones y votarán a favor del acuerdo. Por último, la compañía canadiense asume el compromiso de pagar a Repsol un importe de 270 millones de dólares "en determinadas circunstancias si finalmente no se cerrara la transacción".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios