www.diariocritico.com
'Big eyes': Ojos sin alma

'Big eyes': Ojos sin alma

martes 23 de diciembre de 2014, 06:42h
En un momento de esta película se vuelve a decir aquello de que los ojos son el espejo del alma. Si el símil fuese correcto entonces los ojos de 'Big eyes' estarían vacíos, pues se trata de una película sin alma, en la que no se aprecia nada de un director que lleva ya demasiado tiempo entregando mediocridades como si fuesen algo más.
'Big eyes' cuenta la fantástica historia del matrimonio formado por Walter y Margaret Keane, en el que el primero fue capaz de convertirse en uno de los pintores más conocidos del mundo... a pesar de que la que pintaba era ella. Es un punto de partida interesante, lo malo es que la película nunca va más allá de su premisa.

En ningún momento se puede apreciar en esta película a su creador, un Burton que no se atreve a ir nunca más allá de la anécdota. Su simpatía está con Margaret y no lo disimula, aunque sea a costa de entregar una caricaturesca semblanza de Walter Keane, dándole manga ancha a un Christoph Waltz que se pasa de histriónico.

Tampoco triunfa en su retrato de Margaret, su paleta llena de colores apenas muestra la superficie, siendo incapaz de llegar a reflejar el alma de su protagonista. Una pena porque en los retratos de esta se puede ver la misma mezcla de tristeza, alegría infantil y 'kitsch' que adornaba alguna de las mejores películas de Burton como 'Eduardo Manstijeras' o 'Big fish', la última buena película que lleva su firma. Algo que hace pensar que al autor de 'Bitelchús' le ha salido un plagiador con su mismo nombre que firma sus películas por él. ¿Cómo se explica si no que el director de 'Ed Wood' sea el mismo que el del 'remake' de 'El planeta de los simios'?

Parece claro lo que ha podido atraer a Tim Burton de este proyecto, más allá del encanto 'kitsch' de las pinturas de Margaret Keane, tan cercano al propio mundo animado del director de 'Bitelchús',  es la figura de Walter Keane la que le atrajo.  Un genio de la promoción, un 'vendehumo' que es capaz de hacer negocio con cualquier cosa que lleve su firma. ¿Se habrá visto reflejado?

Lea también:

- Las 10 mejores películas de 2014
- 'El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos': Un final decepcionante
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios