www.diariocritico.com
PSOE versus PSOE

PSOE versus PSOE

domingo 18 de enero de 2015, 19:39h

El Partido Socialista Obrero Español ha tenido y tiene, a mi juicio, todas las reminiscencias del espíritu cavernario del alma hispana. Enfundado en una progresía que viste el rancio comportamiento de sus dirigentes, desde el feudo andaluz donde habitan los patriarcas, que dirigen con mano de hierro una formación política pensada, creada y formada para remover las almas de la conciencia paria, contra el señoritismo de toda la vida, quizás porque son el espejo donde se han mirado, desde siempre, los que han vivido más de la envidia que del trabajo.

El Partido Socialista no está pensado, en su filosofía, para que haya dirigentes que no sean andaluces. Por eso precisamente, reside en Andalucía todo el poder estructural en que se basa la ideología del comportamiento de lo español. Si alguien piensa que en los partidos de derechas se vive el españolismo de una manera mas exacerbada, se equivoca de medio a medio. La derecha, conceptualmente, tiene un sentido estricto de lo español basado en el patriotismo, en la defensa a ultranza del espíritu indomable del que tantas veces nos habla, en los libros, Unamuno o Gonzalo Fernández de la Mora, y que tiene que ver con el sentimiento trágico de la vida y el individualismo. Mientras que en el modelo de izquierdas que propugna el PSOE, no hay un sentimiento ideológico comparable a otras izquierdas del mundo, la izquierda socialista en España tiene un modelo más español que la derecha. Un modelo basado en todo lo que a los españoles nos define, señala y repudiamos, pero que va unido a nuestro carácter, como el caparazón a la tortuga.

Es por ese sentimiento trágico de lo español, por lo que el PSOE no despega. Es por esa extraordinaria manera de entender la política de los patriarcas andaluces, como de cortijo bananero, por lo que a Pedro Sánchez se le ponen palos en las ruedas para que no avance, o quizás le trastoquen el gps, para que no llegue a su hora a ninguna parte, ni siquiera a llegar con dignidad a donde los patriarcas y sus acólitos han situado al partido de los trabajadores en las últimas décadas.

He de decir, sin faltar a la verdad, que Pedro Sánchez no me caía en gracia antes de que empezara a convertirse en líder. Prefería claramente a Madina, por lo que tiene de existencial, de modernista europeo, muy alejado ideológicamente de los patriarcas, y del sentimiento andaluz del socialismo. Pero han bastado unas cuantas apariciones de Sánchez, en los medios de comunicación, mostrándose "desnudo" ante el pueblo, sea o no afín a sus ideales, para darme cuenta del valor que reside en el secretario general de la regeneración del partido de la casta, de los patriarcas y chorizos a partes iguales. Porque en el PSOE no hay corruptos, como en el PP o en CIU, no tienen la elegancia de llevarse los dineros a paraísos fiscales, en el PSOE los corruptos son chorizos, porque lo que mangan se emplea en comilonas, coches de lujo y viviendas de señorito. Es por eso que cuesta tanto, desligar lo español de lo rancio, y el socialismo de lo andaluz.

El PSOE se enfrenta al PSOE en todas las formas imaginables, y Susana Díaz sostiene la "espada" sobre la cabeza de Pedro Sánchez a medida que las declaraciones de este afectan a los patriarcas o amenazan con hacer saltar por los aires la hegemonía andaluza. Los enredos y corruptelas a cuenta de los ERE's, han destapado el verdadero negocio de los socialistas de pana y puño en alto, mientras que con la otra mano, casualmente la derecha, se lo llevaban crudo, a cuenta del sudor y sacrificio de la clase obrera, la clase que tiene clase, aunque a los que votan no la tengan.

Si existe una alternativa de izquierdas en este país, es la que promueve y defiende Pedro Sánchez, frente a la izquierda de los patriarcas que ampara y propugna Susana Díaz, según los mentideros, que todo lo saben y entienden. La clave de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción no reside en seguir haciendo lo mismo, tampoco en experimentos que dejan, con cada declaración de intenciones, al descubierto la falsa magia de los salvadores de la patria.

Mientras que el PP trata de regenerarse, como Ave Fénix que es, del desgaste de estos años de gobierno y la corrupción de sus dirigentes, el PSOE se debate entre la pugna por los que miran al futuro y los que esperan que la tormenta amaine para seguir haciendo lo mismo de siempre.

De la comida que Susana Díaz mantendrá este martes, con los secretarios provinciales de su partido saldrán las claves para el futuro combate entre dos pesos pesados PSOE contra PSOE.

Ismael Álvarez de Toledo

periodista y escritor

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.