www.diariocritico.com
Gran Hermano VIP: ¿Maltrato psicológico, acoso y apología del machismo televisado?

Gran Hermano VIP: ¿Maltrato psicológico, acoso y apología del machismo televisado?

viernes 23 de enero de 2015, 11:04h

Yo no quería verlo pero obligaciones profesionales (contarlo en la sección de televisión) me obligan. Estoy hablando de Gran Hermano VIP. Afortunadamente para mí, Telecinco es muy dado a hacer resúmenes de resúmenes por lo que basta con ver 30 minutos los jueves para saber qué se cuece en esa casa durante la semana. Y lo que ayer vi superó mis expectativas con creces.

Sabía perfectamente que Belén Esteban no era una persona con una gran clase. También sabía que lo que más le gusta en el mundo es ser la protagonista del sarao. Pero lo que no me imaginaba ni llegué jamás a sospechar es la maldad que tiene. El acoso y derribo al que ha sometido a Olvido Hormigos es vergonzoso. Ni siquiera en nombre del espectáculo puede ni debe permitirse eso. Echan hace unos días a los Chunguitos por apología de la homofobia y resulta que dejan a la princesa del pueblo maltratar a una concursante de una manera que asusta.

Me da igual que sea un fenómeno televisivo. Es un debate ya más que superado. Si ella quiere hacer el ridículo demostrando a España cómo habla y cómo come, que no sabe las mínimas reglas de comportamiento tales como no comer con la boca abierta o hablar mientras masticas, es su problema. Pero el maltrato psicológico, con saña, al que ha sometido a la ex concejala supera los límites.

Belén Esteban está demostrando en su paso por la casa varias cosas: Una, su ya citada falta de urbanidad. Algo que puede ser admisible. Al fin y al cabo que alguien sea ordinario afecta poco al resto de los mortales que lo rodean. Dos, su falta total de madurez. El sistema psicológico por el que esta mujer se rige es: o estás conmigo o estás contra mí. No tiene el menor atisbo de capacidad autocrítica. Cero. No sabe qué significa eso. Pero tampoco termina ahí el asunto: es que, además, tiene absolutamente confirmado en su yo interno que su presencia en la tele es imprescindible, que su vida es modelo a seguir y que su forma de pensar es la única válida.

En cualquier caso todo lo dicho sobre su persona es problema de ella y de su entorno si se lo permiten. Dice que es muy buena persona. Lo será con quienes ella decida, de eso no hay duda. Pero es que la bondad no se manifiesta únicamente con la gente que quieres. Eso es fácil. La bondad es un ejercicio de generosidad que se traslada a todo el mundo porque es lo que habita en ti. Y el espectáculo que da en ese concurso (o que daba porque la pobre Olvido ya se ha ido de la casa) es demencial e incluso denunciable. Los continuos reproches hacia su persona, a la forma de ejercer su sexualidad, a la forma de ejercer su maternidad parecen sacados de una señora de finales del siglo XIX. Con el agravante de que la propia señora Esteban tampoco es que haya sido un modelo de madre a seguir. ¿Es normal estar durante 14 años machacando en televisión al padre de tu hija contando todas y cada una de sus intimidades y las que os llevaron a una separación? Hemos perdido el sentido común si pensamos que esto es lo normal. Los buenos padres no machacan al "contrario" Y esta señora lleva así más de una década. De hecho, se dedica a ello. Sin embargo se permite el lujazo de reprochar a otra concursante que se haya separado de su hija de 5 meses durante unos días. Me pregunto qué puede hacer más daño a un hijo, si crecer con el constante odio de tu madre hacia tu padre o que tu madre se separe de ti 10 días cuando tienes 5 meses. Creo que cualquiera puede averiguar la respuesta sin necesidad de acudir a expertos en crianza.

Por no hablar de su frase: "Si aquí hay mujeres para limpiar no voy a permitir que lo hagan los hombres" Simplemente: ¡Qué asco! Campañas que cuestan dinerales al gobierno para desterrar tanto machismo presente en nuestra sociedad y viene la princesa del pueblo y en cero coma lo echa por tierra. ¿Y no la echan? ¿Acaso eso no es apología del machismo? Creo que, definitivamente, hemos perdido el oremus.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

9 comentarios