www.diariocritico.com
Wert saca adelante su polémico 3+2 que permitirá introducir 'mini-grados' a partir del año próximo con la comunidad educativa en contra

Wert saca adelante su polémico 3+2 que permitirá introducir 'mini-grados' a partir del año próximo con la comunidad educativa en contra

> El Gobierno se defiende asegurado que el coste para las familias será menor por cursar un año menos y permitir la combinación con másteres de 1

viernes 30 de enero de 2015, 14:07h
El Consejo de Ministros ha aprobado este vienes decreto de ordenación de los estudios universitarios con el que permitirá a las universidades, a partir del curso 2015-2014, crear grados de tres años en lugar de los cuatro que, actualmente, tienen la mayoría de las carreras universitarias. Una reforma que ha puesto en pie de guerra a la comunidad educativa.


- Siga la información educativa en @DCEduca
El número de postgrados en España se multiplicó por 10 en la última década
La vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que con esta regulación se adecua el espacio español de educación y al espacio europeo. 

Hay que recordar que en el año 2007, España apostó por la fórmula (4+1) alineándose en Europa con Chipre, Turquía y Eslovenia, y ahora el ministro de Educación, José Ignacio Wert, abre la puerta a que este sistema conviva con la fórmula (3+2, de grados de 3 años y máster de 2), justo cuando los países que optaron por esta última fórmula estudian pasar a nuestro sistema -minoritario en Europa pero mayoritario a nivel mundial (EEUU, América Latina, Asia... tienen grados de 4 años)-, tal y como explicó a Diariocrítico, José Antonio Galdón, Presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial (COGITI). 

En el momento de la adaptación al Plan Bolonia, España realizó un estudio sobre los estudios universitarios en Europa y en el resto del mundo, y fruto del mismo se optó por una duración de los Grados de 4 años (240 ECTS) y Máster de 1 o 2 años (60-120 ECTS) por ser la opción mayoritaria en el mundo y permitía a su vez que los alumnos españoles finalizaran su educación superior a los 22 años, igual que en la mayoría de los países europeos con grados de 3 años que cuentan con más tiempo en la educación secundaria o de bachillerato.

El presidente de COGITI consideró, en declaraciones a este periódico, "desorbitado y caótico número de titulaciones tanto de Grado como de Máster existentes y que no logran identificar correctamente al titulado" y aseguró que esta mayor discrecionalidad sólo conseguirá generar aún mayor confusión, restando movilidad y competitividad a los alumnos puesto que podría haber alumnos con el mismo título que hubieran cursado un distinto número de créditos, según la universidad en que estudió. Sólo en la última década se multiplicaron por 10 el número de posgrados hasta superar los 7.200 y en muchos casos los estudiantes no son conscientes de que existen títulos de grados que no habilitan para el ejercicio profesional a pesar de que nominalmente lo pudieran parecer.

Nuevos grados básicos

Ahora, el Consejo de Ministros ha aprobado un nuevo decreto que modifica dos Reales Decretos (el 1393/2007 y el 99/2011), que regulan la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales y las enseñanzas oficiales de doctorado. La medida establece una horquilla que va desde los 180 a los 240 créditos ECTS, por lo que los nuevos grados podrán tener una carga lectiva situada dentro de ese margen. Aún así el decreto establece que, como mínimo, los nuevos grados deberán impartir todos los contenidos que forman parte de las competencias básicas definidas para cada uno de los itinerarios académicos.

Por otra parte, aparejada a la reforma de la regulación de los grados, el decreto modifica también la regulación de los estudios de master, ampliando los master oficiales a una carga lectiva de 120 créditos ECTS, equivalentes a dos años de estudios.

La medida mantiene la obligatoriedad de alcanzar un mínimo de 300 créditos ECTS (unos cinco años de estudios) entre grado y master para poder acceder a los estudios de doctorado, de acuerdo con la normativa del Espacio Europeo de Educación Superior.

Con esta medida, el Gobierno pretende flexibilizar la oferta académica y facilitar la convergencia de los grados españoles con los itinerarios universitarios de "la mayoría de países europeos", con el objetivo de facilitar la movilidad. A juicio del Ministerio de Educación, una mayor semejanza de la estructura de los estudios facilitará tanto que estudiantes extranjeros acudan a realizar sus estudios a España como que los españoles puedan cursar estudios en otras universidades.

La medida ha sido contestada por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), profesores y estudiantes y el Consejo de Estado ha solicitado al Ejecutivo que paralice la reforma, entre otras cuestiones, porque consideran que encarecerá los estudios y pondrá trabas a las familias menos pudientes

Por el contrario, el Gobierno recuerda que es una medida voluntaria y no obligatoria para las universidades y que el sistema 3+2 será sólo una opción. De hecho, Wert ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que incluso podría suponer un ahorro a las familias que escogieran una ruta corta sin máster o con uno de 1 año, eso sí, no todas las combinaciones serán habilitantes para el ejercicio de las profesiones reguladas.

Un 30 por ciento de las titulaciones, como las relacionadas con Ingeniería y Arquitectura o Ciencias de la Salud, están sometidos a normativa europea o nacional que fija su duración, por lo que no se verían afectadas por este Real Decreto, en principio. El Ministerio de Educación considera que en el resto de carreras, los estudiantes se ahorrarán el pago de tasas de un año completo, junto con otros costes asociados al estudio, como transporte, alojamiento o manutención, al tiempo que podrían incorporase un año antes a trabajar. En la misma línea, apunta que un 20% de los alumnos opta por cursar un máster no habilitante, y que éstos no necesariamente incrementarán a 120 créditos (la decisión le corresponde a cada universidad), por lo que "sólo un número reducido verán ligeramente incrementado el coste".

También argumenta que el actual modelo "ha generado importantes disfunciones en el reconocimiento mutuo de títulos" por lo que considera que la nueva formulación puede facilitar a los estudiantes españoles la realización de máster en el extranjero con duraciones acordes a las de los máster impartidos en España.


Lea también:

- La Educación en España, a contracorriente: piden un Pacto de Estado que ponga freno a los vaivenes reformistas
Wert insiste en dar libertad a las universidades para implantar grados de 3 años
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.