www.diariocritico.com

El terremoto de Ossa de Montiel reaviva la polémica en torno al fracking y al cementerio nuclear

lunes 23 de febrero de 2015, 19:24h

Equo ha alertado este lunes que la localidad de Ossa de Montiel en la provincia de Albacete en la que se ha ubicado el epicentro de un terremoto de 5,2 grados en la escala Ritcher se encuentra en una de las zonas donde, según Equo, hay concedidos permisos por parte del Ministerio de Industria para explotación bajo la técnica de la llamada fractura hidráulica, más conocida popularmente como fracking, en la provincia de Albacete. Algo que ha desmentido la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha.

  • El futuro ATC de Villar de Cañas está a 100 kilómetros del epicentro

    El futuro ATC de Villar de Cañas está a 100 kilómetros del epicentro
    Diariocrítico de Castilla-La Mancha

  • Hay varios proyectos de fracking en la zona afectada por el terremoto

    Hay varios proyectos de fracking en la zona afectada por el terremoto
    Equo Castilla-La Mancha

En concreto, dice Equo, se trata de la zona llamada Almorada de 26.840 hectáreas con permiso para practicar la técnica del fracking, la llamada fractura hidráulica, que se concedió en septiembre de 2012 a la empresa OIL and Gas Capital por periodo de seis años. Junto a ésta hay otras dos zonas con permisos concedidos en Esteros (26.460 hectáreas y Nava (20.130 hectáreas), según esta formación.

Una información que, sin embargo, ha desmentido el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador. El delegado ha negado que haya alguna autorización concedida por parte del Ministerio de Industria y de la Dirección General de Hidrocarburos para llevar a cabo prácticas de fracking en la zona.

La formación verde, por su parte, recuerda que ya ha advertido "de los peligros del fracking", entre los que señala la contaminación aérea y de los acuíferos o "lo poco que se sabe sobre el efecto de la variación de presión en subsuelo, y más en una zona con riesgo sísmico". Igualmente, Equo cree que "la sobreexplotación del acuífero de la zona también podría haber provocado el movimiento de tierra".

Equo recuerda también la cercanía de la zona a la localidad conquense de Villar de Cañas en la que está previsto ubicar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos procedentes de todas la centrales nucleares españolas. Una provincia, Cuenca, en la que también se notaron los efectos del sismo que se produjo en la provincia de Albacete, sin daños personales ni materiales graves.

Enresa asegura que el futuro ATC podrá soportar terremotos de magnitud 8

El futuro Almacén Temporal Centralizado (ATC) que se pretende construir en Villar de Cañas (Cuenca) podrá soportar terremotos de magnitud 8, según ha informado Enresa y tal y como se contempla en el diseño aprobado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Este municipio se encuentra a 142 kilómetros del epicentro del sismo registrado este lunes en la localidad de Ossa de Montiel (Albacete) y que registró una intensidad de 5,2.

El diseño del almacén de Villar de Cañas sigue el modelo del HABOG, un almacén temporal centralizado de residuos nucleares en Holanda, donde alberga los de baja, media y alta actividad para los próximos 100 años.

En el diseño de seguridad, el ATC holandés está preparado para mantener sin ningún tipo de afectación los residuos en el caso de un terremoto de magnitud 6 en la escala Ritchter y puede afrontar el impacto de un avión militar tipo F-16A Falcón fighter, inundaciones de 10 metros sobre el nivel del mar, una explosión de gas y vientos severos de 125 metros por segundo.

El ATC de Cuenca tendrá una estructura modular dividida en tres zonas; la primera de ellas el área de recepción, a donde llegan los bidones con los residuos, la segunda la de procesamiento de los bidones y la tercera la del almacenamiento.

No hay ninguna central nuclear afectada

El movimiento sísmico no ha afectado a ninguna de las centrales nucleares ubicadas en las proximidades del epicentro, en la localidad de Ossa de Montiel, según ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Tres centrales nucleares --José Cabrera, en Almonacid de Zorita y en fase de desmantelamiento; la de Trillo, en Guadalajara, y la de Confrentes, en Valencia-- se ubican a algo más de 200 kilómetros de distancia del epicentro del terremoto, que se ha dejado sentir en Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid.

El resto de instalaciones nucleares ubicadas en España tampoco ha comunicado ningún tipo de incidente al CSN, aunque en estos casos la mayor distancia a la zona epicentral hacía más improbable la afectación de las instalaciones. Es el caso de las centrales I y II de Almaraz (Cáceres), Santa María de Garoña (Burgos) y Vandellós I y II y Ascó I y II (Tarragona).

Siguiendo el procedimiento establecido, los titulares de las centrales nucleares José Cabrera, en fase de clausura, y de Trillo, ambas en Guadalajara, han notificado este incidente al CSN y han puesto en marcha el procedimiento habitual de comprobación y evaluación de posibles daños en las estructuras de la instalación.

La Instrucción IS-10 del CSN, en la que se establecen los criterios de notificación de sucesos, obliga a los titulares de las centrales nucleares, incluidas aquellas que están en desmantelamiento, a notificar aquellos sucesos externos que supongan un potencial impacto sobre la seguridad de la instalación.

En el caso de José Cabrera, la primera construida en España, el titular ha revisado y comprobado la estructura del Almacén Temporal Individualizado (ATI) de combustible gastado; mientras que en el de la de Trillo, ha comprobado que no ha supuesto alteración alguna en el funcionamiento de la instalación, que permanece al cien por cien de potencia.

En ambos casos, no ha habido impacto en los trabajadores, el público o el medioambiente y el incidente ha sido clasificado de manera preliminar con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

Por su parte, el titular de Cofrentes (Valencia) ha informado tras el terremoto en su página web que la central nuclear continuaba operando con "plena normalidad, sin haber observado anomalía alguna".

Sin problemas en las conducciones de agua o electricidad

El delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, que se ha desplazado hasta la localidad albaceteña de Ossa de Montiel ha confirmado que el temblor no ha provocado daños materiales de importancia y que tampoco se han visto afectadas las conducciones de agua ni de electricidad.

En declaraciones a los medios de comunicación desde la localidad, ha dicho que el único incidente destacable ha sido que un coche ha sufrido daños debido al desprendimiento de unas piedras en la localidad vecina de Alcalá del Júcar, pero sin lamentar daños personales.

Labrador se ha desplazado hasta Ossa de Montiel junto al subdelegado del Gobierno en la provincia, Federico Pozuelo, donde han sido recibidos por la alcaldesa de la localidad, María Luisa Clemot.

En el lugar del epicentro, ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad, destacando que se han tomado "todas las medidas complementarias que suelen acompañar a este tipo de sucesos".

El delegado gubernamental ha estado en contacto con alcaldes de localidades cercanas como El Bonillo, Villarobledo, y Munera, quienes les han trasladado que el terremoto no ha ocasionado ningún daño personal ni material.

Lea también:

Se registran numerosas réplicas al terremoto de Ossa de Montiel

El terremoto de Ossa de Montiel hace temblar también las redes sociales

- ¿Cuál fue el mayor terremoto de la Historia de la Península Ibérica?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+
1 comentarios