www.diariocritico.com
La pataleta de Espe, ¿real o fingida?

La pataleta de Espe, ¿real o fingida?

En Génova creen que Esperanza Aguirre niega el pacto para que no la impliquen en el derribo del PP de Madrid

domingo 08 de marzo de 2015, 19:02h
Con una sola frase, María Dolores de Cospedal ha respondido al desafío de Esperanza Aguirre desmintiendo de forma rotunda que se le haya pedido que deje la presidencia del PP de Madrid. Lo que se deduce de la versión de Génova es que fue la candidata al ayuntamiento quien expresó su deseo - "acordó que ... querría"- de dejar ese cargo si consigue su sueño de blandir el bastón de alcaldesa. Pero que no cunda la alarma. En el cuartel general de los populares atribuyen la sobreactuación de Aguirre de esta mañana a un intento por evitar que la acusen de contribuir al derribo del PP madrileño, por lo que una vez más la sangre no llegará al río.  
Una desautorización en toda regla que casualmente sorprende a Mariano Rajoy en Guatemala, pero que aquí en 'guatapeor' era obligada tras las graves acusaciones que Aguirre ha lanzado esta mañana contra la secretaria general de su partido y su amenaza de retirarse.



"Ante las distintas informaciones publicadas hoy en los medios de comunicación, el Partido Popular comunica que Esperanza Aguirre acordó con la dirección nacional del partido que, si era elegida alcaldesa de Madrid, querría dedicarse en exclusiva al Ayuntamiento, y dejaría la presidencia del PP de Madrid", comienza el comunicado emitido pasadas las tres de la tarde desde Génova.


"Por lo tanto, las informaciones publicadas hoy relativas a este asunto carecen de veracidad". Fin del comunicado. El problema es que además de lo publicado en algunos medios de comunicación, la propia Esperanza Aguirre las ha confirmado en su mayor parte con sus declaraciones a lo largo de la mañana, que ha reafirmado con un par de 'tuits'.



Aguirre sí ha negado que en su conversación - "discusión" ha dicho- del viernes con Cospedal se hablara de una gestora, pero no el meollo de su desafío: "Me dijeron que tenía que dejar la presidencia, y como dije que no, pues tuvieron al pobre comité electoral de receso durante casi cuatro horas (...) hasta que llegaron a la conclusión de que los estatutos dicen que hay que hacer un congreso", ha señalado Aguirre.


El problema, pues, parece ser el momento en el que Aguirre dejaría el cargo. Ahora, como le reclaman desde el partido, o tras las elecciones en función de un resultado que es toda una incógnita. Su ambigua respuesta a esta cuestión es la que demostraría, según fuentes de Génova, que lo de hoy ha sido "puro teatro" para calmar a sus fieles del PP madrileño molestos con el ninguneo a que les han sometido. Su supuesto pacto podría sonar a traición...


"Si yo soy alcaldesa, veremos lo que pasa en el partido (...) pues es muy probable que no me presente [al congreso regional]. Pero lo que no es posible es que pretendan que yo sea un candidato al que ellos le hagan el programa. Bueno, ellos, no sé, sería Manolo Cobo el encargado de hacer el programa, o Javier Arenas el de hacer la lista..., pues mire, no", ha reiterado la presidenta del PP de Madrid sin morderse la lengua como es su costumbre señalando al verdadero origen de sus discrepancias con la dirección nacional del PP.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.