www.diariocritico.com
Rivera 'hace suyas' las palabras de Alfonso Guerra: 'Si en Andalucía gobierna Ciudadanos, no la va a conocer ni la madre que la parió'

Rivera 'hace suyas' las palabras de Alfonso Guerra: "Si en Andalucía gobierna Ciudadanos, no la va a conocer ni la madre que la parió"

domingo 15 de marzo de 2015, 14:37h
Las encuestas auguran la irrupción de Ciudadanos (C´s) como cuarta fuerza política en el Parlamento andaluz, y el líder del partido, Albert Rivera ha manifestado que su formación será "la palanca de cambio" en Andalucía, aunque ha aclarado que no aceptará pactos "para que todo siga igual".
El candidato C's a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Marín, acompañado por Rivera, ha llamado este domingo a abandonar "la vieja política" y han pedido "confianza" para Ciudadanos porque su fuerza política, que según las encuestas puede jugar un papel clave en el escenario poselectoral.

Juan Marín y Albert Rivera han protagonizado este domingo en Sevilla el acto central de campaña de Ciudadanos, en una jornada en la que cinco encuestas diferentes coinciden a la hora de preconizar el desembarco de Ciudadanos en el Parlamento andaluz con entre ocho y 12 diputados autonómicos. Dicho aspecto confiere a Ciudadanos un papel clave en el escenario poselectoral, pues estas encuestas, así como otras anteriores, auguran un resultado sin mayoría absoluta para la primera fuerza política según los sondeos, el PSOE.

Juan Marín, ante cientos de personas, más de 600, ha manifestado expresamente que los resultados de los sondeos reflejan que Ciudadanos "va a estar en el Parlamento andaluz" después del 22 marzo. Por eso, ha avisado de que Ciudadanos no pactará "con aquellos que no estén dispuestos a llevar las reformas que planteamos desde nuestro programa electoral y nuestros principios", porque el "pacto" de Ciudadanos no es "con el PP o el PSOE", sino con la gente.

Al respecto, ha defendido que la filosofía de Ciudadanos pasa por "el cambio en Andalucía", la "regeneración de la vida pública", reformas en "las cosas que no han funcionado" y la devolución de "la confianza a los ciudadanos andaluces", que a su juicio están "cansados" de las políticas del PSOE y del PP. Y es que, a su entender, las fuerzas políticas mayoritarias de Andalucía "están instauradas en el inmovilismo y en que las cosas no cambien".

"Vamos a regenerar las instituciones", ha manifestado reclamando que "los imputados o investigados por corrupción estén en la calle, sin debate, y si después son inocentes, pues que vengan aquí y explicamos a todo el mundo que nos hemos equivocado". Del mismo modo, ha abogado por la supresión de la figura del aforado, listas abiertas en los partidos políticos, facilitar la actividad de las empresas, pymes y autónomos porque son quienes "crean riqueza y empleo", eliminar "los innecesarios entes intermedios de la administración y "financiar a las empresas para que generen empleo, pero no subvencionarlas para que todo siga igual".

Ha admitido que algunas de las medidas que Ciudadanos propone "no son de competencia autonómica", pero ha recordado que el ánimo del partido es "cambiar España" y reformar su legislación.

Albert Rivera, de su lado, ha defendido que más allá de las encuestas, es tangible que "España quiere un cambio" y "viene una nueva era política". "Algunos no se quieren enterar porque se quedaron en el siglo pasado", ha manifestado llamando a una "nueva transición" liderada por "el resurgir de la sociedad civil" a través de la recuperación de valores como la igualdad, la solidaridad o "la unión de todos los españoles".

Al respecto, ha llamado a crear un escenario en el que los políticos "no se metan en el poder judicial y no haya privilegios o aforamientos", donde los líderes políticos o los partidos no "metan las zarpas" en la educación ni "el hocico" en los medios de comunicación públicos. Se trata, en definitiva, de apostar "por las personas" y no por la "partitocracia".

Precisamente por eso, ha pedido abandonar "la vieja política", a la que ha atribuido los "ridículos insultos" de algunos dirigentes del PP a Ciudadanos, y "empezar el cambio por Andalucía", donde "los resultados socioeconómicos no son para sacar pecho, como hace la presidenta", Susana Díaz. "El PSOE está encantado con los datos de Andalucía y el PP está encantado de hacer oposición", ha avisado insistiendo en la idea del "cambio" y de una recuperación de la "confianza" en la política.

Rivera ha hablado también de las encuestas, que como hemos señalado atribuyen a Ciudadanos un papel posiblemente decisivo en el escenario poselectoral. "Los de la vieja política aún piensan en los pactos. Piensan que esto va de repartir sillas para que les dejen hacer lo mismo", ha dicho el presidente de Ciudadanos, que ha lanzado un mensaje muy directo: "no hay nada que nos puedan ofrecer para que esto siga igual". "Que no lo busquen. No hay nada", ha enfatizado remachando con otra máxima, la de que "si de nosotros depende, esto va a cambiar radicalmente, la Junta va ser devuelta a los andaluces".

En ese sentido, ha señalado que si en 1982 el histórico y recientemente retirado dirigente socialista Alfonso Guerra aseguraba que con el PSOE a España no la iba a conocer "ni la madre que la parió", ahora, "si gobierna Ciudadanos (en Andalucía) no la va a conocer ni la madre que la parió", porque Ciudadanos será "la palanca del cambio.

"Si ganamos gobernaremos y si no ganamos y los que gobiernan no quieren hacer reformas, pues dura oposición y a por ellos", ha dicho Albert Rivera avisando de que Ciudadanos no desembarca en la política andaluza "para calentar banquillo". "A mí no me gusta perder ni al parchís. Vamos a ser la gran sorpresa", ha preconizado".

Igualmente, ha advertido de que aunque algunos piensen que Ciudadanos va a "permitir gobernar al PSOE sólo con que" los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán renuncien a su aforamiento y "se vayan a su casa" a afrontar las causas judiciales en los que están involucrados, Ciudadanos reclama, plenamente, "un pacto nacional contra la corrupción".

El eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart, por su parte, ha llamado a acabar con "36 años de califato y de régimen instaurado", atribuyendo al PSOE el calificativo de "partido del régimen". Nart, en ese sentido, ha defendido que "Andalucía no es Susana Díaz, sino todos los andaluces", acusando al PSOE de no haber sido capaz de "transformar Andalucía" y generar "prosperidad". Frente a los "lugares comunes" del PP y el PSOE, Ciudadanos se propone "cambiar las cosas", ha enfatizado.

Igualmente, ha señalado las recientes declaraciones sobre Ciudadanos del portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, y del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. "Muchas gracias al PP por la magnífica campaña que nos está haciendo", ha dicho sobre el eco mediático de tales declaraciones. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios