www.diariocritico.com
Los diálogos de la basura

Los diálogos de la basura

viernes 08 de mayo de 2015, 15:48h
Madrid está sucio y algunas calles y barrios en especial la "llamada periferia" están sucísimos, ahora bien hay grandes diferencias por zonas: cuanto más comercial y de lujo más se limpia y como llegan las elecciones se está dando un bañito por los barrios más descuidados. 

Madrid no sólo suspende en el examen de limpieza urbana según el informe anual de la OCU sino que junto con Alcalá de Henares está a la cola de España, pero no sé si este asunto interesará  en el debate a 15 impuesto en Telemadrid por Esperanza Aguirre que, como  muy bien nos recuerda Enrique Villalba en su documentadísimo artículo publicado en Diario Critico, comenzó su carrera política  como responsable municipal de Medio Ambiente cuando la ciudad tenía un serio problema de limpieza en calles y parques, vertederos saturados, la contaminación superaba los límites marcados por Europa, el Retiro agonizaba; Aguirre lejos de resolver estos graves problemas consigue todo un récord de  huelgas de jardineros,  personal de recogida de basura, transportistas de escombros que criticaban los pésimos accesos a Valdemingómez...  es más, al grito de " la poda es la causa de la muerte de miles de árboles" recortó el  presupuesto de la campaña de podas para desesperación de los alérgicos...ahora bien, sin complejos, Aguirre se presentó en la Plaza Mayor recogiendo excrementos de perro en las "motocacas" mientras las montañas de basura se amontonaban en las calles y el PP  privatizaba totalmente el servicio de limpieza urbana de Madrid ¿consecuencia? en el año 1992 Madrid fue declarada la ciudad más sucia de Europa. 

Aguirre, genio y figura que para eso es taurina,  logró otro año repleto de paros, pero esta vez fue la patronal la que se plantó porque el Ayuntamiento pagaba tarde y mal. A algunas no les da por la limpieza y desde luego queda dicho no en el  infame sentido del obispo Munilla, por cierto ¿dónde está el decoro de la Conferencia Episcopal?
La contaminación ¿solución? la eliminación de 35.000 papeleras para  instalar otras tantas nuevas en medio de un monumental escándalo por el "contrato" y más abandono de los barrios. Son liberales de sus amigos, liberales que suben impuestos y crean nuevas tasas como la de la basura después de arruinar la ciudad con dispendios y derroches megalómanos, liberales que reclaman a los ciudadanos que corran con la factura antes que renegociar el plan de ajuste que Montoro impuso a Madrid. 

Madrid tiene que contar con los recursos mínimos imprescindibles para atender las necesidades de sus vecinos, lo contrario es simplemente austericidio de vía estrecha, estéril y sin fundamento. "Hay que limpiar Madrid de suciedad, corrupción e impunidad" sentenciaba el candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, quien ha anunciado un Plan de Choque para limpiar la capital en los primeros seis meses de su mandato, porque damos por hecho que "todo lo que no está prohibido está permitido". No estamos para guerras de la basura pero que menos que pedir calles limpias y una decente recogida y tratamiento de residuos.

Acabamos de conocer la macroencuesta electoral del CIS, sin mayorías absolutas  es el momento de buscar consensos, es tiempo para el diálogo político, que se echa tanto de menos como el civismo, pero el PP, que ha puesto tanto empeño en hacer desaparecer la asignatura de Educación para la Ciudadanía, suscita un enorme rechazo. Rajoy tampoco ha explicado a los ciudadanos el Plan de Reformas enviado a Bruselas: más deuda, más déficit y más recortes en educación y sanidad. 

Los diálogos constructivos para solucionar los problemas no es precisamente el camino que elige el PP ¡La que nos espera!  Revertir recortes, privatizaciones, falta de personal,  contratos ominosos, sí... pero también tenemos que apelar  al civismo y a la educación, tan olvidadas y denostadas, algunos síntomas son muy preocupantes: el gobierno de la Comunidad de Madrid entregó múltiples condecoraciones y distinciones con motivo de la festividad del 2 de mayo  ¡ninguna a una institución educativa pública! Pero allí estaba Mario Vargas Llosa, también condecorado, para recordar con orgullo su viaje a España desde Perú para estudiar en la Universidad Complutense de Madrid ya "alma mater" del Premio Nobel de Literatura.

El diálogo en política es un valor en sí mismo, ahora bien, cuando se plantea como objetivo un gran acuerdo político y se termina con las manos vacías apelar al valor del diálogo es una manera de reconocer el fracaso, y en política, si se es valiente, hay que explicar cuáles son las razones de ese fracaso porque no podemos repetir el mismo error, sobre todo si es el PP el único responsable por ejemplo de no haber alcanzado un pacto de estado en Educación.

¿Se opuso Wert? No, Wert ni estaba ni se le esperaba se opuso Mª Dolores de Cospedal, por cierto, Esperanza Aguirre no sólo logró que desapareciesen los últimos huertos de la ribera del Manzanares como ministra de Educación desató la guerra de la Humanidades. La educación es un prerrequisito que incluye el respeto, la cortesía, la urbanidad, es lo  que ayuda a los ciudadanos, según Roger Soder, a tomar buenas decisiones y a lidiar con demagogos. ¿Esto tiene solución? Sí, la elección  la tienen los ciudadanos el próximo 24 de mayo entre el diálogo político o los diálogos de la basura, porque o salimos de ésta o colocamos definitivamente los pilares de la destrucción. 



Amparo Valcarce ha sido Secretaria de Estado de Política Social y Delegada del Gobierno en Madrid.En este momento es diputada del PSOE y vicepresidenta de la Asamblea de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios