www.diariocritico.com

Mariano Rajoy se impone al sprint en la vuelta ciclista al Manzanares

miércoles 13 de mayo de 2015, 12:48h
El líder del equipo de La Moncloa, Mariano Rajoy, se ha impuesto esta mañana al sprint sobre sus competidoras del Génova Team encabezado por dos esforzadas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en la vuelta ciclista al manzanares por etapas -dos- disputada esta mañana por el PP bajo el tórrido sol de mayo que castiga estos días la capital. Todo sea por alcanzar la victoria final el próximo 24M en la meta de las urnas. El pelotón, que hoy tenía poco de serpiente multicolor, entró a escasa distancia del grupo de cabeza con Carlos Floriano al frente.

La campaña electoral hoy Sánchez se baja al sur, Iglesias con Carmena y Rivera se va al norte
- 'Jarrones chinos', por Fernando Jáuregui | Especial: España, un país en elecciones>>
Una vista y no vista Ana Botella fue la encargada de dar la salida a los participantes en su condición aún de alcaldesa de Madrid y, sobre todo, de impulsora de las bicimotos utilizadas para la carrera. A Rajoy no le hizo falta ni quitarse la corbata para imponerse a las candidatas madrileñas en la primera etapa, disputada en llano por el carril bici que discurre junto al río manzanares. A esas horas, el sol aún no había empezado a castigar con toda su furia el cemento.

Era el momento de pasar por el punto de avituallamiento, una terraza con vistas al estadio Vicente Calderón en la que ocuparon varias mesas para conversar con una representación del ciclismo de 'a pie' que poco a poco se adueña de Madrid. Al frente, la deportista paralímpica Eva Moral, todo un referente de superación personal desde su silla de ruedas. Al presidente se le notaba a gusto hablando de uno de sus deportes favoritos mientras el camarero intentaba tomar nota a sus distinguidos clientes en medio del caos de cámaras y guardaespaldas.

A pocos metros, la vida discurría como cualquier otra mañana por el carril bici, atestado de ciclistas que intentaban sortear a la comitiva que interrumpía su paseo ajenos a lo que ocurría en la cafetería aledaña. Unos se paraban a quejarse mientras otros, al percatarse de la presencia de Rajoy, Aguirre y Cifuentes tiraban de la cámara del móvil para inmortalizar el momento.

Tras el refrigerio sin presencia de micrófonos, los equipos se subieron de nuevo a sus 'veloces' bicimotos para disputar la segunda etapa. Cristina Cifuentes, aprovechando la ausencia de fotógrafos cambiaba de máquina por problemas en el sillín y aprovechaba para retocarse el carmín de los labios dispuesta a ganar la segunda etapa, con meta bajo el espectacular puente de Perrault. Un duro recorrido de 800 metros -metro arriba metro abajo- tras el cual, ambos equipos de Moncloa y Génova se hermanaron para pedir el voto a los madrileños, que al fin y al cabo es de lo que se trataba.

Decenas de militantes y simpatizantes les esperaban en la línea de meta. Desde allí, Mariano Rajoy le dio una buena razón para volver a votar PP el 24M: con Aguirre y Cifuentes "la gente será más feliz", les aseguró bajo el emblemático puente de Madrid Río, un proyecto de los tiempos de Alberto Ruiz Gallardón.


"Estoy absolutamente convencido de que cuando termine esta legislatura con Aguirre y Cifuentes en Madrid se hará más deporte, se usará más la bicicleta, el medio ambiente será mucho mejor y la gente será más feliz que, a fin y a la postre, es de lo que se trata", les dijo el presidente del Gobierno.


"Queremos que se haga deporte, es bueno para quien lo hace y es bueno para los demás. Queremos que se use la bicicleta y además la eléctrica requiere menos esfuerzos que hacerlo a pura pierna", explicó a su entregada audiencia tras su experiencia a lomos de una de las motorizadas. Estaba encantado.


El resto del mitin transcurrió por el discurso habitual de campaña, lo de los 20 millones de trabajadores, lo de no volver al fantasma de la crisis, que si éramos "el enfermo de Europa"...


Para culminar la jornada deportiva y recuperar de nuevo fuerzas, presidente y candidatas se arrimaron a un camión restaurante en el que humeaban hamburguesas, chorizos y pancetas, quizá no el menú más apropiado para estar en forma pero la excusa perfecta para darse un minibaño de masas con las 'bases' del partido. Que las muestras de cariño nunca vienen mal, ni siquiera a los políticos.



Lea también:
La campaña electoral hoy Sánchez se baja al sur, Iglesias con Carmena y Rivera se va al norte
- 'Jarrones chinos', por Fernando Jáuregui | Especial: España, un país en elecciones>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.