www.diariocritico.com
Rajoy se aferra a la lista más votada y los barones le advierten que el problema es la 'marca PP'

Rajoy se aferra a la lista más votada y los barones le advierten que el problema es la "marca PP"

> El presidente abre la puerta a apoyar la investidura de Susana Díaz pero dice que es el PSOE quien debe mover ficha
> Génova recurre de nuevo a los problemas de comunicación para justificar una pérdida de votos mayor de la esperada

lunes 25 de mayo de 2015, 21:53h
Mariano Rajoy está dispuesto a facilitar la investidura de Susana Díaz como presidenta de Andalucía en coherencia con su criterio de que se deje gobernar a la lista más votada, tanto en municipios como en ayuntamientos. "Pero es el PSOE el que debe dar el primer paso y llamar a Juanma Moreno". Según las cifras aportadas por el propio presidente en su primera rueda de prensa en la sede de Génova desde 2012, de esta forma el PP mantendría el poder en nueve CCAA y en 39 de los 50 principales ayuntamientos. Es su estrategia para impedir que los populares pierdan la mayor parte de su poder territorial. Sin embargo, algunos de los que seguramente van a perderlo en las próximas semanas le advirtieron en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional que el problema es la "marca PP".
Para Rajoy no hay motivos para el desaliento que parece cundir en sus barones, cariacontecidos a su entrada en la tarde del lunes para asistir al Comité Ejecutivo Nacional encargado de analizar los resultados del 24M. "Los resultados no son los que nos hubiera gustado, pero demuestran que el PP sigue siendo la opción favorita de las elecciones".


Una conclusión que no comparten barones como el gallego Alberto Núñez Feijóo, que no se jugaba nada en estas elecciones, pero pone sus barbas a remojar. "No podemos refugiarnos en esos resultados. Tenemos que conseguir unas mayorías más holgadas y hacer autocrítica de por qué en esta ocasión no hemos podido conseguirlas", explicó a la salida del Comité ejecutivo. Dentro, Luisa Fernanda Rudi, una de las probables víctimas del domingo, alertaba contra el rechazo a la "marca PP" como causa del desastre, opinión compartida por Alberto Fabra, también lejos de continuar como presidente de la Generalitat valenciana. El PP tiene un problema de "credibilidad", dijo con uno de los rostros más serios de la tarde.


Una rápida filtración del discurso de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, cuya victoria en Castilla-la mancha probablemente no le sirva de nada pese a ser la lista más votada, hizo saber una vez más que la cúpula del PP es consciente de sus problemas de comunicación.


Unos problemas que se han visualizado esta misma tarde cuando al comenzar la reunión aún no se sabía quién saldría a enfrentarse con la tropa de periodistas que se agolpaba a las puertas de la sede de Génova y se dudaba de que fuese Mariano Rajoy pese a los rumores que circulaban. La presión social y mediática ya desde por la mañana obligaba finalmente al presidente a comparecer para evitar que su ausencia se convirtiese en la noticia del día.


"Tenemos que ser más próximos, más cercanos y comunicar más con los españoles", fue el resumen de Rajoy tras el primer análisis de unas "elecciones tan complejas".


Y qué mejor que empezar por lo que se puede interpretar como una queja ante la incomprensión de los votantes respecto del esfuerzo realizado por el PP para salvar a España de la crisis: "Quiero decir también que los representantes del PP que han gobernado ayuntamientos y CCAA durante estos años han tenido que hacer una tarea ingente y han rendido un gran servicio a su país. Todos ellos, los que han renovado mayoría y los que no lo han conseguido, han tenido que adoptar decisiones muy impopulares pero imprescindibles para evitar la quiebra de nuestro país. Han gobernado con eficacia y con responsabilidad y han mantenido los servicios públicos esenciales".


Pero al final "los españoles sabrán reconocer el esfuerzo" y el PP ganará las Generales, aseguró Rajoy. Y con él de candidato, confirmó dejando en mero cotilleo el run run de un adelanto del Congreso Extraordinario del PP previsto para después de las elecciones, el único medio para desbancarle hoy por hoy del cartel electoral. Si alguien quiere segarle la hierba bajo los pies tendrá que esperar a después de las Generales. Desde luego, un sector del PP está en ello.


Ahora tocan los pactos. El presidente es consciente de que serán necesarios si el PP quiere mantener al menos parte de su poder autonómico y municipal. Su premisa, ya conocida, es que se deje gobernar a la lista más votada y pone tres condiciones para alcanzar un acuerdo con otras formaciones políticas: "Estabilidad, transparencia y control de las cuentas públicas".


Y ante la insistencia en recordarle la pérdida de votos del PP, dos millones largos, Rajoy disparó contra el PSOE, "porque cuando uno está en el Gobierno tiene más posibilidades de sufrir un desgaste, lo complicado es lo que les ha pasado a ellos, que han bajado. Eso sí tiene mérito".
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    38237 | antonio - 26/05/2015 @ 08:31:29 (GMT+1)
    El problema es la cúpula del PP con Rajoy a la cabeza. Ya se que Diariocrítico no se entera de nada. Por cierto Ada Colau votó SI, SI a la Independencia y ya ha hecho manifestaciones a su favor.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.