www.diariocritico.com
Cataluña, hacia la fragmentación política: el Parlament podría cobijar hasta 11 partidos
Ampliar
(Foto: EP)

Cataluña, hacia la fragmentación política: el Parlament podría cobijar hasta 11 partidos

domingo 21 de junio de 2015, 11:05h
Unió, ya divorciada legalmente de Covergència, decidió ayer que se presentará en solitario a las elecciones del 27 de septiembre. La de los democristianos será una candidatura más en unos comicios plagados de propuestas que dibujan un futuro Parlament más fragmentado que nunca en el que pueden llagar a tener cabida hasta 11 fuerzas políticas
El partido de Josep Antoni Duran se lanzará al ruedo electoral, porque detecta que tiene un espacio político muy claro: el de los catalanistas de toda la vida, que sin embargo, no son independentistas. Pero eso es lo único que de momento tienen claro los democristianos. Por ahora, sólo saben que concurrirán a las elecciones, aunque todavía no han decidido quién encabezará la lista electoral.

Tras ocho horas de reunión, la dirección de Unió constató que el partido está roto. Los críticos, es decir, el sector independentista afín a Artur Mas encabezado por la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, dejará el partido de Duran y se sumará a la propuesta de Mas, lo que en los círculos políticos catalanes se llama la lista del president.

Mas ya no puede usar las siglas de CiU tras el sonado divorcio con Unió. Tampoco quiere utilizar las de CDC, que han ido a la baja tras el escándalo de corrupción de la familia Pujol. Por eso, ha decidido hacer una lista nueva, limpia de siglas en la que él será la estrella. Pero ante un panorama político tan fragmentado ni siquiera un liderazgo fuerte es suficiente. Por eso, Mas invitó ayer a las entidades sociales independentistas a que se sumen a su proyecto.

Estas entidades, Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Òmnium Cultural, que han tirado del carro del independentismo durante los últimos años, podría aceptar esa invitación, pero también podrían darle calabazas a Mas. Y es que ERC también las quiere a su lado. Los republicanos dieron ayer el pistoletazo de salida a la precampaña formalizando la candidatura de Oriol Junqueras, quien, como Mas, pretende presentar una lista transversal y amplia en la que las siglas de su partido queden desdibujadas.

La ANC y Òmnium podrían sumarse a la propuesta de Mas o a la de Junqueras, pero también es posible que opten por presentarse por su cuenta y riesgo a los comicios aprovechando el tirón que tienen entre los independentistas. Carme Forcadell ya no está al frente de la ANC. Fue sustituida hace unas semanas por Jordi Sánchez, a quien se considera afín a Mas. Así, Forcadell, una cara muy conocida entre los votantes secesionistas, tiene el camino libre para presentarse a las elecciones con un proyecto propio.

Las propuestas de los separatistas no acaban ahí. La CUP, un partido independentista y de izquierda radical, que actualmente cuenta con tres diputados en el Parlament, ha ido ganándose la simpatía del electorado en los últimos años. Las encuestas le auguran un buen resultado después de que consiguiese entrar en el Ayuntamiento de Barcelona en las pasadas municipales con tres concejales.

La monja Teresa Forcades y el activista social Arcadi Oliveres pusieron en marcha hace un par de años el proyecto Procés Constituent, que también es de corte independentista y anticapitalista. Esta plataforma se unió a la de Ada Colau y Podemos para concurrir a las municipales. Es posible que también busque alianzas, quizá con la CUP, de cara a las autonómicas de septiembre. Pero por el momento, Forcades intenta liderar esta candidatura que también podría presentarse a los comicios en solitario.

Tampoco Podemos tiene muy claro con quién irá a las elecciones, pero sí sabe que se presentará y que le puede ir muy bien a juzgar por las encuestas. Por lo pronto, Podemos ya tiene lideresa en Cataluña, la joven profesora universitaria Gemma Ubasart. Ahora, el partido de Pablo Iglesias tendrá que definir su estrategia de alianzas o decidir si va a esos complejos comicios en solitario.

Uno de sus posibles aliados en ICV. La aparición de Podemos en el escenario político catalán es un problema para los ecosocialistas. El partido de Joan Herrera se presentó a las municipales en Barcelona coaligado en la plataforma de Colau. Ganaron. Pero repetir esa fórmula en las autonómicas es muy arriesgado, porque ICV podría quedar fagocitada por Podemos e, incluso, desaparecer del mapa político catalán. Ir en solitario también es conflictivo, porque Podemos puede robarle buena parte del electorado. Por si fuera poco, ICV tiene otro problema: el partido está dividido entre independentistas y federalistas. Es la misma situación que se vivía en Unió y que ha llevado a los democristianos a la ruptura interna.

Y algo similar le ha pasado al PSC. Los socialistas han visto durante estos últimos años como muchos de sus dirigentes se marchaban de partido descontentos con su discurso sobre el proceso de independencia. Ahora, los secesionistas ya no están en el PSC. Algunos han engrosado las filas de ERC. Otros, como Ernest Maragall, han montado un partido propio. Y otros, como Jordi Martí, se han incorporado a la nueva izquierda. El PSC, tras la marcha de Pere Navarro, cuenta con un liderazgo claro, el de Miquel Iceta, pero su electorado, como esos dirigentes que se fueron, le ha sido infiel y se ha decantado por otras opciones políticas.

También una buena parte del electorado del PP se ha cambiado al bando de Ciutadans. Hasta ahora, parecía que el liderazgo de Alicia Sánchez-Camacho era incuestionable, pero las cosas han cambiado. Las municipales no han ido bien para los populares en Cataluña y se empiezan a oír voces que plantean el relevo de Camacho aunque las elecciones estén a la vuelta de la esquina. Se habla del ex alcalde de Badalona Xavier Gacía Albiol; del alcaldable por Tarragona, Alejandro Fernández, y de la diputada en el Congreso Dolors Montserrat como posibles sustitutos. Pero está por ver si Mariano Rajoy, tan poco amigo de cambios y novedades, se atreve a dar el paso de sustituir a Camacho.

Y tampoco en Ciutadans se sabe quién será el cabeza de cartel para estas reñidas elecciones catalanas, aunque las dudas empiezan a despejarse. La portavoz del partido, Inés Arrimadas, ha anunciado que se presentará a las primarias para capitanear la lista de los ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, lo que hace pensar que cuenta con el visto bueno de Albert Rivera, quien dejará vía libre a Arrimadas mientras él mismo se convierte en candidato de C's para las generales.

CDC, Unió, ERC, CUP, PP, Ciutadans, PSC, ICV, Podemos, Procés Constituent y las entidades soberanistas. Todos estos partidos y plataformas pueden presentarse a las autonómicas con posibilidades de lograr representación dibujando un Parlament más fragmentado que nunca. Faltan sólo tres meses para los comicios y algunos de ellos no tienen aún claro si se presentarán, si lo harán en alianza con otras fuerzas o quién será su líder. Abróchense los cinturones porque vienen curvas muy cerradas para la política catalana en las próximas semanas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.