www.diariocritico.com
El Barça busca una hazaña casi imposible: remontar el humillante 4-0 de San Mamés

El Barça busca una hazaña casi imposible: remontar el humillante 4-0 de San Mamés

> Los de Luis Enrique saldrán al ataque desde inicio, y los de Valverde se defenderán con uñas y dientes

lunes 17 de agosto de 2015, 07:55h
La madre de todas las preguntas deportivas para cerrar el primer título de la temporada: ¿será capaz el Barça de su 'vendetta' contra el Athletic para remontar la humillación del 4-0 de San Mamés? O, visto desde el bando contrario, ¿aguantarán los rojiblancos la presión y mandarán sacar la gabarra para celebrar la imprevista victoria de David contra Goliat? Esa es la cuestión. Y se sabrá a partir de las diez de esta noche, cuando comienza en el Camp Nou este atractivo y morboso encuentro. De momento, como diría Bob Dylan, la respuesta está en el viento.
El FC Barcelona afronta este lunes (22.00 horas/Telecinco) contra el Athletic Club de Bilbao su particular 'operación remontada' durante la vuelta la Supercopa de España en el Camp Nou con la intención de marcar, al menos, cuatro goles con los que forzaría la prórroga mientras que los bilbaínos concentrarán todos sus esfuerzos en realizar una férrea defensa que dificulte la misión de los azulgranas y asestar el golpe definitivo con un gol a lo largo de los noventa minutos que arrebate a su rival la posibilidad de levantar el quinto título del año tras conquistar Liga, Copa del Rey, Liga de Campeones y Supercopa de Europa.

El triplete de Aritz Aduriz y el golazo desde casi el centro del campo de Mikel San José en San Mamés, en lo que fue una noche que quedará escrita en los anales de la historia para el aficionado bilbaíno, obligan al Barcelona tres días después de vivir una de las noches más negras en sus 116 años de existencia a creer en los imposibles para no despedirse de la posibilidad de levantar un nuevo título más y proseguir con su posibilidad de acabar el año 2015 con un 'sextuplete'.

Desde Can Barça, con Luis Enrique a la cabeza destacando que no era "pretencioso pensar en la remontada" después de recibir cuatro goles en noventa minutos, se ha cocinado a fuego lento durante esta semana todos los motivos disponibles con los que concienciar tanto a los jugadores como a los aficionados, ilusionados con sumar otro título a las vitrinas que les permita seguir soñando con emular lo logrado en 2009, que vivir una noche mágica en el Camp Nou es realmente posible.

Así las cosas, los culés se agarran al precedente que vivió el club en 2010 con la hazaña cosechada frente al Sevilla, también en la Supercopa de España. Aquella plantilla, encabezada por Pep Guardiola desde el banquillo, se trajo al Camp Nou un 3-1 adverso y, frente a su público, el argentino Leo Messi frotó su lámpara para marcar un triplete y endosar al conjunto de Nervión un incontestable 4-0, el mismo resultado que necesitan este lunes para tener la posibilidad de jugarse el título en el tiempo extra de partido.

Pero no es el único antecedente. En los dilatados enfrentamientos históricos entre blaugranas y 'leones', dos de los equipos con mayor antigüedad del fútbol español, existen ocho clavos ardiendo a los que puede agarrarse Luis Enrique para motivar a su gente con la posibilidad de meter cuatro o más goles.

En Les Corts, durante la temporada 1949/50, fue la primera vez que el Barça endosó semejante goleada al Athletic Club con un contundente 5-0. Sucedió también en 1964 (4-0 en el Camp Nou), en 1975 (4-0 en el Camp Nou), en 1991 (0-6 en San Mamés), en 1998 (4-0 en el Camp Nou), en 1999 (4-0 en el Camp Nou), en 2000 (0-4 en San Mamés) y por último en 2001 en el Camp Nou (7-0) Como curiosidad, en dos de ellas estuvo presente Luis Enrique como jugador.


FORTALEZA MENTAL PARA COMBATIR "ERRORES PUNTUALES"


Los ocho goles que el Barça ha encajado en los dos últimos partidos es uno de los principales aspectos que más incómodo tienen a Luis Enrique, que está "convencidísimo" de que su equipo está capacitado para dar la vuelta al resultado marcando cuatro goles y sin encajar un gol en contra. "No podemos cometer errores. Somos capaces de hacer cuatro o más goles pero tenemos que no encajar. Estamos cercanos a volver a dejar la portería a cero. Eso significa que hay que hacer seis goles y eso son palabras mayores", apuntó.

Marcharse de San Mamés sin ver portería rival condiciona mucho la vuelta de la eliminatoria, por lo que volverá a alinear a los teóricos titulares, con Rakitic e Iniesta en la sala de mandos para surtir balones a Pedro, Messi y Suárez en ataque, una vez que el equipo ha recuperado energías y ha olvidado la fatiga que arrastraba por una exigente final de Supercopa de Europa contra el Sevilla, con prórroga incluida. "Tenemos potencial, vamos a estar más frescos y cuando juega el Barça todo puede pasar", advirtió el asturiano.


LA ILUSIÓN, COMBUSTIBLE DE LA GABARRA


Los 'leones' son los verdaderos culpables de agitar las ramas del dulce sueño en el que vivía el Barça, hasta que se ha convertido en una pesadilla que le exige a combatir contra una renta adversa de cuatro goles de diferencia. Las numerosas bajas de Ernesto Valverde, con jugadores claves lesionados como Ander Iturraspe o Iker Muniain, no supusieron ningún inconveniente en San Mamés.

Para defender semejante resultado, el 'Txingurri' ha recuperado dos efectivos, Mikel Rico e Iñaki Williams, aunque su participación en el decisivo partido es toda una incógnita al no encontrarse en el mejor estado físico y con la eliminatoria frente al Zilina a la vuelta de la esquina.

El Athletic viaja al Camp Nou en busca de sumar un título que se resiste en la actual era que vive el club. Bilbao rumia desde hace tiempo la tristeza por las finales perdidas. Son cinco las disputadas en los últimos seis años y todas bajo un mismo denominador común: la derrota. Pincharon contra el Atlético de Madrid en la Europa League de 2012 y sucumbieron frente al Barça en las ediciones de la Copa del Rey de 2009, 2012 y 2015, amén de la Supercopa de España perdida también ante el mismo rival en 2009.

El último título que han levantado los vizcaínos en su historia se remonta a la Copa del Rey de 1984 en la que los chicos de Clemente ganaron al Barça en una final marcada por una histórica tangana que acabó con una dura entrada de Andoni Goikoetxea que dejó a Maradona cuatro meses en el dique seco. Este lunes, y con una ventaja consideraba, el Athletic tiene una histórica oportunidad de actualizar sus vitrinas. Mientras tanto, la gabarra seguirá pendiente en el embarcadero del Museo Marítimo esperando.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios