www.diariocritico.com
El 'jefe' de los jueces lanza 'mensajes envenenados' a Mas: 'Al margen de la ley no hay democracia sino frustración'...
Ampliar

El 'jefe' de los jueces lanza 'mensajes envenenados' a Mas: 'Al margen de la ley no hay democracia sino frustración'...

martes 08 de septiembre de 2015, 17:24h
El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha aprovechado el acto de apertura del Año judicial para lanzar varios 'mensajes envenados' cuyo destinatario es el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. Ante el desafío soberanista liderado por Mas, Lesmes ha 'recordado', ante el rey Felipe VI, que al margen de la ley "no hay libertad, no hay democracia", sino que solo quedan "espejismos y, en definitiva, frustración". Al mismo tiempo, le ha advertido que "la ley sólo desde la ley se cambia", ante el posible escenario de declaración unilateral de independencia tras las elecciones del 27-S. Estas declaraciones se producen el mismo día en el que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha avisado al president de que "debe cumplir su deber" si no quiere se produzca una intervención de las Fuerzas Armadas en Cataluña, algo que la Generalitat ha tildado de "miedo a la democracia" por parte de Morenés.

Tras pedirle a Mas que no olvide que "la ley sólo desde la ley se cambia", le ha advertido de que "la ruptura unilateral de los valores de convivencia" fraguados desde el consenso supone "traspasar los límites de la honestidad democrática, consustancial al Estado de Derecho".

Ha añadido que los jueces tienen la obligación de garantizar que la ley sea respetada, pues "ningún poder público puede anteponer para la resolución de los conflictos el designio particular, por muy justo que pueda parecer.

El presidente del Supremo ha defendido en su discurso la independencia de los jueces en la lucha contra la corrupción y ha recalcado: "las críticas interesadas no van a conseguir debilitarla ni a corroer la confianza de los ciudadanos en las distintas instancias judiciales". Ha dejado claro al respecto que el único principio rector que siguen los jueces españoles es el que establece la ley y ha insistido en que la independencia judicial "no es un privilegio del juez, sino una garantía para el ciudadano".

En ese mismo sentido, la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha defendido el trabajo de los fiscales anticorrupción y ha pedido que se les deje actuar sin la "presión agobiante" de los medios y las "críticas partidistas". Madrigal ha censurado el uso de la fiscalía en la brega política: "pido y exijo que desde ningún ámbito político se instrumentalice nuestra institución, planteando como denuncias cuestiones que deberían quedar ubicadas dentro de las lindes del debate político o electoral".

"Los reclamos mediáticos, a veces incompatibles con la serenidad de la investigación, las críticas partidistas o interesadas, e incluso el hostigamiento... pueden constituir una presión agobiante" para los fiscales, ha añadido.

Tanto la fiscal general del Estado como el presidente del Supremo han puesto el foco en el "drama de los refugiados", un asunto para el que han demandado "respuestas responsables", en palabras de Lesmes. La máxima responsable de la Fiscalía ha alertado contra las "nuevas formas de esclavitud" que encarnan las redes de trata de seres humanos, que no pretenden otra cosa que "explotar la tragedia de quienes tienen que huir de la muerte, el terror o la miseria".

Lesmes ha aprovechado su discurso para recordar que la tasa de litigiosidad en España sigue siendo una de las más elevadas de la Unión Europea, con 185 asuntos por cada 1.000 habitantes, y un leve repunte del 1 % en 2014, en tanto que el número de jueces (11,46 por cada 100.000 ciudadanos) es inferior a la media europea. Debido a esa situación, muchos órganos judiciales soportan "cargas excesivas de trabajo", en especial los juzgados de primera instancia, ha planteado Lesmes.

El acto institucional, celebrado en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, supone la apertura de un año judicial que estará marcado por el juicio por el caso Nóos, que sentará en el banquillo de los acusados a la infanta Cristina junto a Iñaki Urdangarín. Los juicios por el caso Gürtel y de los "papeles de Bárcenas", junto al del Madrid Arena, también protagonizarán un período en el que continuarán las investigaciones sobre los ERE, sobre la trama Púnica o sobre el exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.