www.diariocritico.com

Los cuentos de la lechera del 20-D

jueves 08 de octubre de 2015, 13:04h

Todos los partidos y grupos políticos, desde los históricos PP y PSOE hasta los más modernos y controvertidos cómo Podemos, Ciudadanos o Junts pel si están intentando trasladar al futuro Parlamento que salga de las urnas del 20-D los resultados de las elecciones municipales y autonómicas que han tenido lugar en este 2015. Un intento imposible dado que entre la aplicación de la Ley D'Hont a cada circunscripción electoral, y las diferencias históricas que existen en todas las Comunidades entre el voto municipal, el voto regional y el coto nacional, conocer con exactitud el número de parlamentarios que conseguirá cada uno de los concurrentes es contarse a uno mismo el cuento de la lechera.

Me he pasado una semana mirando números, porcentajes, historia electoral, acontecimientos que cambiaron o modificaron el voto, comparando resultados de las distintas citas con las urnas, y la conclusión evidente es que se pueden " pintar" con trazos gruesos los posibles resultados del mes de diciembre, pero habrá provincias en las que el último escaño se adjudique por menos de cien papeletas.

En 2011 el PP logró una nueva mayoría absoluta con 186 escaños, diez más de los que necesitaba para gobernar y decidir en solitario. Tuvo 500.000 votos más que en 2008 pero le bastaron para conseguir 32 sillones más en el Congreso. Por el contrario, los cuatro millones de votos perdidos por el PSOE le llevaron a perder 54 escaños y quedarse en los 110 de que dispone en estos momentos. Entre los dos controlaban a 296 parlamentarios y dejaban para el resto ochenta, que se distribuían entre CiU con 16, Izquierda Unida con 11 pese a tener 600.000 votos más en el conjunto de España, y un abanico de otros siete grupos que iban desde UPyD a Compromis.

Las cosas han cambiado y mucho. Todos los estudios que se han hecho, se están haciendo y se harán antes del 20 de diciembre coinciden en que el partido de Mariano Rajoy no pasará de 140 escaños en el mejor de los supuestos, y que el socialismo de Pedro Sánchez se quedará por debajo de los 120. Si se confirmara esta impresión, el PP necesitaría 36 escaños para conseguir la mayoría absoluta, una cifra que estaría rozando Ciudadanos tras su " éxito" en Cataluña.

En el lado del centro izquierda las complicaciones son mucho mayores: con un PSOE en 120, llegar a 176 escaños requeriría la suma de tres o más grupos, con Podemos que puede estar entre 20 y 30 parlamentarios si se mantiene la división de la izquierda y las votos se dispersan en cada una de las circunscripciones, y los 20 a los que puede aspirar Junts pel si de repetir el experimento electoral, que al fin y al cabo son los mismos que ahora poseen entre CiU y Esquerra Republicana. Y en el resto de sillones pongamos al PNV, a Coalición Canaria, a Amaiur, al Bloque gallego... Una atomización que me recuerda a los inicios de la democracia y la fragmentación que se intentó evitar con la famosa Ley D' Hont y su premio a los más votados.

Si el PP cae por debajo de los 130 escaños, que es una posibilidad real, y el PSOE se queda en los comentados 120, sus dirigentes tendrán un problema de supervivencia, que sería lo de menos a efectos de país, pero la gobernabilidad de España tal vez llevaría a una nueva convocatoria electoral, dado que la búsqueda de mayorías obligaría a encajes extraños, salvo que, como se ha hecho en otros países con Alemania a la cabeza, los dos grandes decidieran por fin unirse en la "gran coalición" tantas veces comentaba y tantas veces rechazada.

El bipartidismo pude haber muerto pero el resultado no es muy halagüeño para afrontar los retos que económicos , sociales y estructurales -con modificación constitucional incluida- que necesita España. Lo más probable y posible es que PP y PSOE sigan siendo los dos líderes con capacidad para formar gobierno y aprobar las medidas que habrá que tomar en el 2016, pero los egoísmos partidistas pueden tirar por tierra cualquier posibilidad de diálogo y cooperación. Sin olvidar que de los resultados de las elecciones generales dependerán también un buen número de pactos en autonomías y ayuntamientos que están permitiendo gobernar a los actuales mandatarios, algunos tan importantes como los de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.