www.diariocritico.com
Representación 'desde los escombros', de María Prado
Ampliar
Representación "desde los escombros", de María Prado

'(Des)de los escombros', de María Prado, pone voz a nuestros jóvenes con un dolido "¡No es esto, no es esto!”

lunes 14 de diciembre de 2015, 17:13h

Simplificando un tanto, a nuestros jóvenes se les puede encuadrar en dos grandes grupos. Los que no ven másallá de lo inmediato (jijí, jajá, carpe diem y que me quiten lo bailado…) y esos otros que han adoptado la funesta manía de pensar (¡vaya panorama que nos han dejado!, ¡esto no hay por dónde cogerlo!) y mucho me temo que María Prado forma parte indudablemente de estos últimos. Para ellos – y más aún para ellas- la sensación de haber sufrido un engaño constante y deliberado por parte de sus mayores resulta muy difícil sacudírselo: “estudiar, ir ascendiendo hasta trabajar en lo tuyo y ganarte la vida, ¿tener hijos?, vacaciones, y cuando seas mayor, tu pensión”. Una escalera cuyos peldaños pudimos ir pisando, uno a uno y por orden, en generaciones anteriores, pero que hoy es una auténtica quimera que ellos, los jóvenes como María Prado, han visto muy pronto y en cabeza propia que no es posible recorrer. Está, pues, en su perfecto derecho de denunciar el engaño en el que los hemos metido, gritar, rabiar y señalar con el dedo acusador a las generaciones anteriores, que no han sabido formar un sistema económico que está ahogando -cuando no desplazando- a nuestros jóvenes.

Todos estostemas, y más, recorren una obra dramática que ha escrito y dirigido María Prado, ‘(Des)de los escombros’, que ha venido representándose con éxito a lo largo de las últimas semanas en la sala Nave 73 y que volverá a hacerlo inmediatamente después delas fiestas navideñas. Se trata del proyecto final de María Prado en la I Edición del Máster de Creación Teatral de la Universidad Carlos III de Madrid, dirigido por Juan Mayorga, del que probablemente emerjan nuevos autores que darán mucho que hablar en los años venideros.

“Mi abuela me contaba el cuento de ‘La Lechera’ entes de ir a dormir. Ese en el que una niña -al menos así me lo contaba mi abuela- trabajaba llevando un cántaro de leche. La niña llevaba el cántaro apoyado en su cabeza… Mientras caminaba, la niña iba pensando lo que haría con la leche. La rica nata, con la que haría una sabrosa mantequilla, que podría vender en el mercado…Y con ese dinero comprar polluelos, cerdos, tener una granja, pagar su hipoteca…Y después, comprarse ropa de marca…”. Así comienza ‘(Des)de losescombros’, y todos sabemos que el cántaro se le cayó y, con él, se derramaron también todos los sueños y proyectos de la niña. Y la niña son todos nuestros jóvenes que, en estos últimos años, han obtenido un sobresaliente cum laude en precariedad y frustraciones No hay caminos por donde transitar hacia una realidad que solo está en los cuentos, que no hay forma de encontrar en la vida diaria, por mucho que los mayores nos empeñemos en demostrar su existencia pasada. Todo eso son cuentos chinos para ellos…

La metáfora social que María Prado ha construido con este texto se presenta en varios planos temporales y físicos, a través de varios personajes femeninos encarnados por tres estupendas actrices:Aranza Coello, Irene Maquieira y Luna Paredes. Las tres asumen las personalidades de varias generaciones de mujeres que han tenido que soñar, luchar, trabajar, construir, tejer y destejer con el único afán de seguir sobreviviendo. Y tantas veces como han caído, han sido capaces de levantarse para poder seguir adelante.

Janis Joplin

Otra mujer de pro, Janis Joplin, da voz a las tres protagonistas al comienzo y al final de la función con su voz rota y desgarrada en la que se concentra la lucha y la rabia histórica que la mujer mantiene desde el comienzo de los tiempos y que no parece tener nunca final. Se diría que el cuento de ‘La lechera’ ha ido recorriendo el imaginario de la mujer desde que el mundo es mundo y acaso por eso mismo no ha aceptado nunca que el fracaso no es ni será nunca el final, sino solo un capítulo -recurrente, eso sí- de sus vidas pero que lessirve una y otra vez para renacer.

La imaginativa y sencilla escenografía de Fernando de Retes y Lucía de Retessitúa doce sogas colgadas del techo (que servirán tanto para definir espacios como echar a volar la imaginación del espectador, ya que con ellas, tejen y destejen redes, trenzas, columpios, rincones e, incluso, crean la ilusión de un recién nacido que está siendo acunado…),y que junto a tres cántaros metálicos y otros tantos de barro, hechos añicos, con los que las tres actrices estarán jugando, manipulando o golpeando durante la función, constituyen todo el atrezzo sobre el escenario.

La iluminación de Juanje de los Ríos y el espacio sonoro deElena DavidsoneIrene Maquieira construyen, muchas veces al unísono, los cambios de escena y situación a los que las actrices se acomodan con facilidad y naturalidad sorprendentes.

(Des)de los escombros’ es, desde luego, un montaje comprometido, ágil, sugerente e imaginativo que una joven autora y directora ha levantado con toda la pasión del mundo y que tres actrices y un equipo artístico han sabido construir con ella para que no haya un solo espectador que salga defraudado después de los aproximadamente 90 minutos de espectáculo. Merece la pena, de verdad.

‘(Des)de los escombros’

Texto y Dirección:María Prado

Intérpretes: Aranza Coello, Irene MaquieirayLuna Paredes

Vestuario:Blanca Bescós

Ayudante de dirección:Fernando de Retes

Producción:Cuartoymitad Teatro

Nave 73,Sábados 9, 16 y 23 de enero de 2016

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.