www.diariocritico.com
Un error de 6,5 millones y otras pifias del sorteo de Navidad
(Foto: EFE)

Un error de 6,5 millones y otras pifias del sorteo de Navidad

miércoles 16 de diciembre de 2015, 17:45h

Bolas por el suelo, quintos premios que se convierten en un Gordo o 6 millones de pesetas que se te escapan de las manos por un error. Lapsus que comenten los niños de San Ildefonso y que juegan una mala pasada a los afortunados del premio. Así son algunos de los errores más famosos que recoge el sorteo más esperado por los españoles y que cumple 203 años.

Imagine que le toca un quinto premio en la lotería de Navidad y en menos de 10 minutos se convierte en un Gordo por un error, o al revés. O que el premio que acaba de recibir y que le ha empujado a abrir una gran botella de cava en medio de la calle, es bastante menor a lo anunciado. Los nervios y la presión juegan una mala pasada a los niños del colegio de San Ildefonso que cada año cantan los números premiados y que han provocado más de un susto.

Errores que pueden arrancar una sonrisa o una desgracia en el sorteo más esperado por los españoles. En 1986 Carolina Pellicó, ahora con 42 años de edad, cantó 25 millones en lugar de los 250 millones del premio gordo. Se convirtió en la primera niña en cantar el primer premio en la historia del sorteo de Navidad, pero no se dio cuenta hasta que llegó a la mesa y vio su error. Un premio en el que las administraciones de Bizkaia y Granada tuvieron que devolver 23 series al no ser vendido por el escaso atractivo del número 03.772. No fue el único fallo cometido ese mismo año por los niños de San Ildefonso. Otra niña arrancaría algún que otro cabreo a los ganadores, pues no habían ganado 120 millones como anunció, sino 125.000 pesetas. Más de uno guardaría el jamón y el confeti por si acaso ocurría un susto mayor.

Un error similar le costó una regañina por parte de un inspector de la mesa cuando Gemma Suárez cantó un premio menor en lugar del gran premio del año 1987. Al llegar a la mesa el inspector le dijo al ver la bola: “¿qué has cantado aquí, niña?”. Eso sí, aquí la alegría sería aún mayor para los afortunados.

A veces el momento que los niños llevan esperando mucho tiempo se puede ver truncado por culpa de una bola. Eso le ocurrió en el año 2006 a una niña del colegio. Se le resbaló la bola y salió disparada por el suelo. Los nervios le jugaron una mala pasada y olvidó que el micro seguía abierto y se le escapó alguna que otra palabra injuriosa: “Joder, se me ha caído la bola en la planta. ¿Dónde está...? ¡Qué vergüenza! No la encuentro. No está”. Finalmente apareció entre alguna de las Flores de Pascua de la decoración del teatro.

Peor fue la sorpresa que se llevaron algunos en 1960. Uno de los niños del famoso colegio cantó un tercer premio, unos 7 millones y medio de pesetas. No fue hasta 10 minutos después cuando la mesa se dio cuenta y tuvo que rectificar más tarde. De repente, aquellos afortunados perdieron más de 6 millones de pesetas con los que ya soñaban en sus cabezas. Ya saben, que si tapar algún agujero, una casa, un coche o algún que otro caprichito. 10 minutos les duró la ilusión y tuvieron que empezar a pensar en cifras algo menores para satisfacer sus sueños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios