www.diariocritico.com

Benítez, otro fracaso de Florentino, y van...

lunes 04 de enero de 2016, 23:34h

Ese “ser superior” –Butragueño dixit- que cada día está más empeñado en demostrar todo lo contrario acaba de sumar otro de sus múltiples errores. No por la destitución de ‘su’ entrenador, que era la crónica de una muerte deportiva anunciada, sino porque ha tenido que rectificar su empeño en contratarlo porque era “el ideal para el equipo”, algo que también dijo de los anteriores, de sus anteriores víctimas, Mourinho y Ancelotti. Es más, casi idéntica frase a la que pronunció no hace ni un mes para ratificarlo, con lo que al echarlo ahora el error inicial se duplica y el ser superior queda con el trasero al aire además de como mentiroso y persona nada fiable. Pongamos que se habla/escribe de Florentino Pérez. ¿De quién, si no, con estos datos?


El todopoderoso presidente del Madrid lleva, en tal condición, una temporada y media haciendo el más espantoso de los ridículos y arrastrando hasta el barro al otrora admiradísimo club a nivel planetario. Porque como él se cree el ‘sabio dios laico y deportivo’, además del encargado de los fichajes y de obligar a sus sumisos entrenadores a que les pongan siempre como titulares, ha tenido una enorme responsabilidad en que en la anterior campaña el Madrid no ganara ni un título –mientras su máximo rival, el Barça, se hacía con los tres más importantes y sustituía a los blancos en a admiración mundial-. Y, tras echar a Ancelotti –que se llevó una pasta gansa al cobrar este año que tenía firmado- sin saber porqué lo hacía–como el propio Florentino admitió cuando lo anunció, contrató a otro “ideal”, Rafa Benítez, que cualquier aficionado sospechaba que no iba a dar la talla por dos razones: su impronta resultadista y cobarde en los planteamientos, y que sólo ha triunfado en clubes de menor calibre, como el Valencia y el Liverpool –ni siquiera fue capaz de hacerlo en el Nápoles-.


Ahora el máximo mandatario blanco admite de hecho su error –una cuestión que seguro le habrían planteado en el simulacro de rueda de prensa sin admitir preguntas-, le cesa a la fuerza y se encomienda al mítico Zidane, a pesar de su escasa experiencia en los banquillos y cuyo Real Madrid de Segunda B tampoco es que deslumbre. Eso sí, al despedir a Benítez al ser superior se le acaba el cortafuegos que suponía éste, tan pitado como el presidente en el Bernabéu, pues si fracasa el francés, Florentino no tendrá a quien agarrarse y su posición quedará todavía peor. Mas dará igual porque nadie puede echarlo a él, que bien ha blindado las condiciones económicas para que nadie pueda ser candidato a sustituirle.

Escribíamos líneas arriba que Florentino llevaba temporada y media de fracasos por su ausencia de títulos en la 2014/15, pero en lo que ha transcurrido de la actual, esos petardos, además de ser por la pobreza de juego y resultados, han acontecido en otros asuntos impensables hasta en cualquier club de tercera división. El primero con el ridículo culebrón del fichaje de De Gea, presentando los papeles fuera de plazo y desautorizando a Navas, ese porterazo que tienen. O sea, pegarse un tiro en un pie, para después con el segundo hazmerreír mundial, hacerlo en el otro merced a la eliminación en la Copa por alineación indebida. Así que al ‘annus horribilis’ que fue 2015 parece sumarse ahora, nada más comenzar el 2016, un año en que el ser superior es capaz de aumentar sus fechorías, aunque desde ahora ya tenga en el banquillo al nuevo entrenador ideal. ¿Hasta cuándo? No, no se sabe, ni intenten responder, porque la respuesta sólo puede tenerla un ser superior.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.