www.diariocritico.com
Confusión total sobre el futuro presidente: el PP comienza a tirar la toalla, Ciudadanos cree que será Sánchez y Podemos 'aleja' su apoyo al socialista
Ampliar
(Foto: FE)

Confusión total sobre el futuro presidente: el PP comienza a tirar la toalla, Ciudadanos cree que será Sánchez y Podemos "aleja" su apoyo al socialista

> Cada partido tiene una idea propia mientras se aleja el proyecto de una gran coalición del bipartidismo

miércoles 20 de enero de 2016, 07:46h
Confusión total en estos momentos sobre cómo serán finalmente los pactos postelectorales para formar gobierno y elegir presidente. Cada partido tiene una idea propia sobre el futuro, mientras se aleja el proyecto de una gran coalición del bipartidismo y cobra fuerza la posibilidad de que Pedro Sánchez se corone con apoyos de Podemos y PNV... ¿o no? Porque los de Pablo Iglesias siguen pesimistas sobre un acuerdo.

PP

Vayamos por partes. Primero, el PP y Mariano Rajoy van haciendo cada día declaraciones más pesimistas sobre la posibilidad de retener el poder con el actual presidente en funciones al cargo. Se ha intentado todo, pero el PSOE levantó un cordón sanitario porque sabe que apoyar al PP para seguir presidiendo el Ejecutivo supondría su muerte política para muchos años, dando a Podemos la supremacía del centro-izquierda nacional. Por eso en el PP va cobrando fuerzas la teoría de una segunda ronda de negociaciones que contaría con la actual vicepresidenta, en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría como sorprendente candidata a presidenta de todos los españoles. Difícil, pero menos que con Rajoy, a quien todos rechazan de primeras, incluso Ciudadanos. Además, ayer Rajoy ya hablaba en pasado, diciendo que su proyecto "era" el más adecuado para España. Dentro del PP ya le reprochan que haya tirado la toalla tan fácilmente o que no se mueva más para negociar una salida a esta crisis.

PSOE

Luego está el PSOE y Sánchez, Sánchez y el PSOE. El secretario general de los socialistas insiste en que va a intentar formar Gobierno porque Rajoy y el PP son "incapaces de ponerse de acuerdo con nadie, salvo con ellos mismos". Además, ha asegurado que se siente "fuerte" y que será "fiel" los compromisos socialistas, "leal" a los votantes y "consecuente" con lo defendido en estos últimos 4 años. Pero para lograr su difícil objetivo tiene que conseguir los apoyos de un complicado partido como es el Podemos de Pablo Iglesias, que está más a seguir ascendiendo en la política nacional que en el Gobierno para los españoles. Sus luchas dialécticas y sus 'noes' están claramente orientados a agotar el proyecto político de Sánchez y hundir al PSOE, sabedor de que si hay nuevas elecciones ya ocuparían el segundo puesto de fuerzas pero el primero en la izquierda. Ada Colau se descubrió claramente, pese a no pertenecer a Podemos, al declarar que no pasaría nada si hay nuevas elecciones. Les conviene a los de Iglesias, Errejón y compañía.

Ciudadanos

Pero en tercer lugar de este 'estado de las cosas' tenemos a Ciudadanos. Su líder, ya sin tanta estrella como hace meses, Albert Rivera, no descarta que Sánchez salga investido presidente en segunda vuelta con el apoyo de Podemos y el PNV, el rechazo del PP y de su partido y la abstención del resto de formaciones. Esa fórmula es posible, puesto que el PNV como aliado no tendría las mismas consecuencias que los apoyos de otros grupos nacionalistas y daría estabilidad a un Ejecutivo que, en parte, tendrá poca fuerza porque tendrá que conjugar los proyectos e intenciones de varias sensibilidades políticas. El leit motiv será, sin duda, mejorar la situación de la gente, de la calle, y olvidar los objetivos nacionalistas, si es que el PSOE consigue bajar los humos a los grupos regionales de Podemos, que se crecieron en Cataluña, Galicia y Comunidad Valenciana para presionar con el debate territorial.

Podemos

Y por último tenemos a Podemos, de los que antes habíamos hablado. Su número dos, Íñigo Errejón, que será el portavoz parlamentario de Podemos en el Congreso, ha reconocido que "se aleja" la posibilidad de apoyar a Sánchez en una posible sesión de investidura después de la posición de los socialistas para repartir los puestos de la Mesa del Congreso y su postura en contra de los 4 grupos parlamentarios de Podemos. En todo caso, ha asegurado que esta postura no significa que Podemos no siga "tendiendo la mano" y estén dispuestos a "dialogar con cualquiera" para devolver las instituciones a la mayoría social, regenerar las instituciones y encontrar un nuevo acuerdo territorial.

¿Pero alguien sabe de verdad cómo acabará todo esto? ¿Nuevas elecciones? ¿Legislatura de transición con un gobierno 'en funciones' que apenas pueda aprobar nada ante el poco entendimiento entre fuerzas políticas aliadas? ¿Un presidente alternativo y de consenso que evite la continuidad del PP en el poder? Próximamente, en cines... perdón, en las Cortes.


- Rajoy, a Sánchez: "Desde el sectarismo y la negación a hablar no se construye nada"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios