www.diariocritico.com

Los Días de la Mujer

martes 08 de marzo de 2016, 10:50h
Hoy es el Día Internacional de la Mujer y el Día de la Mujer Trabajadora; el Día de la Mujer, sin más. Lo segundo es una redundancia; trabaja por el hecho de ser mujer desde que nace, trabaja por todo y contra todo. Contra la discriminación, contras las agresiones sexuales, contra los matrimonios forzosos, contra el maltrato, contra las agresiones sexuales, contra la violencia de género, contra la explotación sexual, contra la esclavitud. Trabaja contra todo y aquí, en España.

El Consejo de Ministros ha aprobado hace unos días una declaración institucional ante esta conmemoración. Sus primeros párrafos dicen: “Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer se reafirma el compromiso con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y se reconoce el trabajo de las mujeres que, tanto de forma individual como a través de las entidades y asociaciones, han permitido que mujeres y hombres hayan alcanzado en España la igualdad ante la ley y se hayan dado importantes pasos para erradicar las distintas formas de discriminación que impiden a las mujeres el ejercicio pleno de sus derechos. Hoy contamos con un marco normativo que garantiza la igualdad de trato y de oportunidades y el impulso de las políticas públicas para promover el empoderamiento de las mujeres y la erradicación de la violencia que se ejerce contra las mujeres”.

De todo ello, dos frases lapidarias a cumplir, ni mucho menos cumplidas, señores ministros en funciones: “Hayan alcanzado en España la igualdad ante la ley; y hoy contamos con un marco normativo que garantiza la igualdad de trato y de oportunidades”.

El informe de 2015 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para España revela que la tasa de paro femenina llega hasta el 22,52%, mientras que la masculina es del 19,4%. El cual se puede aderezar con la última Encuesta Anual de Estructura Salarial que recoge el dossier Trabajar igual, cobrar igual, elaborada por UGT, y que refleja que una mujer puede llegar a cobrar hasta un 25% menos que un hombre por el mismo trabajo y competencia profesional. Pero vamos, es más sencillo decir que, de haber nacido hombre, esa misma mujer tendría otro puesto laboral, o habría ascendido en condiciones, responsabilidad y calidad.

Y estas cifras discriminatorias y sus correspondientes porcentajes se encuentran en todos los estamentos, ámbitos, y sectores. No hay apenas mujeres en los órganos de representación de España, ni en el empoderamiento, como dicen ustedes, señores ministros, ni en las tomas de decisiones. Sí hay fotos institucionales sin mujeres, fotos históricas sin mujeres, mesas y sillas negociadoras y decisorias sin mujeres…

Repito, “igualdad ante la ley”, “marco normativo”, dice el Estado en este “festejo”. Sólo habría que echar un vistazo, por ejemplo, al deporte femenino y su situación actual de no cotizar a la Seguridad Social y no tener sindicatos o convenios colectivos. Y hasta no firmar contratos. Si una deportista, sin este documento vinculante, se lesiona y sufre incapacidad laboral, ¿qué tiene? ¿”Igualdad”? ¿”Marco normativo”? Hay mujeres que han ejercido el deporte profesional durante 10 o 15 años y no cuentan con un solo día cotizado. Y qué decir de la maternidad de la deportista, algo que sí suele figurar, cuando hay una firma de por medio, en una cláusula que permite la ruptura unilateral por parte del club o de la entidad deportiva. Y ya puestos en el deporte femenino, rematar con la discriminación en los medios de comunicación. Y no ya en espacio y tiempo, sino en el propio tratamiento de la información. Para que no se diga y en un mea culpa de mi propia profesión.

Ni en lo “básico”, señores ministros, hay igualdad: estereotipos y roles de género, conciliación y asunción de responsabilidades familiares, empleo, salarios, educación, salud, deporte, cultura, sociedad y tecnología de la información, etc.

Y ahora, si quieren sus excelentísimos señores, pasamos a mayores.

El Ministerio de Interior cerró el 2015 con el dato de que más de 50.000 mujeres maltratadas bajo control policial se encontraban y se encuentran en situación de riesgo en España. De ellas, 658 tienen edades comprendidas entre 14 y 17 años. Maltrato físico, psicológico y hasta digital, ejercido a través del teléfono móvil y de las redes sociales. Once son ya las fallecidas en los dos primeros meses de 2016, por una violencia doméstica y de género que hace más vulnerables aún a las mujeres rurales.

Si hay que hablar de agresiones sexuales, el aumento en los últimos años es patente. El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades sólo ofrece datos hasta el año 2014, año en el que se produjeron 9.468 delitos contra la libertad sexual, lo que supuso un 6,1 por ciento más de los 8.923 contabilizados en 2013.

Y niñas, niñas residentes en España en riesgo de ser conducidas a un matrimonio forzoso y niñas residentes en España en riesgo de sufrir una ablación o mutilación genital, nada más y nada menos que 17.000 en este último caso. Todo ello fuera de nuestras fronteras y de nuestra jurisdicción, para luego regresar aquí con todo ello “legal”.

Y hay más víctimas. Víctimas que no se ven, como las de la trata. Unas 45.000 mujeres y niñas sufren esta explotación, esta esclavitud y esta prostitución en España, de las que apenas la policía identificó en 2015 a unas 14.000.

En la citada declaración institucional compromisaria del Ejecutivo por la igualdad entre mujeres y hombres como elemento esencial para construir una sociedad justa y desarrollada, deben ustedes ─excelencias─ corregir la redacción y decir que “NO se ha alcanzado en España la igualdad ante la ley”, y que “hoy NO contamos con un marco normativo ─habría que añadir suficiente y sin un verdadero esfuerzo en la vigilancia de su cumplimiento─ que garantiza la igualdad de trato y de oportunidades”. Falta mucho para todo ello, porque el Día de la Mujer no es el 8 de la marzo, el Día de la Mujer es mañana, y pasado, y al otro… El Día de la Mujer es todos los días. Trabajen, señores ministros, trabajen, que nosotras ya lo hacemos jornada tras jornada por todo y contra todo. Como verán, no hay nada que celebrar.


@j_riveraflores
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios