www.diariocritico.com

Locuras quijotescas

viernes 22 de abril de 2016, 13:49h

Claro, faltan apenas días, más bien horas, para el veredicto definitivo: elecciones el 26 de junio. Y los nervios se desatan, dando lugar a todo tipo de ocurrencias, inconvenientes, pasadas y hasta desmanes. Los periodistas nos fijamos mucho en estos momentos en los desplantes que nos hace -no solamente en el acto académico del jueves que tanto revuelo ha suscitado- el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cuyos conceptos sobre lo que debe ser el periodismo libre ya nos han quedado claros: los de Simón Bolívar. Pero, trascendiendo la anécdota, la verdad es que estos son tiempos del y de la cólera, en los que lo mismo nos sale uno de ‘los cuatro’ pidiendo que el Rey designe a un independiente como candidato a la presidencia del Gobierno que nos encontramos en las portadas de los periódicos al presidente del Gobierno en funciones… ‘tirando cañas’ de cerveza en El Toboso. Lo que hay que hacer para salir en la foto.

Estamos insertos en los disparates de la recta final, cuando nadie sabe no solamente lo que va a ocurrir en el futuro inmediato, sino que ni siquiera intuye lo que de verdad está ocurriendo en el presente. No de otra manera se entiende lo de Albert Rivera -cuya voz sonaba hasta ahora con acordes de tanta sensatez- y su propuesta del independiente para que ocupe la presidencia del Gobierno; ni lo de Pedro Sánchez, insistiendo, aún hoy, en que todavía es posible un acuerdo de última hora para enlazar a Podemos, Ciudadanos y el PSOE en un pacto que le lleve a él a La Moncloa... aunque sea un ‘pacto a tres’ que dos rechazan, o sea, imposible. Los calores primaverales y preelectorales, sin duda.

Pero, a mi juicio, el dislate más grande que conocen estos minutos tiene al pobre Cervantes de involuntario protagonista. Un dislate cervantino, aprovechando la efeméride. Confieso que sentí cierto estupor al ver el entremés montado por unos actores engolados, interpretando libérrimamente -y tanto- pasajes de El Quijote... en el hemiciclo del Congreso de los Diputados. Será que, como el Parlamento está en desuso, o en funciones -igual que el Gobierno- de gran sala de prensa, unos días se organiza el teatrillo aprobando el voto a los 16 años -sin provocar ningún efecto práctico, claro- y otros se escenifica una ‘cervantada’ protagonizada por actores allí llevados por Su Señoría Toni Cantó. Y allá que van, encantados, Sánchez y Rivera, y el presidente del Congreso, Patxi López, tras haber colocado una gafas estilo ‘siglo de Oro’ a los leones, que aceptan impertérritos, que para eso son de bronce, los desmanes que se les imponen.

Menos mal que ya solamente quedan unas jornadas para que, oficialmente, se dé el pistoletazo de salida hacia las elecciones y entonces, cuando se repartan cartas nuevas –con, ay, los mismos jugadores--, tal vez retorne ese mínimo de cordura que nos hacía ir tirando hasta ahora, cuando todos los papeles se han perdido. Y entonces, la función de los periodistas dejará de ser el tener miedo al señor Iglesias, y el papel del señor Iglesias será aceptar las críticas y no solamente los halagos; y entonces, el presidente del Gobierno abandonará las barras de los bares en las que, camarero inexperto, sirve unas cañas; y entonces, el señor Rivera meditará mejor lo que dice y se callará ocurrencias como la de proponer un independiente -¿quién, por cierto?- para encabezar el Gobierno del Reino de España; y entonces el Congreso de los Diputados quizá retorne a ser la sede del poder Parlamentario; y entonces…

Y entonces, pues eso: que a ver si concluye ya esta etapa de locura que espantaría al propio chiflado Don Quijote y le haría exclamar, en concordancia con Obelix, “están locos estos hispanos”. Estos políticos hispanos, naturalmente.

- El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.