www.diariocritico.com
'Trabajos de amor perdidos': un delicioso e inhabitual Shakespeare
Ampliar

'Trabajos de amor perdidos': un delicioso e inhabitual Shakespeare

'Love's Labour's Lost', o ‘Trabajos de amor perdidos’ es una de las primeras obras de teatro que escribió y representó el mayor genio británico de todos los tiempos, William Shakespeare. Todo apunta a que fue escrita hacia 1595. No muy valorada en siglos posteriores, fue ya a partir del siglo XX cuando los estudiosos comenzaron ya a ver en ella algo más que una extraña y sorprendente comedia burlesca para descubrir en su texto, además, valores mucho más profundos. De una u otra forma, la extraordinaria adaptación (de José Padilla) que ahora ponen conjuntamente en el escenario de los Teatros del Canal la Fundación Siglo de Oro y el Shakespeare’s Globe Theatre, es sencillamente fantástica. La prueba de lo que digo es que, después de dos horas y cuarto de función, el público -que no para de reír y sonreír a lo largo de toda la obra- aplaude entusiasmado el montaje y a los 13 actores que lo vienen representando desde el pasado 27 de abril.

Tanto los hechos como los personajes que Shakespeare incluye en estos ‘Trabajos de amor perdidos’ son contemporáneos suyos, y son una buena oportunidad de que ambas instituciones y los Teatros del Canal se sumen con este montaje a los actos que se están llevando a cabo en todo el mundo con motivo del 4º centenario del fallecimiento de Shakespeare.

La acción de la obra se desarrolla en el reino de Navarra, en donde el propio rey y tres de sus caballeros, deciden recluirse en el castillo de Su Majestad por un periodo de tres años para dedicarse en exclusiva al pensamiento, al estudio y al conocimiento (“Navarra será el asombro del mundo”, se dicen en muchas ocasiones para motivarse…). Hasta aquí todo parece normal, pero el cuarteto se autoimpone una condición adicional, la de evitar cualquier tipo de contacto carnal con mujer alguna durante ese mismo tiempo. Pero el rey y sus tres caballeros van a ser puestos a prueba mucho antes de lo que esperan porque el mismo día del juramento llegan al castillo la Princesa de Francia y tres de sus damas que van a propiciar el quebrantamiento del voto de castidad hecho por el rey y sus cortesanos. Uno a uno se convierten en perjuros porque son incapaces de modular sus instintos y se buscan las razones más peregrinas para justificar lo que, por otra parte, nunca debieron de haber prometido. ¡Y es que la llamada de Cupido no se puede desoír...!

Las situaciones planteadas por el autor, la tremenda contradicción en la que se meten rey y caballeros, así como la determinación de las mujeres a ser ellas mismas y hacer valer su condición, provocan tal suerte de duelos y requiebros entre unos y otros, que hacen de la función una verdadera delicia. Y aún mayor cuando las vidas de la nobleza se entrecruzan con varios otros personajes del pueblo llano (un ladronzuelo, un hidalgo, su sirviente y una aldeana que enloquece a unos y a otros). Los directores del montaje han sabido dosificar -atenuando, pronunciando o enfatizando, que de todo hay- situaciones y personajes hasta conseguir, como ya he apuntado, que las jornadas en que suceden todos esos acontecimientos vuelen como el tiempo. Hablamos en plural porque, efectivamente, la espléndida dirección de escena ha sido compartida por Tim Hoare y Rodrigo Arribas.

Asimismo, otras áreas artísticas del espectáculo han sido también asumidas por creadores británicos y españoles, que han multiplicado, más que sumado, sus esfuerzos hasta conseguir una escenografía más que sugerente a través de unos postes de madera unidos entre sí que fácilmente trasladan al espectador a los austeros salones de palacio o a sus alrededores campestres, donde se ven confinadas las damas francesas por esa bárbara promesa rápidamente incumplida de los ilustres navarros. De la iluminación de Alberto Yagüe, y el vestuario de Andrew D. Edwards, que se encarga también de laescenografía, puede decirse otro tanto.

El trabajo actoral, por último, es encomiable y tanto la palabra intencionada, huidiza, temerosa, esquiva o hipócrita, como los movimientos corporales o el gesto que las adornan se dice o ejecutan estupendamente por todos y cada uno de los componentes de la compañía de la Fundación Siglo de Oro, que encajan como una horma a su zapato en sus papeles respectivos. El reparto está compuesto por Javier Collado, Berowne; Montse Díez, Catalina; Jesús Fuente, entrañable y convincente Armado; Alicia Garau, Princesa y Reina de Francia; Jorge Gurpegui, Mota; Julio Hidalgo, Enrique, Rey de Navarra; José Ramón Iglesias, Longaville; Alejandra Mayo, María; Sergio Moral, Dumaine; Raquel Nogueira, Jaquineta; José Luis Patiño, Boyet; Lucía Quintana, Rosalina; y Pablo Vázquez, estupendo Costra.

Por último, hay que decir que la Fundación Siglo de Oro, asociada a Shakespeare’s Globe Theater, ha coproducido esta obra con Teatros del Canal, Pentación Espectáculos y Fundación Baluarte.

Asistir a cualquiera de las pocas representaciones que aún quedan en la Sala Verde de los Teatros del Canal será, sin duda alguna, un acierto para el espectador, independientemente de que acuda a ver la obra como erudito, como estudiante, o como simple y llanamente, un espectador que busca una buena excusa para pasar una tarde inolvidable en el teatro. Más que recomendable, sin duda.

Trabajos de amor perdido’, de William Shakespeare

Dirección: Tim Hoare y Rodrigo Arribas

Intérpretes: Javier Collado, Montse Díaz, Jesús Fuente, Alicia Garau, Jorge Gurpegui, Julio Hidalgo, José Ramón Iglesias, Alejandra Mayo, Sergio Moral, Raquel Nogueira, José Luis Patiño, Lucía Quintana y Pablo Vázquez

Composición musical: Xavier Díaz-Latorre

Coreografía: Tanja Skok

Espacio Sonoro: Óscar Laviña

Teatros del Canal (Madrid)

Hasta el 15 de mayo de 2016

Más información en: http://www.teatroscanal.com/espectaculo/trabajos-de-amor-perdidos-shakespeare/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 'Trabajos de amor perdidos': un delicioso e inhabitual Shakespeare

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    41209 | Lorena - 06/05/2016 @ 16:23:05 (GMT+1)
    ¡Espectacular! Genial trabajo de todos los actores, es una obra muy divertida, sales del teatro con una sonrisa grabada.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.