www.diariocritico.com
Los 10 mejores discos de Elvis Costello
Ampliar

Los 10 mejores discos de Elvis Costello

miércoles 18 de mayo de 2016, 08:59h
Elvis Costello visitará España en junio con su espectáculo 'Detour', un recital en el que repasa su espectacular cancionero en solitario. Las ciudades afortunadas con la llegada de este gigante son Zaragoza, el 4 de junio, Madrid, el 5 de junio, y San Sebastián al día siguiente. Una ocasión perfecta para repasar los diez discos fundamentales de la carrera de uno de los músicos más importantes de los últimos 40 años.
My aim is true

Pocos discos de debut tienen el nivel del de Declan McManus, mejor conocido como Elvis Costello. Fichado por Stiff Records como posible compositor para Dave Edmunds, este debut se grabó en poquísimo tiempo y costó una irrisoria cantidad. Nick Lowe, el productor, supo darle la frescura que necesitaba a unas canciones que se grabaron para convencer a Edmunds pero que terminaron siendo editadas por su cuenta cuando la compañía escuchó el resultado. Y es que, a la primera, Costello entregaba una colección de clásicos a la altura de muy pocos, 'Welcome to the Working Week', 'Allison', '(The Angels Wanna Wear My) Red Shoes', 'Less Than Zero' o 'Waiting for the End of the World', si a esto le añadimos el single 'Watching the detectives' nos queda uno de los discos fundamentales de la década. Siendo un gran fan de toda su obra, 'My aim is true' sigue siendo mi disco favorito de toda su carrera.



This year's model

Si alguien pensaba que el torrente de creatividad, y canciones, se iba a secar tras su espléndido debut, 'This year's model' fue la confirmación de que se equivocaban. También fue el inicio de la más fructífera de sus colaboraciones, el primer disco en el que le acompañaban los Attractions, la banda junto a la que se convertiría en el 'Rey de la Nueva Ola'. Claro que a los que se parecían, en imagen, era a la versión cabreada de Buddy Holly y los Crickets. Con Nick Lowe repitiendo en la producción 'This year's model' es el disco que mejor suena de su carrera y en el que más cerca estuvo de la energía del punk con una nueva ristra de clásicos como 'Pump It Up', 'This Year's Girl', '(I Don't Want to Go to) Chelsea' o 'Lipstick Vogue'.



Armed forces

El tercer disco de Costello, y el segundo con los Attractions, es uno de los más ambiciosos de su carrera. Sigue enmarcado en la energía de la Nueva Ola, pero esta vez los arreglos de las canciones son mucho más ambiciosos como se puede comprobar desde el inicio con la espléndida 'Accidents will happen', claro que lo que eleva a este disco son los tres minutos más gloriosos de toda la Nueva Ola. Si Elvis Costello sólo hubiese escrito 'Oliver´s Army' seguiría siendo uno de mis compositores favoritos. Una fuerte ovación para los Attractions, en especial para el piano de Steve Nieve. Si pueden háganse con la versión extendida que incluye el EP promocional 'Live at Hollywood High' donde se incluye una increíble versión del 'Accidents will happen' solo con el piano además del single con la versión de su productor habitual, Nick Lowe, '(What's So Funny 'Bout) Peace, Love, and Understanding'.



Get happy!

'Get Happy!' es uno de los mejores discos de la carrera de Costello, compuesto bajo el embrujo de la música negra de los sesenta, la de los gloriosos singles de Stax, Atlantic o Motown, las canciones rara vez superan los 2 minutos y medio de duración, como en el caso de 'High Fidelity', en la que rinde homenaje a las Supremes, ‘Love for tender’, ‘King horse’, o las magníficas versiones de ‘I stand accused’ y ‘I can’t stand up for falling down’. Años más tarde Nick Hornby llamaría a su obra maestra ‘Alta fidelidad’. Por cierto, el Top 5 de canciones de Costello de Robb, el protagonista de la novela, son 'Alison', 'Little Triggers', 'Man Out Of Time', 'King Horse' y 'Everyday I Write The Book'.



Trust

Para su quinto disco, 'Trust', Costello dijo sentirse influenciado por otros artistas contemporáneos y así muchas de sus canciones incorporaban referencias a grupos como The Clash, Squeeze, cuyo componente Glenn Tilbrook colabora en la espléndida 'From a whisper to a scream', (un temazo que, incomprensiblemente, fue el primer single de Costello que no llegó a las listas) XTC, The Pretenders o, como en 'Clubland', The Police. A bote pronto, no se me ocurre otro artista, más allá de los Beatles, cuyos cinco primeros discos tengan el nivel de los de Costello.



Imperial bedroom

En 1982 Elvis Costello dio por terminada la Nueva Ola y se convirtió en un compositor más maduro, al que no le asustaba jugar con fórmulas del Tin Pan Alley o de su futuro colaborador Burt Bacharach, el resultado fue el disco 'Imperial Bedroom', una obra donde destacaban canciones como la increíble 'Man out of time', que hablaba del famoso escándalo político del caso Profumo, ‘Beyond belief’, ‘Town cryer’ o el homenaje a Chet Baker en ‘Almost blue’.



King of America

A Elvis II, rey de la nueva ola, le gustaba tanto el country como a Elvis I, rey del rock´n´roll, pero cuando sacó su primer disco, en plena época punk, te miraban raro si sonaba una pedal steel o un banjo. Así el amor de Costello por la música tradicional americana se quedaba siempre entre los descartes (no dejen de escuchar 'Radio Sweetheart' y 'Stranger in the house' en los bonus tracks de 'My aim is true') hasta que se quitó la careta y grabó en 1981 'Almost blue', un disco en el que hacía versiones de gente como Merle Haggard, Charlie Rich o el mismísimo Gram Parsons. Pero no fue hasta 1986 con el magnífico 'King of America' cuando Costello encontró su propia voz dentro del género. Evidentemente, a su décimo disco no se le puede considerar un disco 'country-rock' pero no se encuentra muy alejado de lo que años después se conocería como 'Americana'.



Blood & Chocolate

El año 1986 fue uno de los más brillantes de su carrera. Tras el espléndido 'King of America', donde los Attractions solo participaban en una canción, el británico se volvía a reunir con su banda de toda la vida y su productor más icónico, Nick Lowe. El resultado es una vuelta al Costello más instantáneo y reconocible, volviendo a demostrar que es el letrista más agudo que ha dado el Reino Unido, sirviendo de inspiración para gente como Jarvis Cocker. El mejor ejemplo lo encontramos en 'I want you' donde Costello recrea a la perfección los sentimientos de un hombre engañado por una mujer a la que todavía ama. Miedo, ira, celos, depresión o tristeza recorren una canción que, como en los mejores casos de Costello, trasciende lo que es una canción de amor.



Spike

En 1987 Costello fue contactado por Paul McCartney para escribir alguna canción juntos para su siguiente disco, 'Flowers in the dirt'. La colaboración fue fructífera, con el 'beatle' diciendo que Costello le recordaba a Lennon, y varias canciones se utilizaron para otros discos. En 'Spike' aparecen dos, 'Pads, Paws and Claws' y la mejor del lote, la gloriosa 'Veronica'. Más allá de su colaboración con McCartney el 12º disco de Costello destaca por ser uno de los más variados y por contener uno de los ataques más duros contra Maragret Thatcher que se recuerden, 'Tramp the dirt down', en la que Costello espera no morir demasiado pronto para poder pisotear la tumba de la 'Dama de Hierro'. A veces los deseos se hacen realidad y Costello vio como la canción aparecía en las listas de éxito británicas tras la muerte de Thatcher en abril de 2013.



When I was cruel

En su 19º disco Costello se reúne con dos tercios de los Attractions, Steve Nieve y Pete Thomas, y sustituye al tercero en discordia, Bruce Thomas, por Davey Faragher de Cracker. El resultado le rejuvenece, con el espectacular inicio de '45', que podría aparecer en cualquiera de sus tres primeros discos, la guitarrera 'Tear off Your Own Head (It's a Doll Revolution)', la melodía de 'My little window' o los vientos de 'Episode of blonde', donde vuelve a los ritmos caribeños de 'Watching the detectives', destacando en un disco que le devuelve en su mejor forma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios