www.diariocritico.com
Festival Tomavistas: Australian Blonde y Neuman ponen el broche final
Ampliar

Festival Tomavistas: Australian Blonde y Neuman ponen el broche final

lunes 23 de mayo de 2016, 09:59h
Este domingo terminó el festival Tomavistas con buena nota, con una buena entrada de público y una mejora sustancial del sonido con respecto a la jornada inaugural. El parque Tierno Galván se ha mostrado como un escenario ideal para la celebración de este tipo de eventos con lo que sería una estupenda noticia que el festival tuviera continuidad. En lo musical las grandes estrellas de la tarde noche fueron Australian Blonde y Neuman, aunque el mejor concierto llegó con Luis Brea y el Miedo.
La jornada de puertas abiertas le dio un toque familiar a las primeras horas del festival, haciendo que se acercaran varias familias con sus hijos, una buena idea para acercar a los más jóvenes a la música. A un horario tan poco roquero como las 18:40 comenzó la sorpresa más agradable del festival para el que esto escribe, Luis Brea y el Miedo. Lo bueno de un festival como Tomavistas es que te permite descubrir grupos que no habías escuchado antes. Y las canciones de Brea me hicieron ver que me estaba perdiendo a alguien con talento, como prueba ese 'Automaticamente' que sonó a gloria. Sin duda, la sorpresa favorable del festival.

Después fue el turno de Mucho, el grupo surgido de las cenizas de Sunday Drivers, con tres de sus miembros entre sus filas, pero que se halla musicalmente en las antípodas de las influencias clásicas de los toledanos. Lo de esta banda son los teclados y los sintetizadores por encima de las guitarras, con algún toque de los Daft Punk del 'Random access memories'. Fue un concierto con el que no terminé de conectar hasta ese final en el que me enteré de que "jamoneo" es como se refieren al 'disco-funk' con reminiscencias al Michael Jackson del 'Off the wall', 'Nuevas ruinas' podría pasar por un 'hit' de Pharrell.

El concierto con más afluencia de público de la jornada fue el de Australian Blonde, la nostalgia noventera tira mucho para una audiencia con una media de edad que les hacía ser jóvenes cuando los gijoneses publicaron 'Pizza pop'. El concierto se podría haber llamado el 'show de Paco Loco' y es que el productor más afamado del indie patrio va a su bola, mezclando su estilo a lo J. Mascis a la guitarra con una actuación tipo Leo Bassi. Parecen dos conciertos distintos, por un lado el trío capitaneado por Fran Fernández parece un grupo modosito dispuesto a no llamar la atención, por otro está Paco haciendo un calvo. No fue un concierto para tirar cohetes pero 'Chup chup' sigue demostrando que es el himno generacional definitivo de los años 90.

Por último fue el turno del murciano Paco Neuman y su banda. A pesar de contar con buenas canciones su actuación no me terminó de convencer, su único momento de conexión con el público fueron los 'uuooos' de 'Turn It', esa canción festivalera por excelencia. Ni siquiera la excelente melodía de 'Tell You' llegó a emocionarme en directo. El sonido se acoplaba durante los solos y todo me resultaba bastante frío, en especial, durante los medios tiempos que se hacían interminables.

En conclusión, el Tomavistas ha tenido una buena segunda edición, encontrando el emplazamiento perfecto y logrando un cartel interesante a un precio asequible. Una vez superados los problemas de sonido del primer día, hay que aplaudir también a la organización por haber logrado una puntualidad británica con los horarios de los conciertos. Para próximas ediciones no estaría mal lograr un cabeza de cartel que lograra congregar a más público pero eso ya llegará para una cita que ha supuesto un nuevo estímulo para la música en directo en la capital. Que sean muchos años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios